Los alumnos puntúan al profesor

‘The Economist’ hace el primer ‘ranking’ internacional de docentes a través del voto

de los estudiantes. Las escuelas de negocios españolas colocan en él a 17 candidatos

La suerte está echada. Ya se conocen los nombres de los profesores de administración de empresas mejor valorados del mundo por sus alumnos. El pasado viernes concluyó la primera fase del concurso que ha puesto en marcha The Economist para designar al mejor docente de 2012, al que premiará con 100.000 dólares. Ahora solo queda que el jurado seleccione entre los 10 más votados a los 4 maestros que viajarán a Londres para competir por el sabroso galardón tras impartir una clase que también será votada por los alumnos que la reciban.

Esta novedosa iniciativa que representa el primer ranking global de docentes, no de universidades, escuelas de negocios o programas educativos, “es muy interesante para comprobar el poder de las redes sociales y del alumno, que por primera vez es quien decide. Va a ser una buena reflexión sobre cómo se está trasladando el poder de decisión al usuario final en la economía”, indica Alexis Mavrommatis, profesor de EADA, cuya candidatura al concurso de The Economist ha sido presentada por una antigua alumna del MBA internacional en el que imparte clases: Ekaterina Bozhikova, que hoy trabaja en la filial alemana de Google.

Las universidades de países emergentes desbancan a las de Estados Unidos

Lo primero que sorprende en este ranking es que los puestos más destacados no los ocupan profesores de las universidades y escuelas de negocios que siempre aparecen en los primeros puestos de los listados internacionales más valorados. Ni Harvard, ni Stanford, ni el MIT... Lo encabezan docentes de la Fundaçao Dom Cabral de Brasil, la británica Universidad de Durham y la escuela de negocios sudafricana GIBS. Ninguno de los centros más emblemáticos tiene representante en las diez primeras posiciones.

Los más votados del mundo

1. Rivadávia Neto. Fundaçao Dom Cabral, Brasil

2. Jie Guo. Durham University, Inglaterra

3. Adrian Saville. Gordon Institute of Business Science (GIBS), Sudáfrica

4. Nikhil Zaveri. SEMCOM, India

5. Roy Zuniga. INCAE, Nicaragua-Costa Rica

6. Mark Laplante. The University of Georgia, EE UU

7. Sharadindu Pandey. Gautam Buddha University, India

8. Ranjeet Nambudiri. Indian Institute of Management, India

9. Clinton Longenecker. University of Toledo, EE UU

10. Darren Dahl. University of British Columbia, Canadá

La presencia de profesores de escuelas de negocios españolas en esta lista de 220 candidaturas es destacable. No hay representantes de universidades nacionales, pero sí 17 docentes de IE Business School [que participa con una decena de profesores], IESE [con tres], EADA, OBS Online Business School, Escuela Europea de Negocios y ESIC. Y la valoración que han obtenido por sus alumnos es igualmente reseñable. Tres de ellos figuran entre los 25 mejores profesores del mundo: Jan Simon (IESE), Rafael Pampillón (IE) y Pankaj Ghemawat (IESE). Cinco entre los 50 primeros y 11 entre los 100. De los 17, siete son españoles y solo hay una mujer entre ellos (la escasa presencia femenina es una constante en el conjunto del ranking).

Para Jan Simon, el profesor de IESE más votado, “la iniciativa del concurso tiene mérito, aunque tengo mis dudas sobre la metodología”. Rafael Pampillón, el docente español mejor valorado, coincide en esta impresión con su colega, ya que el listado mezcla a profesores de grado, de MBA y de Executive MBA, explica, “de forma que si impartes clase a muchos alumnos y la institución hace promoción de tu candidatura, resulta más fácil”. De cualquier forma, todos los participantes consultados consideran que la mera candidatura supone un reconocimiento por parte de los estudiantes, además de servir para obtener mayor visibilidad. A la vez que apuntan que los criterios con que se establecen los rankings del sector siempre son subjetivos.

Por eso, qué mejor que preguntar a maestros y pupilos cuáles son los requisitos que ha de reunir el mejor profesor del mundo. Y ahí sí que existen diferencias entre sus opiniones. Empecemos por los alumnos.

Las escuelas de negocios españolas colocan a tres profesores entre los 25 mejores del mundo: Simon, Pampillón y Ghemawat

El alemán Martin Axnick, estudiante del segundo curso del MBA de IESE, opina que el mejor docente del globo (él ha votado por Simon) necesita “experiencia internacional, responsabilidades en su departamento y capacidad de comunicar y conectar con la gente”. Unos ingredientes que repite en parte el estudiante mexicano del mismo programa internacional que cursa en IE, Gerardo Berea. En su opinión, el mejor maestro debe aportar “claridad, pasión y visión universal e interdisciplinar para contextualizar el tema que se trate”. Él ha votado a su profesor Gonzalo Garland porque, “contagia la pasión con la que explica y te motiva para estudiar por tu cuenta”.

Los mejores de las escuelas españolas

1. Jan Simon. IESE. (Puesto 19).
2. Rafael Pampillón. IE Business School (23).
3. Pankaj Ghemawat. IESE (25).
4. Alexis Mavrommatis. EADA (33).
5. Luis Toro. OBS Online Business School (38).
6. Gonzalo Garland. IE Business School (55).
7. José Ignacio Gafo. IE Business School (63).
8. Evgeny Káganer. IESE (73).
9. Alberto Leopoldo. IE Business School (84).
10. Javier Ortego. Escuela Europea de Negocios (89).

Ekaterina Bozhikova, que cursó también este máster hace tres años en EADA, opina, “como la mayoría de mis antiguos compañeros”, que Alexis Mavrommatis es el mejor profesor del mundo porque “contribuye a desarrollar la excelencia de EADA y muchas de sus enseñanzas las utilizo en mi día a día”. Ella cree que un maestro debe conocer profundamente la materia que imparte, explicarla para que personas de distintas nacionalidades y culturas la entiendan y liderar el debate en clase y aportar conclusiones.

Los buenos docentes, como dice Mavrommatis, han de inspirar a sus estudiantes, “para conseguir que la gente vea las cosas de forma diferente o tenga horizontes más amplios. Esa es la clave”, afirma en la creencia de que el estilo académico tradicional ha de cambiar para introducir criterios más emocionales. Como la pasión, el requisito que destaca Jan Simon junto a “la energía sin límites para que el estudiante lo entienda todo”. Gonzalo Garland, de IE Business School, habla de la necesidad de mantener una estructura y un ritmo en la clase para conseguir eso, que el alumno entienda la materia y avance en ella; además de tener sensibilidad y honestidad hacia el estudiante. En definitiva, siguiendo una clase del profesor Pampillón queda claro que las cosas han cambiado. Que hoy la enseñanza es mucho más participativa y centrada, como él dice, “en hacerles fáciles a los estudiantes las cosas difíciles e impulsarles a que pregunten y debatan”. Para Pampillón, la investigación y la humildad del docente son vitales. Sus jóvenes pupilos le consideran el mejor profesor del mundo.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Resultados empresariales que recobran el brío

Los beneficios del Ibex 35 crecieron un 10,6% el semestre. Las ventas caen

México inicia su revolución petrolera

Peña Nieto culmina sus reformas al abrir el sector energético a la inversión privada

Juego de tronos en las ‘telecos’ de Brasil

Alierta y Slim se disputan el mercado, con portugueses e italianos de invitados

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana