Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno quiere publicar una lista con los mayores defraudadores a Hacienda

La medida podría entrar en funcionamiento durante el primer semestre del año

El Gobierno de Adolfo Suárez con UCD ya publicó listas de defraudadores

Montoro ha recordado que esto se hace en otros países de la UE como el Reino Unido o Irlanda

El ministro dice en el Senado: "No puedo entender tanto sigilo y cautela"

Tras el fiasco de la amnistía fiscal, el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció este jueves que pretende crear una lista pública con los principales defraudadores y morosos con el fisco. Para ello el Gobierno “está estudiando” adaptar la normativa vigente, según avanzó el ministro en el pleno del Senado donde se aprobaron los Presupuestos de 2013 y las medidas tributarias que lo acompañan.

La confección de la lista plantea varias dificultades para Hacienda. La primera es definir “los parámetros objetivos que mejor pudieran servir para configurar tanto el listado como la identificación y la publicidad de los mayores defraudadores y morosos”, según detalló Montoro. En Hacienda insisten en que no es fácil discernir entre evasor y gran evasor. El Código Penal considera delito fiscal al fraude superior a 120.000 euros, pero fuentes del ministerio explican que no se han fijado en esa referencia para confeccionar la lista de grandes infractores.

El servicio jurídico del ministerio de Hacienda está analizando que normas habría que modificar. En primer lugar habría que retocar el artículo 95 de la Ley General Tributaria que establece el "carácter reservado de los datos con trascendencia tributaria". Este artículo señala que todos los "datos, informes o antecedentes obtenidos por la Administración tributaria en el desempeño de sus funciones tienen carácter reservado". Y añade: "solo podrán ser utilizados para la efectiva aplicación de los tributos o recursos cuya gestión tenga encomendada y para la imposición de las sanciones que procedan, sin que puedan ser cedidos o comunicados a terceros". Pero en Hacienda no descartan cambios en otras leyes que afectan a impuestos concretos. Tampoco está decidido como dar publicidad a los infractores identificados como grandes defraudadores. La lista negra estará disponible en la página web de Hacienda, pero el Gobierno estudia otras formas de publicidad.

Una medida para 2013

La medida podría entrar en funcionamiento durante el primer semestre del año. De hecho, en Hacienda aseguran que llevan semanas estudiando la medida que está inspirada en la experiencia que aplican países como Reino Unido e Irlanda. No obstante, el anuncio de Montoro se produce el día después de advertir a los medios de comunicación críticos con su gestión por sus deudas con Hacienda. “En vez de dar tantas lecciones de ética a través de editoriales lo que tienen que hacer es pagar religiosamente los impuestos en los plazos pertinentes”, proclamó el ministro en el Congreso el pasado miércoles, lo que le acarreó multitud de críticas porque sus palabras sonaron a amenazas. En Hacienda descartan que fuera así e insisten en que el anuncio de este jueves sobre la lista de defraudadores y las declaraciones del ministro sobre los medios de comunicación no tienen nada que ver.

Se trata de que paguen, no se puede decir más claro y en plata"

Cristóbal Montoro

Para justificar el anuncio señaló: “como responsable de la Hacienda pública española no puedo entender tanta cautela ante personas que no merecen la confianza de la sociedad o empresas que no merecen la confianza de los consumidores porque no dan prioridad al pago de los impuestos, que es la forma de garantizar los servicios públicos de los españoles”. Además, indicó que con esta medida el Gobierno espera “estimular la regularización voluntaria, se trata de que pague, no lo puedo decir más claro y más en plata”, dijo el ministro durante su intervención en el Senado. "No puedo entender tanto sigilo y cautela", añadió.

El PSOE se mostró partidario de la medida. Pero el diputado socialista Pedro Saura fue más lejos. “Debería publicar la identidad de los indultados por la amnistía fiscal. Aquellos que han blanqueado su capital pagando solo un 1% o un 2%. Montoro está convirtiendo Hacienda en una fábrica de lavado de dinero”, indicó.

Adolfo Suárez ya tuvo sus listas

El Gobierno de Adolfo Suárez con UCD ya publicó listas de defraudadores. Actualmente podría hacerse público sin necesidad de grandes cambios de legislación. Se necesitaría centralizar los datos de las diferentes fuentes públicas en un sitio web, explican fuentes tributarias, que recuerdan que las deudas de las empresas con Hacienda tienen que estar recogidas en sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Las denuncias de los inspectores enviadas a los juzgados, salvo secreto de sumario, también son públicas. Pero fuentes de la Agencia Tributaria admiten que la medida no es bien vista por los inspectores porque consideran que podría afectar a su trabajo.

El Gobierno se muestra dispuesto a publicar los nombres de los grandes defraudadores pero rechaza desbloquear la lista Falciani. Se trata de una relación, en poder de Hacienda, de más de un centenar de nombres con cuentas corrientes en el banco HSBC en Ginebra. La lista toma el nombre de Hervé Falciani, el informático francoitaliano que copió 130.000 cuentas de supuestos defraudadores mientras trabajó en la sede suiza del HSBC.

El anuncio de Montoro se produce una semana después de conocerse el resultado de la controvertida amnistía fiscal. Hacienda ha ingresado la mitad de lo previsto con esta impopular medida con la que Montoro se ha dejado jirones en su gestión.

El posible impuesto a los depósitos

 Montoro destacó este jueves también en el Senado la creación de un impuesto estatal sobre depósitos de clientes en entidades de crédito a tipo cero para evitar que las comunidades autónomas puedan aplicar uno propio. Este impuesto, según el ministro, trata de evitar distorsiones en el mercado bancario que segmentarían este mercado y limita a Hacienda la capacidad de elevarlo o modificarlo.

De hecho, Montoro ha dicho que estudia la posibilidad de subirlo y establecer un tipo "muy moderado", ya que su finalidad última no será recaudar, sino ordenar el sistema financiero para facilitar el crédito.

Además, el ministro aseguró que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) analizará la manera de compensar a las comunidades que lo aplicaban, como Extremadura, Canarias o Andalucía.