Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS PORTUGAL

Los bancos portugueses necesitan 474 millones de euros hasta fin de año

Ampliar foto
El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho. EFE/Archivo EFE

Los bancos portugueses necesitan reforzar sus balances con un aumento de provisiones de 474 millones de euros para cubrir la exposición al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria, informó hoy el Banco de Portugal.

En un informe, el banco emisor recordó, no obstante, que esa cifra es ya muy inferior a los 861 millones que las entidades bancarias necesitaban el pasado 30 de junio.

El Banco Comercial Portugués (BCP), el Banco Portugués de Inversiones (BPI), la Caixa Geral de Depósitos (CGD), el Espírito Santo (BES), la Caixa Económica Montepio Geral, el Santander Totta, Rentipar Financeira y el Grupo Crédito Agrícola fueron los bancos analizados por el supervisor bancario.

El impacto de ese refuerzo de provisiones en el índice de solvencia exigido a finales de año es, sin embargo, intrascendente, según la institución, y no comprometerá el mínimo del 10 % de capital "Core Tier 1" que deben tener los bancos lusos.

El Santander Totta, filial del Santander español, aclaró hoy en un comunicado que ya había cubierto el pasado 30 de septiembre las necesidades de dotaciones previstas para el ejercicio.

A pesar de que el sistema financiero portugués no se vio tan afectado por la crisis del sector inmobiliario como el de Irlanda o España, los principales bancos lusos han registrado pérdidas en sus balances por la exposición a los problemas de las deudas soberanas en Europa, sobre todo la de Grecia.

El programa del rescate financiero de Portugal concedido por la UE y el Fondo Monetario Internacional reservó 12.000 millones del total de 78.000 millones de euros para posibles necesidades de capitalización del sector bancario, aunque no se ha llegado a usar ni la mitad.