Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
JESUS TERCIADO / PRESIDENTE DE CEPYME

“Sin la reforma laboral, el paro habría crecido aún más”

El vicepresidente de la CEOE cree que la ocupación mejorará a lo largo de 2013

Jesús Terciado, presidente de Cepyme, en una foto de archivo.
Jesús Terciado, presidente de Cepyme, en una foto de archivo.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado, ha indicado que las pymes también sufren "especialmente" la crisis. A pesar de eso, el también vicepresidente de la CEOE afirma que la reforma laboral está teniendo "efectos positivos" sobre el mercado de trabajo

Pregunta: Casi seis millones de parados y subiendo. ¿Cuánto tiempo puede España aguantar esta situación?

Respuesta: Los datos facilitados por el INE efectivamente son negativos en términos de empleo y el reflejo de la prolongación de unas condiciones de la actividad especialmente adversas para la economía española. Ahora bien, más que plantear cuál es nuestra capacidad de resistencia, nos hemos de preocupar por hacer todo el esfuerzo posible para revertir esta situación.

P:  ¿Cuándo veremos que cambia la situación, y no de forma estacional?

R: Un análisis más detallado de los resultados de la EPA nos permite vislumbrar algunas señales que refuerzan nuestro escenario central de previsiones para 2013. En este sentido, el empleo a finales del pasado año estabilizó su ritmo de caída y conforme vaya reactivándose la actividad empresarial a lo largo de este año, iremos viendo datos menos negativos de la ocupación. Todo parece indicar que a finales de este ejercicio estarán sentadas las bases para una reactivación del empleo.

P: ¿Han hecho ustedes, en la parte de responsabilidad que les toca, todo lo que podían? ¿Podían haber hecho algo más?

Respuesta: Sin duda, esta situación de crisis está teniendo un negativo impacto, también, sobre la actividad empresarial, especialmente sobre las pequeñas y medianas empresas. Desde que afrontamos los primeros embates de la crisis hace ya más de cinco años, aproximadamente 260.000 empresas han dejado su actividad. Los últimos datos de la EPA reflejan que casi 50.000 empresarios con asalariados tuvieron que cerrar en el último trimestre del pasado año. La drástica caída de la demanda interna y las fuertes restricciones de la financiación están impidiendo que las empresas de menor dimensión generen actividad, renta y empleo.

Desde el principio de la crisis han tenido que cerrar 260.000 empresas"

Jesús Terciado

P: Tampoco la última reforma laboral ha parado el deterioro del empleo, ¿por qué?

R: La reforma laboral está teniendo algunos efectos positivos sobre el mercado de trabajo. La flexibilización de las condiciones de trabajo está permitiendo que por ejemplo, la caída de la ocupación durante el último trimestre no fuera de mayor envergadura, gracias al empleo a tiempo parcial. De igual forma, está modulando las condiciones salariales permitiendo alcanzar mayores cotas de competitividad y por tanto mejorando nuestra capacidad de exportar y ganar cuotas en los mercados. Sin estas premisas, el ajuste de la actividad económica y del empleo durante el pasado año aún sería superior.

P: ¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué es lo más urgente?

R:  Lo fundamental es la recomponer la confianza del conjunto de agentes. Esto se consigue reforzando la credibilidad en la consecución de los objetivos marcados y nuestra solvencia. Para ello, debemos perseverar en el ajuste del déficit y en reducir nuestro endeudamiento. Todo ello redundará en una mejora de las condiciones de financiación. Esta necesidad perentoria para las pymes se debe completar junto a un conjunto de reformas estructurales que quedan pendientes, estas son, la ley de emprendedores, ley de reforma de las administraciones públicas, ley de unidad de mercado, así como las políticas de competitividad a través de la innovación e internacionalización.