ANTONIO BRUFAU | Presidente de Repsol

“Espero que podamos llegar a un acuerdo con Argentina sobre YPF”

“Todo país tiene derecho a nacionalizar, pero con un justiprecio”, dice el presidente de Repsol

“El precio de la gasolina está muy ajustado, el margen es muy bajo”

Brufau, en la nueva sede de Repsol en Madrid. / BERNARDO PÉREZ

Antonio Brufau (Mollerussa, Lleida, 1948) es presidente de Repsol desde 2004. Antes fue socio de Arthur Andersen, director general adjunto de La Caixa y presidente de Gas Natural. En la primera entrevista que concede desde que el Gobierno argentino expropió a Repsol su filial YPF en abril pasado, deja claro que peleará en los tribunales si hace falta para lograr una compensación justa. Sin embargo, las palabras que más repite son acuerdo y negociación. Brufau asegura que las petroleras están haciendo un esfuerzo de reducción de márgenes en España en la venta de gasolinas y también afirma que la relación con los accionistas hoy por hoy no puede ser mejor. El presidente de la compañía explica que se ofrecerán alternativas a los titulares de participaciones preferentes de la compañía que así lo quieran y que propondrá al consejo de la compañía un dividendo a cuenta para dar un euro en el conjunto del ejercicio, con lo que el primer pago sería de 0,50 euros.

Pregunta. ¿Qué posibilidades hay de llegar a un acuerdo con Argentina sobre YPF?

Respuesta. Es muy difícil. Una negociación depende la voluntad de las dos partes y de que ambas reconozcamos el justo valor de lo expropiado. ¿Soy optimista? Más bien razonablemente realista. Vamos a usar todas las vías jurídicas hasta el límite y acudiremos al CIADI cuando lo veamos más conveniente, pero la demanda se puede retirar si hay acuerdo. Espero que seamos conscientes de que esto no es bueno para Repsol, pero sobre todo no lo es para Argentina, y que seamos capaces de llegar a un acuerdo. Las vías jurídicas son el último recurso para conseguir que se reconozca el valor de lo expropiado.

Pregunta. Hay quien dice que tal vez usted, que ha tenido el enfrentamiento con el Gobierno argentino, no sea la persona más indicada para llegar a un acuerdo.

Respuesta. El “hay” no se sabe muy bien qué quiere decir, pero si eso fuese así, no parece muy lógico que la parte que inicia el conflicto sea la que pide que cambien al interlocutor en la negociación. Esto no es un tema personal, sino entre Repsol y el Estado argentino y la prioridad es que esta casa recupere lo que es suyo. Pero si fuese cierto, el día que hayamos recuperado lo que es nuestro, ese mismo día convoco el consejo de administración y le pongo mi cargo a disposición. Ese día.

Pregunta. ¿Se plantea Repsol demandar personalmente a los que han sido responsables de la expropiación?

El Gobierno español estuvo muy encima y me he sentido muy acompañado

Respuesta. Ahora mismo, no vamos a las personas, sino a las instituciones, por ahora no estamos pensando en ello.

Pregunta. ¿En qué momento se rompió la cuerda con Argentina?

Respuesta. Es difícil saberlo. Hasta noviembre de 2011, éramos una de las compañías favoritas de Argentina y de sus autoridades, según lo que decían públicamente. En el último trimestre del año pasado, tras muchos años de esfuerzos, pusimos de manifiesto el gran descubrimiento de crudos y gases no convencionales de Vaca Muerta, que podían representar un nuevo paradigma energético para Argentina. Algo tan positivo ha resultado ser un detonante de la expropiación. Se llevaba mal que fuese una empresa privada, en este caso YPF, la que tuviese la responsabilidad de desarrollar un yacimiento así. Hoy, en YPF solo se habla de Vaca Muerta. Aquí está el origen del problema, en mi opinión. No había otros problemas. Si en noviembre pasado, la presidenta, los ministros o el propio representante del Gobierno en el consejo de YPF decían que todo se estaba haciendo a plena satisfacción del Gobierno, no puedo entender cómo en enero, tras la reelección de la presidenta, pasase lo que pasó.

Pregunta. ¿Hay algo de lo que se arrepienta, algo que podía haber hecho de otra manera?

Respuesta. Lo he pensado mucho. A día de hoy, no se me ocurre qué podíamos haber hecho diferente. Yo estuve tres meses intentando hablar con la presidenta y con los ministros cuando ya se empezaba a ver la crisis. No hubo forma. Seguramente se podrían haber hecho otras cosas, pero a día de hoy, yo no sé qué.

