El arquitecto Santiago Calatrava traslada su fortuna a Suiza

Domicilia en Zúrich su sociedad de inversión con 31 millones de fondos que tenía en Madrid

El arquitecto español Santiago Calatrava en Río de Janeiro (Brasil). / EFE

La sociedad familiar Calatrava Family Investments es desde el pasado 23 de noviembre una sociedad de pleno derecho domiciliada en el Cantón de Zúrich, en Suiza. Así lo ha registrado su hija, Robertina María Marta Calatrava, en calidad de administradora solidaria de la empresa al Registro Mercantil, según informó Cinco DíasSegún las cuentas de la sociedad depositados el pasado 7 de diciembre en el Registro Mercantil la sociedad del arquitecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, controla una cartera de inversiones a largo plazo, de la que no da mayores detalles, de 31,7 millones de euros. Una cantidad idéntica a las que las cuentas reflejan manejó en 2010.

En concreto, Calatrava tenía hasta ahora su negocio registrado en Madrid, calle Bravo Murillo, número 53, Escalera B, 6.º D, pero lo traslada a través del Handelsregister des Kantons Zürich, el Registro Mercantil del Cantón de Zúrich, a esta ciudad.

Según publica hoy el BORME, la sociedad unipersonal del arquitecto ha quedado oficialmente inscrita. Se denominará ahora Calatrava Family Investments GmBH. En la sociedad figuran como administradores solidarios los hijos del arquitecto, la citada Robertina Maria Calatrava, ciudadana española desde 2001, y su hijo Alejandro Rafael Calatrava. Su objeto es comprar toda clase de valores mobiliarios nacionales y extranjeros y llevar a cabo la gestión.

Un arquitecto envuelto en polémica

Calatrava es responsable de algunos de los proyectos arquitectónicos más reconocibles de España, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, y sus puentes, museos y óperas están diseminadas por distintas partes del mundo. Cobró 100 millones de euros por la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, unos honorarios que según defendió su estudio, “estaban por debajo de los porcentajes medios para proyectos similares en otros países” y, que además, considerando que facturaba como arquitecto y como ingeniero, “los importes son incluso modestos”.

Las dudas sobre esas obras en Valencia y sus presupuestos han perseguido al arquitecto, ya que su coste se elevó muy por encima de lo presupuestado. Los cambios que los distintos mandatarios valencianos aplicaron sobre el proyecto inicial hicieron que, por ejemplo, el principal edificio del complejo cuadruplicara sus costes, al pasar de cerca de 97 millones de euros (84,3 más IVA) a 434,2 millones, a los que hubo que sumar los 44,3 cobrados por Santiago Calatrava. Además, el Gobierno valenciano, que presidía el popular Francisco Camps, pagó 15 millones de euros a Calatrava por proyectar tres rascacielos en Valencia que, probablemente, nunca se levantarán.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias no es el único proyecto del arquitecto vinculado a las polémicas. Su firma también aparece vinculada a la ópera de Palma, o a un puente en Venecia menos seguro de lo que la administración exigía, y cuyo presupuesto inicial para era de 7,2 millones de euros, pero finalmente se disparó hasta los 11,2 millones. 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Resultados empresariales que recobran el brío

Los beneficios del Ibex 35 crecieron un 10,6% el semestre. Las ventas caen

México inicia su revolución petrolera

Peña Nieto culmina sus reformas al abrir el sector energético a la inversión privada

Juego de tronos en las ‘telecos’ de Brasil

Alierta y Slim se disputan el mercado, con portugueses e italianos de invitados

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana