Orizonia se protege de los acreedores por dudas sobre su venta a Globalia

La IATA permite a la empresa vender billetes aéreos hasta el lunes

La empresa culpa a la compañía de Hidlago de incumplir sus compromisos

Competencia mostró sus dudas a una operación de integración que iba a crear un gigante

El presidente de Globalia, Juan Jose Hidalgo / EFE

Los directivos del conglomerado turístico Orizonia plantearon este viernes ante un juzgado mercantil de Palma una operación de protección sobre su actividad financiera y gestión a la espera de que Competencia se pronuncie sobre su venta a Globalia. La petición reclama un amparo judicial durante cuatro meses para evitar que uno de sus acreedores formule una petición formal de concurso con vistas a mantener la continuidad de la compañía. De momento, sin embargo, ha obligado a la aerolínea del grupo, Orbest, a dejar en tierra algunos vuelos.

Orizonia podrá seguir vendiendo billetes aéreos de su aerolínea Orbest al menos hasta el próximo lunes después de que la IATA haya ampliado el plazo para hacer frente al pago de 15 millones al BSP (el banco que paga los billetes de avión), según fuentes cercanas al grupo.

La empresa fue vendida el 10 de diciembre de 2012 al grupo Globalia que preside Juan José Hidalgo, una transacción que objeta parcialmente la Comisión Nacional de la Competencia. La propiedad de Orizonia está aún en manos de los fondos de inversión y bancos, que soportan su deuda de más de 640 millones.

Orizonia, con sede en el ParcBit de Mallorca, vincula el paso preventivo del preconcurso a la decisión de la Comisión Nacional de la Competencia de retrasar la ejecución de la compra de la compañía por parte de Globalia.

La empresa negocia desde hace semanas un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) con la plantilla, unas 5.000 personas, con una reducción de jornada y retribuciones del 25%, durante dos años.

Orizonia, con problemas serios de tesorería desde hace meses, situó a su compradora en un plano de responsabilidad indirecta por la nueva situación. El grupo de Juan José Hidalgo no habría querido asumir el compromiso del “levantamiento”, un paso previo a la autorización provisional de la Comisión de la Competencia, para evitar retrasar el visto bueno a la integración.

Orizonia cree que el grupo de Hidalgo “ha desatendido los compromisos asumidos en los acuerdos entre ambas compañías y la banca acreedora”. Los asesores jurídicos de Orizonia analizan las responsabilidades de los anunciados compradores y muestran “perplejidad” por el procedimiento de Competencia.

Por otra parte se aseguró que “pese a la complejidad” de la situación creada “se espera operar con la máxima normalidad”, con las agencias abiertas. Distintas páginas web del grupo quedaron paralizadas. La tarde del viernes representantes de los trabajadores reclamaron a la dirección en Palma respuestas sobre la continuidad de la empresa. La plantilla da por rotas las relaciones entre Orizonia y el grupo de Hidalgo. Hidalgo pactó con los bancos una quita del 87% de la deuda de Orizonia. Al concretarse la operación, el empresario salmantino anticipó 15 millones a su antigua competidora para evitar el bloqueo de su actividad y, en especial, asegurar el pago de las nóminas. La aportación total de capital prevista por Globalia se eleva a 60 millones.

Orizonia concentró las marcas y servicios de la empresa madre Viajes Iberia (hoy Vibo) que adquirió a la familia mallorquina Fluxá (Camper, Lotuse e Iberostar) por 900 millones de euros. No obstante, sus problemas financieros acabaron dejándola bajo control de los fondos Carly le y Vista Capital, así como en manos de 11 bancos acreedores: Santander, BBVA y Bankia entre ellos. Globalia defiende que “ha cumplido todos los compromisos adquiridos” pero rechaza seguir poniendo más dinero “mientras no se aclare si la operación va a salir adelante”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

CaixaBank compra la red de Barclays en España

La operación, fijada en 800 millones, eleva la presencia del grupo en Madrid

Las nuevas inmobiliarias animan el mercado

Las compras de las socimi alcanzan los 1.600 millones en lo que va de año

Telefónica puja por Brasil

Ramón Muñoz Madrid

El grupo de Alierta aspira con la compra de GVT a liderar el mayor mercado latinoamericano, desplazando a Slim

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana