La moneda del billón de dólares

Paul Krugman se suma a quienes proponen que el Gobierno de EE UU emita una multimillonaria moneda de platino con la que sortear el techo de deuda

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, entrando en el Capitolio, en una imagen de 2012 / REUTERS

Se evitó el precipicio fiscal a tiempo, pero Estados Unidos se enfrenta a otro reto inmediato por culpa del circo político en Washington: la deuda federal roza ya el límite legal establecido por el Congreso. Para evitar una situación de impago y la parálisis total del Gobierno federal, cobra forma una petición para que el Tesoro acuñe una moneda de platino por valor de un billón de dólares (unos 750.000 millones de euros), que estaría a buen recaudo de la Reserva Federal, la cual daría liquidez a la Administración con esa garantía.

La petición a la Casa Blanca cuenta con 6.250 firmantes, entre ellos el economista Paul Krugman, que el pasado lunes apoyó la iniciativa en The New York Times. Dice que permitiría evitar las consecuencias inminentes del choque ideológico entre demócratas y republicanos, el mismo que llevó a Standard & Poor’s a retirar en agosto de 2011 la máxima nota de solvencia a la deuda soberana estadounidense.

Krugman propone que en el metal figure la efigie del líder republicano

Para que la Administración que preside Barack Obama pueda pronunciarse sobre la petición, debe recabar 25.000 firmas antes del 2 de febrero. Como explican sus defensores, esta solución al techo de la deuda es “rápida” y “simple”. Y aunque muchos pueden verla como una medida innecesaria y extrema, señalan, “no es más absurda que jugar a hacer política poniendo en riesgo la economía de EE UU y la global”.

Krugman cree que es una opción que el presidente Obama debe considerar, por tonta que parezca. “La otra alternativa es igualmente estúpida y puede ser desastrosa”. Así lo considera el representante neoyorquino Jerrold Nadler, uno de los políticos que está haciendo más campaña por la moneda del billón, bajo el argumento de que dará al Tesoro los recursos para pagar sus deudas si no se eleva el techo a tiempo.

El límite de endeudamiento, fijado ahora en los 16,4 billones, se rebasará previsiblemente entre mediados de febrero y mediados de marzo. Este techo establecido por el Congreso trata de contener la capacidad del Gobierno para gastar. Suele ampliarse sin problemas. Pero el mismo debate se vivió en el verano de 2011. La legislación federal también permite, por una puerta trasera pensada para los coleccionistas, que el Tesoro acuñe monedas de platino en la denominación y tamaño que considere.

641 millones de onzas de platino

Para imprimir dinero en esa denominación, harían falta en teoría 641 millones de onzas de platino. Al precio al que cotiza el preciado metal eso equivaldría a una única moneda con un peso de unos 20 millones de kilos. Pero en la práctica el Tío Sam no tendría que llegar a tanto, ya que el Tesoro tiene autoridad legal para poner el valor facial que considere en una moneda. Otra cosa es ver cómo esa pieza depositada en las arcas de la Fed afectaría a la independencia de la autoridad monetaria.

Los republicanos están en contra, porque lo ven como otra forma de deuda y una pretensión de hacer ver que se es solvente. Greg Walden, representante por Oregón, se apresuró al introducir una propuesta legal para prohibir una alternativa que considera “absurda y peligrosa”. “Mi mujer y yo tenemos una pequeña empresa desde 1986. Cuando toca pagar las facturas, no podemos acuñar una moneda para crear más dinero del aire. Nos sentamos y tratamos de ver cómo equilibrar las cuentas”.

La idea es usar una excepción prevista para coleccionistas numismáticos

John Boehner, el líder de los conservadores en la Cámara de Representantes, la ridiculiza recordando que esta idea ya apareció en un episodio de los Simpsons. Krugman ha contratacado pidiendo que sea la efigie de Boehmer la que figure en la moneda: “Sin él y sus colegas, esto no sería necesario”, alega. Los blogs y Twitter también mantienen un intenso debate sobre el asunto, mientras se especula sobre el momento en el que Timothy Geithner soltará la cartera del Tesoro y con el nombre de su potencial sucesor. Jack Lew, actual jefe de Gabinete de la Casa Blanca, es el principal contendiente.

Geithner pidió repetidamente al Congreso a lo largo de su mandato que dejara de poner límites al dinero que el Gobierno puede pedir prestado, y que lo elevara al infinito para evitar este tipo de debates y eliminar elementos de incertidumbre. Considera que el recurso al impago de la deuda como un arma política no debe ser una opción estratégica para ningún partido. Obama, sin embargo, se opuso a elevar ese techo cuando era senador por Illinois.

La salida del responsable del Tesoro podría complicar el debate sobre la deuda y la negociación presupuestaria en general. Su departamento ya está adoptando medidas extremas para retrasar al máximo en el calendario una situación de impago. Como señalan en Wall Street, la Casa Blanca podrá contener la situación durante un par de meses. En el parqué ya ponen la fecha del próximo precipicio fiscal en el 1 de marzo. Geithner asumió el cargo en plena crisis financiera, y se irá previsiblemente a final de enero en plena crisis fiscal.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

13437

2º Premio

92845

3º Premio

-----

4º Premio

  • 07617
  • 67009

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • 67924
  • 52028

Comprueba tu número

Buscador de números tomados a oído.

ESCUCHA EL SORTEO ENSER

Patrocinio

OpenbankAdvertisement
Avatar
Periodista en Nueva York

Últimas noticias

Ver todo el día

“Nos ha pillado de sorpresa”

Lluís Masset, socio de la administración 2 de Sitges, explica que se ha enterado del que ha repartido el quinto premio por la televisión

Iberdrola sustituirá 80.000 contadores de Gipuzkoa en 2015

EP

El proyecto Bidelek Sareak contempla una inversión de 13 millones para desplegar redes eléctricas inteligentes en el territorio

Siete décimos del segundo premio vendidos en Euskadi

Vitoria, San Sebastián, Nanclares, Urretxu, Ondarroa, Amorebieta y Orduña reparten 875000 euros en total

Los lloros y sonrisas de Marguette

La misma niña que lloró por trabarse en un número ha cantado el segundo y un quinto

IMPRESCINDIBLES

Las cartas entre Trichet y Zapatero

Claudi Pérez / Carmen Pérez-Lanzac Bruselas / Madrid

Trichet reclamó recortes y el expresidente atendió las exigencias con condiciones

100 días de vértigo en el Santander

Ana Botín ha cambiado la dirección y el consejo. Se centra en que el banco sea más rentable en Brasil, México y EE UU, mientras sopesa el futuro del dividendo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana