El mercado laboral arranca el año con la destrucción de 8.500 empleos al día

La ocupación baja en 263.243 puestos de trabajo, hasta los 16,1 millones de afiliados

El paro registrado sube en 132.055 personas, hasta superar los 4,98 millones

2013 empieza como 2012, como 2011, como 2010... destruyendo empleo a marchas forzadas. El desplome laboral sigue: en enero se esfumaron casi 8.500 trabajos al día que dejaron la afiliación (16,179 millones de cotizantes) en los niveles de 2002. Cae el empleo sube el paro. El mes pasado se cumplió la ecuación, se registraron 132.055 desempleados más, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo. La subida empujó la estadística del paro registrado al borde de los cinco millones y marcó el enésimo récord de la serie histórica.

El desplome del mercado laboral también castiga las cuentas públicas. Y en 2012 lo hizo por encima de lo previsto por el Gobierno. El gasto en protección por desempleo subió en todo el año a 31.706 millones, unos 3.200 millones por encima de lo presupuestado por el Ejecutivo, que erró al calcular la caída del empleo y la duración de las prestaciones. La factura subió tanto el año pasado que se ha quedado apenas a 500 millones de igualar la que hubo que afrontar en 2010.

Y, a pesar de esto, el seguro contra el paro deja sin cobertura a cada vez más gente. El mal estado del mercado laboral no da oportunidades de colocación a los parados que agotan las prestaciones y los subsidios. Así se explica que la tasa de cobertura de protección cayera al 64% en diciembre, muy lejos del 80% de comienzos de 2010, pese a que el gasto total de aquel año fue muy similar al de 2012.

La otra consecuencia presupuestaria del desplome laboral llega por el lado de los ingresos. Al haber menos cotizantes se recauda menos por cuotas sociales. Entre tanto, el gasto no deja de aumentar por el mayor número de pensionistas. Y así, atrapado entre la malísima coyuntura económico laboral y la ineludible estructura demográfica, el sistema de pensiones incurrió el año pasado en un déficit de 5.800 millones, según la cifra provisional adelantada el lunes por el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. Al anunciar este resultado, Burgos dejó claro qué parte del déficit total de la Seguridad Social le corresponde al sistema de pensiones.

Explicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la semana pasada que el déficit de todas las administraciones de la Seguridad Social —sistema de pensiones, seguro de desempleo y fondo de garantía salarial— ascendió el año pasado a unos 10.500 millones, un 1% del PIB. Por tanto, conocido el desfase anunciado por Burgos, el resto hay que atribuirlo al Servicio Público de Empleo y al Fogasa.

Sin avances en el plan juvenil

El Gobierno se reunió con los sindicatos y los empresarios para avanzar en las negociaciones de un plan de empleo juvenil que haga frente a uno de los problemas más acuciantes del mercado laboral español: el 55% de paro entre los menores de 25 años. Las conversaciones están bastante avanzadas tras una veintena de reuniones y los agentes sociales esperaban que los responsables de Empleo les informaran de los recursos globales con los que contará el plan, pero según apuntan varias fuentes presentes en la reunión ese anuncio no llegó.

“Hemos tratado temas parciales, pero no ha habido una presentación del dinero total que pretende invertir el Gobierno”, explica una fuente. Explicó Empleo que el plan constará de 100 medidas de las que 15 serán de choque, entre estas está la cuota de 50 euros en contingencias comunes para los menores de 30 años que se conviertan en autónomos, medida sobre la que tampoco hubo concreción presupuestaria. Lo que sí hizo el Ejecutivo es poner una nueva medida sobre la mesa: una bonificación para los contratos indefinidos iniciales que firmen las empresas de nueve trabajadores o menos y los autónomos.

Hay un dato que explica por sí mismo el crecimiento de los números rojos en la Seguridad Social: el número de cotizantes con empleo por cada pensionista. En enero se situó en 1,96, la ratio más baja desde 1997. La relación crece hasta los 2,31 cotizantes por pensionista si se tienen en cuenta a los desempleados, por los que paga la cuota el Servicio Público de Empleo.

El mes pasado se acabó la ligera que suele traer el mercado laboral español la campaña navideña. La caída de la afiliación mensual en ramas como la hostelería (-26.618) o en el comercio (-38.915) lo atestiguan, también la bajada en el régimen agrario.

Puestos a buscar un dato esperanzador en el primer mes del año, probablemente venga por el lado de la contratación. Creció tanto la temporal como la indefinida, incluso creció mucho más esta última. Los 100.609 compromisos fijos rubricados en enero suponen en 28,39% más que en el mismo mes del año anterior.

Analizados los datos, UGT reclamó “un giro de 180 grados en el planteamiento de las políticas económicas para que se basen en el crecimiento”. En la misma linea reaccionó CC OO, aunque completó la demanda con una reforma fiscal y financiera que complete el círculo. Por su parte, la patronal recalcó “la necesidad de incentivar la actividad económica, suprimiendo el encarecimiento de algunos costes, de propiciar una simplificación normativa y de impulsar iniciativas adicionales que apoyen a las empresas”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Los BRIC ya no son estrellas

El frenazo de los emergentes y la mejora de los desarrollados marcan un punto de inflexión en la crisis

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana