El ajuste de la deuda externa se acelera

La economía española aligeró en 45.000 millones el endeudamiento con el resto del mundo

El descenso registrado en el tercer trimestre es el mayor de la serie estadística

La vertiginosa escalada de la deuda externa, que casi se triplicó en una década, fue el testigo molesto de los excesos de la economía española, de la adicción al crédito de bancos, empresas y particulares. Ahora, con la crisis en todo su apogeo, la deuda externa es una de las medidas de las dificultades que aguardan. Pero entre junio y septiembre de 2012, la economía española logró rebajar esa medida en más de 45.000 millones de euros, de 1,795 a 1,750 billones, el mayor bocado al endeudamiento con el exterior en la serie que compila el Banco de España desde 2002.

El significativo recorte que evidencian las estadísticas del supervisor financiero solo es, en el mejor de los casos, el inicio del camino. Porque en el segundo trimestre de 2012, la deuda de la economía española con el resto del mundo merodeaba aún el 170% del PIB, el nivel máximo de deuda externa ya alcanzado a principios de 2010. Entre junio y septiembre de 2012, esa proporción disminuyó al 165,7% del PIB español.

También ha mejorado en los últimos trimestres la posición de inversión internacional de España, que contrasta el volumen de deuda externa con el valor de los activos de la economía española en el exterior, que ronda ahora el 90,5% del PIB, cuando llegó a alcanzar el 93,5% del PIB.

Tras hacer cumbre a principios de 2010, el volumen de deuda externa también disminuyó aquel año, aunque no se registraron caídas tan significativas como las del verano de 2012. En 2010, en aquel primer recorte del endeudamiento con el resto del mundo se combinaron los efímeros indicios de recuperación tras la Gran Recesión y la necesidad imperiosa de rebajar la dependencia del crédito externo. Esa necesidad guía también ahora el descenso de la deuda externa, pero en condiciones bien distintas: la economía española ha vuelto a entrar en recesión y el menor recurso a la financiación exterior se produce en paralelo a un tijeretazo del crédito a familias y empresas.

La clave del recorte de la deuda externa durante el verano de 2012 está en el sector financiero. La banca española elevó su crédito a empresas y familias mucho más allá de lo que le cubrían sus depósitos, para lo que recurrió a la financiación exterior. El colapso del mercado interbancario nacional durante la crisis elevó aún más esa dependencia para refinanciar operaciones de endeudamiento a corto plazo, que financiaban créditos a plazos superiores. Y cuando los mercados se cerraron a la banca española, fue el Banco Central Europeo (BCE) el que asumió buena parte de esa financiación, que en las estadísticas se reflejan como depósitos del exterior en el Banco de España.

Los bancos explican la caída del pasivo, que pasa del 170% al 166% del PIB en un trimestre

Entre el segundo y tercer trimestre, el endeudamiento de la banca española con el exterior, incluido el que asume el Banco Central Europeo, disminuyó en 58.000 millones, para rozar los 940.000 millones. Es otro indicio de que el rescate europeo ha acelerado la reestructuración del sector financiero, que los bancos saldan toda la deuda que pueden, sin hacer nuevas operaciones, y que eso confluye en un descenso anual del crédito superior al 5%, combustible para otra recesión.

Familias y, sobre todo, empresas (que recurren en mucha mayor medida a esta vía) también aligeran su dependencia de la financiación exterior. Pero aquí no hay novedad: desde que estalló la crisis financiera internacional, en septiembre de 2008, el endeudamiento externo de las compañías españolas ha pasado de medio billón de euros a 377.000 millones, un nítido indicador del cierre de los mercados internacionales.

En el caso de las Administraciones Públicas, la deuda externa aumenta en 17.000 millones del segundo al tercer trimestre de 2012. Pero este repunte, también, tiene una lectura positiva: refleja el aumento de confianza de los inversores internacionales en la deuda pública española, tras el compromiso del Banco Central Europeo a respaldarla en caso de que el Estado español pida un rescate al resto del Eurogrupo.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El Estado solo recupera el 4% de las ayudas a la banca

Amanda Mars Madrid

La mitad del capital público inyectado ya se da definitivamente por perdido

El BBVA reducirá un 40% los costes de Catalunya Banc

El banco comprador gastará 450 millones en la reestructuración

La caja que se tragó el ladrillo

Lluís Pellicer Barcelona

Caixa Catalunya invirtió más de 4.500 millones en una gran promotora

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana