Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación se eleva al 3,5% en octubre pese a la contención de los combustibles

La repercusión gradual del IVA eleva en una décima la variación anual del IPC

Con este nivel de inflación, el coste de actualizar las pensiones superaría los 5.000 millones

Fuente: INE
Fuente: INE

La inflación alcanzó en octubre una variación interanual del 3,5%, una décima más que en el mes anterior, según el dato adelantado del IPC que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). La escueta nota que acompaña la difusión del dato no aporta esta vez ni siquiera la mínima explicación habitual en otros casos, pero los analistas que hacen predicciones sobre la inflación habían anticipado que el resultado dependía de dos tendencias contrapuestas: la repercusión gradual del alza del IVA, que entró en vigor en septiembre, y la contención en el precio de gasolinas y gasóleos desde mediados del mes pasado.

Los expertos calculan que el alza del IVA contribuyó a propulsar la inflación en septiembre entre seis (Banco de España) y nueve décimas (Instituto Flores de Lemus). Y daban por hecho que las empresas seguirían repercutiendo el aumento impositivo en los precios este mes, aunque de manera mucho más limitada. Esa presión al alza en la mayoría de bienes y servicios que componen la cesta de la compra que analiza el INE tiene un claro efecto contractivo en el consumo, como acaba de poner de relieve el índice de ventas de los comercios minorista, que registró su mayor caída de la crisis en septiembre. 

Si el dato adelantado del INE se confirma, habría vuelto a sorprender a los analistas, que predecían entre una décima y dos menos de inflación para octubre. De nuevo, la repercusión del IVA en los precios finales habría sido mayor de lo anticipado. En el otro lado de la balanza del IPC de octubre pesaba la reciente contención en los precios de los combustibles, auténtico motor de la presión inflacionista en el último año. A finales de verano, gasolina y gasóleos batieron records, pero la llamada de atención al sector del ministro de Industria, José Manuel Soria, y un informe de la Comisión Nacional de Competencia, que alerta sobre los altos márgenes de las distribuidoras, han contribuido a que las compañías bajen ahora más los precios que lo que se deriva del descenso de la cotización internacional.

Con la inflación en el 3,5%, el desvío sobre el 1% que se subieron las pensiones este año alcanzaría los 2,5 puntos porcentuales. El Gobierno sigue sin despejar la incógnita de si actualizará las pensiones, como marca la ley vigente, para que los jubilados no pierdan poder adquisitivo. Si en noviembre, mes en el que se hace la revisión, el IPC se mantiene en ese nivel, el coste de esa decisión superaría los 5.000 millones de euros (la mitad este año y la otra mitad a principios de 2013 para consolidar el alza en la nómina).