Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
JENARO GARCÍA / Consejero delegado de Gowex

“En dos años estaremos cotizando en el Nasdaq”

Jenaro García, consejero delegado de Gowex.

Si uno gugelea la palabra Gowex en la pestaña de noticias de Google, verá que gran parte de las informaciones aparecen en inglés o francés. Y algunas, una minoría, en español. Hacia aquí nos dirige la recesión. Hacia empresas que igual pueden trabajar en España que lejos y que tienen un negocio replicable en cualquier parte del planeta. En este moderno mantra empresarial encaja Gowex, una compañía que se dedica a la creación de ciudades wifi. Un servicio que Jenaro García (Madrid, 1968), consejero delegado de la empresa, aventura que será “tan imprescindible como el agua” y que, por cierto, ya han llevado a 60 ciudades de España, Argentina, China y Francia. Pero ahora toca crecer con rapidez.

La empresa cotiza en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) de Madrid y en el Nyse Alternext de París y pronto lo hará en Nueva York, a través de un ADR (American Depositary Receipt, un instrumento financiero que facilita la compraventa de títulos extranjeros por parte de inversores estadounidenses). Será el paso previo a la llegada al Nasdaq. De hecho, los números le cuadran. La acción se ha revalorizado más del 170% en lo que va de 2012, y este año los ingresos aumentarán, asegura Jenaro García, más de un 30% respecto a los 66,7 millones de euros del anterior. Quieren crecer, quieren dinero y el próximo 5 de noviembre amplían capital. Eso sí, todo lejos de casa.

Pregunta. ¿La falta de fondos públicos frenará la implantación wifi en España?

Respuesta. Desde luego ha influido en nuestra estrategia. Esa carencia de fondos ha hecho que utilicemos nuestros propios recursos para crecer y que nos concentremos más en países emergentes, que tienen ingresos abundantes y una elevada penetración de los smartphones.

“La falta de fondos públicos nos ha forzado a crecer en países emergentes”

P. ¿Qué diferencia una ciudad que tiene wifi gratuito de otra que carece de él?

R. Las empresas cuando van a invertir en un proyecto buscan las infraestructuras que posee esa ciudad. Y si carece de un servicio como es el wifi, muy probablemente se planteen irse a otro sitio. El mundo de Eurovegas lo pondrá de manifiesto. De la misma forma que piden fumar, querrán wifi gratis.

P. Entonces, ¿hablamos de economía o de cultura?

R. Hablamos de necesidad. El wifi es una necesidad básica, o sea, un derecho fundamental, como lo es, según las Naciones Unidas, Internet. Si no tienes acceso a él, no tienes acceso a la cultura. El wifi gratuito garantiza que no seas un analfabeto del mundo digital.

P. ¿Y España es un país tacaño en wifi?

R. No. Al contrario. Se ha apostado muy fuerte por él.

P. Está usando el verbo en pasado.

R. Bueno, digamos que ahora las Administraciones no lo están impulsando tanto como antes, pero es comprensible. Actualmente hay cuestiones más necesarias. Aun así, ya se ha implantado un parque wifi importante en casi todas las capitales de provincia.

P. Toda esta propuesta wifi va asociada al concepto de ciudad inteligente. ¿Podrá España, en plena crisis, permitirse desarrollar este tipo de organizaciones?

R. Creo que todo hay que tomarlo con perspectiva. Le doy un cálculo muy simple. Una inversión de un 3% del presupuesto de infraestructuras destinado a lo que denominamos infraestructuras soft, es decir, tecnologías de la información, puede ahorrar entre un 30% y un 40% de los gastos corrientes de una ciudad. De lo que se trata es de tener una racionalidad. Si una ciudad está interesada en el proyecto, pero no tiene el total de la inversión, nosotros le ayudamos financieramente, porque sabemos que el ahorro que le producirá servirá para pagarnos.

“El wifi gratuito garantiza que no seas un analfabeto digital”

P. O sea, ¿cuál es su modelo de negocio?

R. Hacemos una coinversión con el Ayuntamiento para crear esa ciudad wifi y después nos encargamos de explotarla en exclusiva durante 10, 15 o 20 años.

P. ¿Cómo va la ampliación de capital?

R. Los contactos que hemos hecho con las entidades financieras y con los inversores nos están dando unas previsiones muy buenas.

P. ¿El equipo directivo, que tiene un 70% de la compañía, participa en la ampliación? ¿Qué tipo de inversores buscan?

R. Sí, estamos comprando en la ampliación. No utilizamos los derechos de suscripción preferente porque los tenemos que ceder en la operación, pero algunos vamos a participar de una forma u otra. Por ejemplo, yo voy a invertir una parte de mis dividendos. Respecto al perfil, queremos un inversor diversificado. Buscamos ampliar nuestra base de inversores. Nos ha venido muy bien hasta ahora, por eso tenemos más liquidez diaria que muchas empresas del mercado continuo. Estamos abiertos a inversores institucionales, fondos que apuesten por small caps e incluso aquellos que quieran solo especular, pues son necesarios para dar liquidez a la acción.

P. ¿Cuál será el destino de los fondos que logren?

R. Nuestro objetivo es captar en los próximos tres años las 300 ciudades más importantes del mundo. Con ese dinero de la ampliación vamos a invertir o coinvertir en nuevas ciudades para convertirnos en ese plazo de tiempo en el líder mundial de las wifi-cities. Es fundamental conseguir ser cabeza de ratón en un entorno global.

P. Van a pedir autorización a la SEC (autoridad bursátil estadounidense) para cotizar en el mercado neoyorquino, y lo harán a partir de los ADR. ¿Por qué han decidido usar este instrumento?

“Queremos todo tipo de inversores, hasta los que quieren especular”

R. Es la mejor forma de tener visibilidad y notoriedad internacional. De hecho, desde que lo anunciamos, hace un mes, hemos recibido 10 solicitudes de información de ciudades importantes de todo el mundo. Esto da una idea de hasta qué punto es fundamental para una empresa como nosotros, que somos marketing de guerrillas, conseguir estar listados en ADR en Nueva York. Cuando cotizas en Estados Unidos, te conviertes en un punto de referencia internacional. Y además, técnicamente, no cuesta dinero.

P. Pero quieren ir más allá, se plantean llegar al Nasdaq.

R. Por supuesto. El propósito final es cotizar en el Nasdaq. Y esto, si el mercado lo permite, ocurrirá en los próximos dos años.

P. ¿Tienen algún proyecto en Estados Unidos?

R. Sí, pero no podemos dar los nombres. Se trata de dos ciudades muy importantes, una en la coste este y otra en la oeste. El fin es hacerlo coincidir con la salida al mercado financiero americano, que esperamos que sea no más tarde del primer trimestre de 2013. También hay otro proyecto que saldrá inminentemente en una ciudad de Oriente Próximo.

P. Otro objetivo de Gowex es que en menos de tres años el 90% del negocio se genere fuera de España. El problema es que también el empleo, tan necesario en este tiempo, se crea lejos del país.

R. Le seré muy franco: somos como Inditex. Las contrataciones mayoritariamente se producen en España. Somos una empresa española, y todo lo que facturamos paga impuestos aquí.