Pregunta. ¿Aprovechó Argentina un momento de debilidad española, con un Gobierno recién llegado?

Respuesta. El Gobierno español estuvo muy encima y me he sentido muy acompañado por él. Tampoco se me ocurre qué más podía haber hecho. La protección de inversiones en el mundo no es fácil. Hay tratados bilaterales y mecanismos de arbitraje, pero no son inmediatos, a diferencia de lo que ocurre con las reglas del comercio internacional. Esta es una reflexión que está haciendo Europa en estos momentos: cómo proteger de forma más eficaz las inversiones con terceros países.

Pregunta. Repsol sigue teniendo una participación del 12% en YPF. ¿Cómo va la compañía?

Los resultados de YPF son el fruto de una decisión equivocada

Respuesta. Sí, somos el primer accionista después del Estado. Queremos actuar de forma profesional. Nuestro representante trata de defender nuestros intereses y los de todos los accionistas minoritarios. La compañía no va muy bien. La cotización ha caído de 18.000 a 3.000 o 4.000 millones de dólares, lo que muestra que el mundo no está viendo bien lo que ha hecho Argentina con YPF. Cuando se analizan las inversiones o la producción, está por debajo que en el pasado. Y la cuenta de resultados también queda muy perjudicada cuando se confunde lo público con lo privado. Son los frutos de una decisión absolutamente equivocada. Había otras soluciones a través de la negociación.

Pregunta. ¿En qué otros países percibe Repsol riesgo para sus inversiones?

Respuesta. Estamos en más de 30 países y hemos visto muchos procesos de nacionalización o renegociación en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia, en Libia.... En todos estos casos nos hemos sentado en una mesa a negociar y hemos llegado siempre a acuerdos satisfactorios. Para Repsol no es nuevo sentarse a negociar. Tenemos una premisa básica, que es el respeto al entorno y a las autoridades de los países que nos invitan. Nos consideramos invitados en cada país y, por tanto, cuando un país que te ha invitado a trabajar con ellos, a compartir el futuro, te pide que plantees de una forma diferente lo que estás haciendo, te adaptas. Este es un sector muy dinámico, donde no hay que pensar que por firmar un documento hoy, no puedes después firmar otro. Pero hay que sentarse a negociar. Si el Gobierno argentino hubiese querido participar más activamente en Vaca Muerta, nos hubiésemos sentado para ver cómo incorporábamos sus intereses en el desarrollo de esta nueva área del crudo o gas no convencional. Nosotros estábamos dispuestos. Pero una cosa es eso y otra decir: “Quítate tú, que me pongo yo”.

Pregunta. Alguna vez lo ha calificado como un robo.

Respuesta. No me gustaría utilizar estas palabras porque al final están los tribunales para ver cómo se compensa por el daño causado. Y yo todavía creo y espero que podamos llegar a acuerdos entre las dos partes sobre YPF. Hubiese sido mejor antes, pero espero que lleguemos a algún acuerdo para que se nos compense por aquello que era nuestro. Todo país tiene derecho a nacionalizar lo que crea importante, pero eso implica un justiprecio y un pago. Un pago justo, no lo que decida la parte que nacionaliza.

Pregunta. ¿Están abiertas ahora mismo negociaciones concretas?

En Venezuela me ofrecieron que PDVSA participase en la solución

Respuesta. La discreción es muy importante. Estamos usando todas las vías necesarias.

Pregunta. El Gobierno de Hugo Chávez recomendó no ir a la vía jurídica. ¿Cómo son las relaciones con el Gobierno venezolano?

Respuesta. No pueden ser mejores. Cuando apareció eso en los medios de comunicación, estuve en Venezuela reuniéndome con los responsables máximos y con el ministro del ramo y lo que me sugirieron, entre otras cosas, es que PDVSA participase en la solución del caso. Yo estaría encantado, y así se lo dije a ellos, de que PDVSA, que es amiga de Argentina y de Repsol, pariticipase.

Pregunta. ¿Ha abandonado Repsol los planes de exploración en Cuba?

Respuesta. En Cuba teníamos el compromiso de hacer un pozo que lamentablemente no fu exitoso, como tampoco lo han sido otros que se han hecho con posterioridad por otras compañías. Estamos estudiando las razones geológicas por si pudieran existir otras alternativas. Pero este pozo se ha hecho con un barco perforador de última generación y ha resultado infructuoso.

