Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La ministra de Empleo: “Estamos saliendo de la crisis, hay señales”

La ministra se muestra muy optimista tres días después de conocerse el récord de paro

Un prestigioso instituto de análisis económico vaticina más del 27% de desempleo en 2013

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. PACO CAMPOS (EFE)

El viernes se supo que uno de cada cuatro trabajadores está en paro, en total 5,7 millones. El comercio se hunde. La economía ya encadena cinco trimestres consecutivos de caída, nadie —incluido el Gobierno— cree que el año que viene el PIB crezca y los analistas vaticinan que todavía falta mucho tiempo, más de un año, para que se vuelva a crear empleo en España. Y pese a esto, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha querido ver brotes verdes. No ha utilizado la famosa expresión que persiguió al Gobierno de Zapatero, que los vio en 2010. Pero ha venido a decir lo mismo: “Estamos saliendo de la crisis”.

Báñez ya había apuntado el viernes en esta dirección. Pero durante la presentación del número 100 de la revista del Ministerio de Empleo ha dado un paso más: “Estamos viendo ya señales esperanzadoras en un entorno de una crisis económica muy dura. Y no me refiero a un optimismo vacío sino al relato de la realidad. Porque eso es lo que ocurre cuando un trabajador apuesta por el autoempleo”.

La ministra resalta en la última frase el aumento el aumento del empleo por cuenta propia en la encuesta de población activa (EPA) del tercer trimestre en 65.100 trabajos. No obstante, los conocedores del mercado laboral siempre advierten de que este es un síntoma de desesperación entre muchos parados, que ante la imposibilidad de encontrar una colocación optan por la economía sumergida y buscan ganarse la vida como pueden.

Sustenta esta última tesis la profunda divergencia que hay entre los datos de la Seguridad Social y la EPA. En septiembre el instituto público contaba con 24.000 afiliados autónomos menos que en junio; en el mismo trimestre la EPA sumaba 65.100 trabajadores por cuenta propia más. Algo similar sucede cuando la comparación se hace con el año anterior (50.000 afiliados autónomos menos por 108.000 trabajadores por cuenta propia más). Estos datos parecen apuntar más hacia un aumento de la economía sumergida que a otra cosa.

No es un optimismo vacío, ya se están viendo señales esperanzadoras en la economía"

También hay un matiz que hacer en el aumento del autoempleo en la EPA. Casi 5.000 de los trabajos creados en este apartado entre junio y septiembre corresponden a la categoría de Ayuda Familiar, un subapartado que contabiliza a quienes ayudan a familiares en su negocio sin recibir remuneración.

En el mismo acto, Báñez ha asegurado que la reforma laboral "está ayudando a muchas empresas a superar la crisis", gracias a una mayor flexibilidad interna. Los datos de la EPA reflejan una fuerte caída del empleo fijo desde la puesta en marcha de la norma.

Báñez esgrime una colección de argumentos imposibles"

Critica Toni Ferrer, de UGT

Hace tres años, el Gobierno socialista se empeñó en ver brotes verdes en la salida de la recesión anterior y recibió muchas críticas por eso, incluso del PP. Báñez huyó de la expresión y quiso poner distancia. Dijo que lo suyo no era “optimismo antropológico”, como se autodefinía Zapatero. Sin embargo, ayer el Instituto Flores de Lemus de análisis económico vaticinó que el paro llegará al 27,4% a finales de 2013 y afectará a 6,3 millones de personas.

Para el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, la reflexión de Báñez es desafortunada. Según él, ni la propia ministra se cree que España esté saliendo de la crisis ya que se apoya en una “colección de argumentos imposible”.

Tambiéh ha encontrado oposición Báñez en el Ministerio de Empleo. Minutos antes del acto que presidía junto a su antecesor en el cargo y padrino político, Javier Arenas, medio centenar de trabajadores del Ministerio se han concentrado a las puertas de la sala donde iba a intervenir Báñez, portando carteles y pitos, y pidiendo a gritos la dimisión de la ministra. Así, se podían leer mensajes como No hay pan para tanto chorizo y cánticos como El próximo recorte que sea en las Cortes o No es una crisis, es una estafa.