Selecciona Edición
Iniciar sesión

Industria solo salva del último recorte una planta solar apadrinada por EEUU

El Gobierno mantiene la retribución a la central que según Wikileaks respaldaba Washington

El Ejecutivo del PSOE le creó en 2010 un concurso a medida de la firma de California

Central termosolar en el desierto de Mojave, en California.

El Ministerio de Industria ha salvado del recorte a las renovables publicado por el Boletín Oficial del Estado el sábado la central termosolar en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en la que participa la empresa de California Solar Reserve. Esta firma tenía el apoyo de la Embajada de EE UU en Madrid, según los cables de Wikileaks. En 2010, y fuera de plazo, el Gobierno del PSOE le creó un concurso que encajaba perfectamente con el proyecto. Acciona y Sener, que presentaron mejor oferta económica y tecnológica, recurrieron a la Audiencia Nacional. Este diario intentó ayer, sin éxito, obtener la versión de Industria.

La central termosolar que la empresa Solar Reserve proyecta en Ciudad Real ocupó parte de las conversaciones entre el embajador de EE UU en Madrid, Alan Solomont, y el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián. En 2010, según un cable de la embajada a Washington, “el embajador enfatizó la importancia que le daba a que el Gobierno de España considerase favorablemente dos proyectos solares”. Se trata de las inversiones de Florida Power & Light, que levanta dos plantas en Extremadura, y de Solar Reserve, que se quedó fuera del gran concurso termosolar por presentarse fuera de plazo y con una potencia superior a la permitida. Entonces los responsables del ministerio apuntaron que había una burbuja termosolar y que sería difícil encontrarle acomodo.

Sin embargo, en noviembre de ese año, Industria convocó un concurso de I+D en el que abría la mano a una nueva central. Las termosolares son enormes plantas que concentran el sol con espejos y que conllevan una inversión de unos 300 millones. Solar Reserve concurrió asociada al 50% con la española Preneal y su principal competidor fue una planta que promovían Acciona y Sener en Badajoz y que hibridaba termosolar con biomasa.

Acciona ofertó una rebaja de la prima del 20% y obtuvo los 400 puntos económicos. Solar Reserve, con su rebaja del 15%, consiguió 300. En la tecnología, Acciona consiguió 390 puntos de los 400 posibles, y Solar Reserve, 329. En el apartado administrativo —tener papeles antes del concurso—, Acciona consiguió cero puntos, y Solar Reserve, 200. Gracias a eso Solar Reserve ganó con 829,30 puntos frente a 790,18. Acciona y Sener recurrieron a la Audiencia Nacional tanto la convocatoria como la resolución.

La instalación de Solar Reserve sí deberá pagar el impuesto del 7% a la generación

Tras perder, las empresas españolas presentaron el proyecto a la Comisión Europea, que en diciembre pasado decidió concederle 70 millones de subvención. Sin prima, la planta no es viable y España perdería los fondos.

La termosolar salvó con acuerdo los recortes del Gobierno en 2010. Sin embargo, en 2012, el Ejecutivo les eliminó la prima equivalente que usaban por quemar gas. Después, la ley de fiscalidad energética les impuso un impuesto del 7%, y el pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobó un nuevo recorte: las plantas tendrán que ir al mercado o a la tarifa regulada (se suprime la opción más ventajosa, la de mercado más prima) y se aplica un nuevo cálculo de la inflación que en la práctica reduce la retribución. Acciona cayó ese día casi un 13% en Bolsa. Sumado, supone un recorte del 30%, según las empresas.

Sin embargo, el decreto ley publicado el sábado establece una excepción para “las instalaciones de tecnología solar termoeléctrica adjudicatarias del régimen previsto en la disposición adicional tercera del decreto 1.565/2010”. La única a la que afecta es la de Solar Reserve, ya que Industria no llegó a adjudicar otras plantas experimentales más pequeñas.

El texto aprobado por Industria le mantiene la posibilidad de mercado más la prima (lo que supone una retribución un 10% superior al resto de plantas, según fuentes del sector) y no le aplica el nuevo cálculo de actualización del IPC, con lo que crecerá durante 25 años. Sí tendrán el recorte aprobado el año pasado por usar gas y el gravamen del 7% que tiene toda la generación eléctrica.

Solomont ha defendido en público —y especialmente en privado— las inversiones de EE UU en renovables en España. Según uno de los cables, Solomont recordó que “compañías españolas fueron las que más fondos recibieron del plan de estímulo de renovables de EE UU”, y el ministerio temió represalias. Firmas españolas como Acciona, Iberdrola o Abengoa han recibido grandes garantías públicas en EE UU.

La embajada no quiso ayer comentar la noticia. Fuentes del sector que piden el anonimato para no quedar mal con EE UU dicen que la Embajada en Madrid ha apoyado a Solar Reserve y a todo el sector, y explican la decisión de Industria en “el poder de Solomont”.

El vicepresidente de Solar Reserve, Alistair Jessop, afirmó en un correo el 22 de enero que su empresa seguía comprometida con el proyecto “a pesar de los cambios en la regulación de las energías renovables y los impuestos”. Según Jessop, la central creará

650 empleos directos, más de 4.000 indirectos, y usará “la tecnología de torre más avanzada del mundo”. Este diario intentó ayer, sin éxito, contactar con Jessop. La suya será previsiblemente, junto con el proyecto hidroeólico de El Hierro, la única planta que sorteará la moratoria renovable.

Movimiento en las embajadas

Con cada recorte de primas a las renovables hay movimiento en una serie de embajadas en Madrid. Solo en energía termosolar, hay inversiones de fondos “de países como EE UU, Alemania, Japón, Francia, Emiratos Árabes...”, como señaló ayer la patronal, Protemosolar, en un comunicado. Las presiones para garantizar la retribución y las alegaciones contra la quiebra de “la seguridad jurídica” han sido constantes.

En octubre de 2011, el Rey inauguró en Sevilla la planta termosolar de Torresol junto al jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan, príncipe heredero de Abu Dabi. La empresa Masdar, del fondo soberano de Abu Dabi Mubadela es dueña del 40% de tres plantas en Andalucía. El resto es de la española Sener. Cuando poco después de la inauguración comenzaron las bajadas de primas, el fondo soberano pidió por carta al Rey que mediara, según fuentes conocedoras de la negociación. La Casa del Rey no quiso comentar la noticia.

El presidente de Torresol, Enrique de Sendagorta, lamentó ayer el perjuicio que el recorte causa “no solo a los inversores extranjeros sino también a los españoles”. De Sendagorta destacó que su grupo había conseguido socios de Emiratos para invertir 960 millones con “unas reglas muy definidas”. “Después llega la crisis y hay que hacer ajustes, algo que entendemos, pero es que [con el Gobierno] el diálogo brilla por su ausencia”. De Sendagorta cifra el impacto de los recortes del último año en “un 31%-32% de la cuenta de resultados”.

Además de fondos de EE UU y del Golfo, inversores suizos tienen intereses en dos plantas en Murcia y la japonesa Mitsubishi compró en 2011 el 15% del negocio termosolar de Acciona. FCC tiene como socio a Mitsui en una de las centrales.