Pregunta. Tanto en Cuba como con el proyecto de gas en Irán hasta qué punto las presiones de EE UU son decisivos a la hora de seguir o abandonar un proyecto.

Respuesta. Son dos temas distintos. En Irán no fue solo EE UU, sino que también fue Europa. Tenemos que operar siempre bajo el imperio de la ley. Nosotros abandonamos Irán, a pesar de que teníamos un proyecto muy atractivo, porque así lo marcaba el entorno jurídico europeo. En Cuba hemos tenido una relación muy estrecha con el Gobierno de EE UU. Han tenido la posibilidad de visitar el barco y de comprobar que cumplía con la ley Helms-Burton. El Gobierno cubano ha conocido nuestros contactos con el de EE UU. Para EE UU es mejor que una compañía con el prestigio de Repsol perfore en Cuba a que lo haga otra con menores garantías. Lo más importante, lo que más preocupaba y también en lo que más énfasis pusimos nosotros, era garantizar una seguridad máxima.

Los precios de los carburantes

Pregunta. Cambiemos de tema. Según Competencia, cada vez que echamos gasolina pagamos más de lo que deberíamos si el mercado funcionase bien.

Respuesta. Yo creo que no es así. Hemos reducido los márgenes, el precio de la gasolina está muy ajustado, el margen es muy bajo, tenemos precios inferiores a la media europea…

Pregunta. Competencia dice lo contrario.

Respuesta. Esto se puede ver cada semana en un boletín europeo. Ayer me enseñaban el último y estamos tres céntimos por litro por debajo de la media europea.

Pregunta. Parece que las compañías han hecho un esfuerzo ras la presión del Gobierno, sobre todo en este mes, en que se toma la inflación para las pensiones.

Respuesta. El Gobierno no presiona. El Gobierno hace reflexionar, que es distinto. He tenido varias reuniones con el ministro y todas han sido muy abiertas. Cuando una autoridad es responsable, lo que hace es intentar hablar. Y somos conscientes de que el Gobierno estaba muy preocupado por la presión sobre el ciudadano que, entre otras, supone el coste de los carburantes. Y estamos haciendo un esfuerzo dentro de los márgenes que tenemos. De cada litro que se vende, el sector como media gana dos céntimos, incluyendo el beneficio de las tiendas. El margen de maniobra es relativamente modesto.

Estamos haciendo un esfuerzo para bajar los márgenes de las gasolinas

Pregunta. Competencia dice que la gasolina sube como un cohete y baja como una pluma cuando se mueve la cotización internacional.

Respuesta. Hacer correlaciones es muy difícil. Esto tendría que acabar en la cuenta de resultados de los operadores y cuando se ve lo que ganan se comprueba que no es así. Es curioso que Competencia diga que esto se produce en las gasolinas, pero que no hay forma de ver si se produce en el gasóleo.

Pregunta. Dice que hay indicios que apuntan a que también, pero no con un nivel de confianza suficiente.

Respuesta. Pues si no hay una confianza suficiente, que no lo digan. Pero quiero recordar que el gasóleo es casi el 80% del mercado. Si jugásemos con este efecto de cohetes y plumas, lo tendríamos que hacer con lo que supone el 80% y no el 20% del mercado, ¿no? No es así, las compañías petroleras son muy serias, somos conscientes del problema que representa tener que cargar el depósito con estos niveles del petróleo y de la cotización dólar euro y estamos haciendo esfuerzo en los márgenes.

Pregunta. ¿Cree que el nivel de competencia es suficiente en España?

Respuesta. Es de los más altos de Europa. Aquí están todas las firmas que han querido estar.

Pregunta. Casi todas se han ido

Respuesta. ¿Y por qué se han ido?

Pregunta. Según las conclusiones de Competencia, las ventajas de escala, logísticas y de otro tipo de los tres grandes les ha impedido competir.

Respuesta. Si un operador grande tiene grandes márgenes, normalmente el que es pequeño también tendría buenos márgenes. La respuesta real es que se han ido porque no hay margen. Si se van es porque no ganan dinero.

Pregunta. El informe lo que dice es que falta competencia en la parte mayorista, donde en España solo hay tres operadores de refino, frente a 9 o 10 en otros grandes países europeos, y además son accionistas del operador logísticos.

