Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro juvenil español acapara la atención de los líderes europeos

Rehn afirma estar "muy preocupado" por los problemas de quienes entran en el mercado laboral

El líder de la Eurocámara pide a Báñez un compromiso de crear empleo a cambio de la rebaja

El vicepresidente de la Comisión, Olli Rehn.
El vicepresidente de la Comisión, Olli Rehn. AFP

El jueves fue la canciller alemana, Angela Merkel, quien señaló al paro juvenil español como uno de los grandes problemas de Europa y este lunes ha sido el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Economía, Olli Rehn, quien ha dejado en evidencia que el tema preocupa más allá de las fronteras españolas. Durante un acto en Madrid, Rehn se ha mostrado "muy preocupado" por el aumento del desempleo, sobre todo de quienes se incorporan al mercado laboral, aunque ha dicho ser "consciente" de que se están tomando "medidas para el crecimiento y el ajuste fiscal".

En declaraciones a los medios antes de participar en la cumbre de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Rehn aseguró que hablaría más en profundidad de estas preocupaciones en las comparecencias que celebraría en la propia reunión sindical, y, más tarde, en la rueda de prensa que dio tras su reunión con el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La tasa de paro entre los menores de 25 años en España supera el 55%, un nivel desconocido desde que hay estadísticas comparables. Esto significa que una de cada dos jóvenes no tiene trabajo. En total, la última Encuesta de Población Activa refleja que hay 930.200 de ellos sin empleo. Además, en una peligrosa derivada de la falta de oportunidades para tan siquiera empezar su carrera profesional, muchos jóvenes, entre los que hay un gran número de trabajadores cualificados, están optando por abandonar el país.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que también ha participado en el 40 aniversario de la CES, ha avisado de que la rebaja de cotizaciones a emprendedores hasta 50 euros durante seis meses, anunciada este lunes por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, estará "muy bien" siempre que se acompañe de un "compromiso vinculante" de creación de puestos de trabajo para jóvenes.

"Lo que no se puede ser es por un lado dejar de pagar cotizaciones y que luego no se genere empleo", ha señalado. Su argumento es que es "absolutamente necesario que haya una combinación de disciplina presupuestaria y de estrategia de crecimiento". Más concretamente, ha apostado por desarrollar "inversiones puntuales", especialmente en el sector de las infraestructuras, para luchar contra el desempleo juvenil.

En opinión de este eurodiputado socialista, es una "vergüenza" y "totalmente inaceptable" que en países europeos, como España, una de cada dos jóvenes no encuentre trabajo y ante esta situación ha demandado más presencia de los sindicatos en la UE.

Más tarde, tras una reunión con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Schulz ha ido más allá y ha pedido "de forma inmediata" una directiva europea contra el desempleo entre los menores de 25 años "para que no se pierda una generación entera". Según el presidente del Parlamento Europeo, si la democracia no ofrece sino "desesperanza" a los jóvenes, no es extraño que "pierdan la fe" en el sistema.

Schulz ha criticado que se destinen "cientos de miles de millones para salvar el sistema bancario y no se hable de los millones necesarios para crear empleo", y ha alertado que, si no se toman medidas, la "UE puede fracasar".

Junto a Merkel, Rehn o Schulz, el propio presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, también ha criticado en el pasado el nivel de paro juvenil, al que calificó de "escándalo".

Más información