Respuesta. Creo que eso es no interpretar bien el mercado. Tener o no tener refinerías no altera el precio en el surtidor final. Todo el mundo puede entrar en España y poner el crudo donde quiera y en el momento que quiera. CLH es una compañía extraordinaria y por tanto esto no interfiere en la competencia.

Pregunta. ¿Qué le parecen las medidas que propone Competencia?

Respuesta. Que las pongan. Todo lo que tenga sentido, se tiene que aplicar. Muchas medidas ya están en vigor. ¿Acaso no se puede poner una estación de servicio en un hipermercado? Si no lo ponen será por algo.

Pregunta. Por trabas de los ayuntamientos…

Respuesta. Pero se puede poner. Lo que hay que tener en cuenta es cuántos hipermercados hay en España y cuántos hay en Francia. Pero no me gustaría entrar más en este tema. Yo creo que este es un sector muy competitivo, que da un gran servicio y donde los precios son muy acordes con el coste del producto. En una estantería de un hipermercado hay muy pocos productos a 0,78 euros el litro, que es el precio sin impuestos de la gasolina.

El accionariado de la petrolera

Pregunta. ¿Está pacificado el accionariado de la compañía tras las tormentas de los últimos años?

R. Mi responsabilidad y la de los directivos es dar respuesta a todos los accionistas. Al 100%. Es algo que esta casa está haciendo muy bien y que está siendo reconocido por los inversores internacionales. En cuanto a los accionistas más importantes, los que están representados en el consejo de administración, la situación hoy no puede ser mejor. La Caixa, Sacyr y Pemex están apoyando mucho a la compañía, sabemos que tenemos un tema difícil que es recuperar lo que nos han quitado en Argentina, pero en lo que es el negocio y la estrategia de recuperación de Argentina están apoyando totalmente y están ayudando.

Pregunta. ¿Está buscando la compañía nuevos socios internacionales?

Respuesta. No, no los necesita. Es una compañía que está en el radar porque el mercado percibe que tenemos un rumbo claro, que está marcado para los próximos seis o siete años y que no se puede mover, con una historia de crecimiento que no tienen otros, con muchos éxitos en las líneas de negocios, con 60 descubrimientos en los últimos años. Cada año estamos entre los operadores con mayores descubrimientos del mundo. En refino, no es irrelevante que en 2012 que se haya construido la refinería más importante de Europa en este país, la mayor inversión industrial en España. Es una casa que lo que dice lo hace y que está creando el futuro.

Pregunta. ¿Qué opinión le merece la carta que envió Mariano Rajoy a Arabia Saudí ofreciendo inversiones en el sector de la energía en España y mencionando a Repsol?

Respuesta. Yo no he visto esa carta. Ni sé si existe.

Pregunta. A mí sí me consta.

Respuesta. Yo creo que no tenemos necesidad de ningún inversor. No quiero poner en contradicción la carta con la realidad, pero la situación accionarial de esta casa está muy consolidada, no estamos buscando inversores y creo que en los próximos años no va a ser este el caso.

Preferentes y dividendo

Pregunta. ¿Qué prevén ofrecer a los inversores de preferentes de Repsol, que pueden estar preocupados por lo que ha pasado en las cajas?

Respuesta. Es muy diferente. En el caso de Repsol no hay dudas de que el subyacente tiene máximas garantías. Repsol emitió preferentes cuando compramos YPF. Tenemos 3.000 millones de euros. Son de máxima calidad, de máxima garantía. Siempre se ha cumplido y siempre se va a cumplir, pero tenemos que ser sensibles con el problema social que, por culpa de otras preferentes de otros sectores, se ha producido. Estamos ahora analizando cuál es el mejor producto que puedan tener los suscriptores de nuestras preferentes que quieran cambiar, porque no va a ser obligatorio, pensando en un instrumento financiero que sea de largo plazo y con una buena rentabilidad.

Pregunta. Su director financiero abrió la puerta a que en el canje se pudiese usar también parte de la autocartera en el canje.

Respuesta. La autocartera no nos molesta para nada. Es de los mejores activos que tiene esta casa. Nuestra prioridad es, primero, dar respuesta a los titulares de preferentes que tengan problemas y, segundo, no diluir a los accionistas. Convertir las preferentes en capital sería un recurso fácil, pero diluiría al accionista actual. Entregar las acciones que tenemos sería una forma, pero la autocartera la podemos mantener, la podemos usar para el dividendo en acciones o para las preferentes, sin ninguna prisa. En la autocartera tenemos un gran activo.

Pregunta. Sin embargo, tienen en ella minusvalías latentes.

Propondré al consejo un dividendo a cuenta con la base de un euro por acción para el año

Respuesta. Precisamente por esto tenemos un gran activo detrás. Una acción no es solo la cotización de un día, sino lo que significa la acción y quien mejor lo sabe es el propio industrial. El mercado pone a cada uno en su sitio, pero industrialmente sabemos que la autocartera vale mucho más de lo que dice el mercado.

Pregunta. ¿Qué pueden esperar los accionistas sobre el dividendo?

Respuesta. Lo que decida el consejo a finales de mes. Dado que los resultados son positivos, superando ya la situación previa a la expropiación de YPF, yo voy a plantear al consejo, de acuerdo con el comité de dirección, un dividendo a cuenta que tenga como base un euro por acción. El consejo decidirá si le parece adecuado o no.

Pregunta. Cuando el ministro de Economía criticó las subidas de sueldos de los directivos, usted recordó a alta fiscalidad a que están sometidos.

Respuesta. Lo que dijo el ministro y lo que dije yo iban en la misma dirección. Los altos directivos tenemos que ser prudentes a la hora de fijar la remuneración de su gente y el consejo tiene que serlo al fijar la del presidente y el consejero delegado, pero sí dije también que hay una fiscalidad en esos ingresos, algo que a veces se olvide cuando se dice la cifra absoluta. Coincido plenamente con el ministro cuando habla de moderación, no solo salarial, sino en todos los aspectos de la vida.

Las perforaciones en Canarias y el independentismo en Cataluña

Pregunta. En Canarias hay preocupación por el impacto medioambiental y sobre el turismo que puedan tener las prospecciones que pueda hacer Repsol.

Respuesta. Este es un debate que me entristece porque no me parece muy constructivo. En el Golfo de México ha habido cientos de plataformas durante muchísimos años y ha habido un solo accidente y la compañía que lo ha causado lo está pagando. En todo el oeste de África se están perforando día a día nuevas plataformas. Que en España, donde apenas tenemos hidrocarburos, estemos discutiendo que no queramos poner en valor, en el caso de que exista, petróleo o gas en Canarias, me parece una aberración. ¿Hay que proteger el turismo? Sin duda, como en Tarragona, cuya explotación está mucho más cerca de la costa y nunca ha pasado nada o si ha pasado se ha remediado. Pero me parece demagógico que un país que no dispone de hidrocarburos renuncie a conocer si los tiene cuando los pozos que están previstos en Canarias están a 60 kilómetros de la costa y cuando las corrientes no van hacia Canarias. Y más cuando estamos hablando de perforar para ver si ha hidrocarburos. Y solo si hay, pediremos nuevos permisos, demostraremos que hacemos las cosas bien… ¿Por qué en Canarias se va a hacer mal lo que se hace bien en todo el mundo? Parece más un tema de votos que de responsabilidad de futuro. La política está jugando un papel no del todo transparente. Al sector turístico hay que dejarle clara la responsabilidad de una compañía como Repsol. Los que critican, que piensen en la cantidad de petroleros que pasan cerca de su costa y si no sería mejor tener una plataforma de una compañía como Repsol, responsable, que controla que esos barcos no limpian sus fondos cerca de la playa. Porque el alquitrán que tienen hoy las playas no es de perforaciones sino de la falta de control de los barcos que pasan.

Pregunta. ¿Qué opina del debate independentista que ha surgido en Cataluña?

Respuesta. Esto tiene poco que ver con la energía. A mí me parece que en España, en todo el territorio, hay muchas más cosas que unen que las que desunen. Y en las que desunen hay que sentarse en una mesa y encontrar puntos de encuentro. Los empresarios, en todo caso, tenemos que estar a nuestro trabajo. Este es un tema político y social. No puedo hablar a título de Repsol, tengo que ser respetuoso con todas las sensibilidades, me gusten o no me gusten. Solo puedo hablar a título personal, como Antonio Brufau, y entonces ya no tiene tanta importancia.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un hombre de acción

Un perfil de Emilio Botín. La edad no era ningún impedimento para estar en primera línea de fuego el banco

El Estado refuerza la seguridad para frenar las agresiones a funcionarios

Habrá mamparas de protección, simulacros y apoyo jurídico, según un protocolo elaborado por Hacienda y Administraciones Públicas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana