La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, acompañada por la Ministra de Empleo, Fátima Báñez / Paco Campos (EFE)

Una de las peores noticias que dio ayer la EPA fue la destrucción de empleo indefinido. En tres meses han caído 179.400. Durante esta crisis, el tercer trimestre del año no ha sido bueno para los trabajadores fijos. Pero ni siquiera en 2008 y 2009, los peores años del mercado laboral en lo que va de Gran Recesión, se llegó a esta cifra.

A pesar de esto, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ayer quiso sacar pecho y defender la reforma laboral, que tenía entre sus objetivos “fomentar la contratación indefinida”. Para hacerlo, no dio datos procedentes de la EPA sino de los servicios públicos de empleo. Comparó los últimos datos de contratos de 2012, en los que los indefinidos suponen el 7,8% del total de los firmados, frente a los de 2011, el 7,3%. Lo que no mencionó Báñez es que a estas alturas del año, en 2011 se habían firmado 863.301 contratos fijos y este se han rubricado 777.640, un 9,9% menos.

A estas alturas del año, en 2011 se habían firmado 863.301 contratos fijos y un 9,9% menos

Desde que se aprobó la reforma laboral han pasado dos trimestres. En ese tiempo se han destruido unos 175.000 empleos, 30.000 más que el año pasado. En cambio, el empleo temporal ha resistido mucho mejor. De abril a septiembre, solo se han destruido 3.000 puestos de trabajo.

Báñez también quiso romper una lanza por la reforma al relacionarla con la evolución del empleo a tiempo parcial. Los cambios legales de febrero también pretendían impulsar este tipo de contratos y eso es lo que trató de resaltar ayer la ministra. En cambio, según los datos conocidos ayer, esta modalidad de puestos de trabajo ha perdido fuelle en los dos trimestres posteriores a los cambios laborales. Entre abril y septiembre hay 18.000 trabajos menos de este tipo.

Durante la crisis el empleo a tiempo parcial ha tenido un buen comportamiento. Cuando comenzó el número de empleados que no trabaja ocho horas al día era de 2,4 millones, cinco años después este número permanece inamovible. Lo que sí ha cambiado es el motivo por el que la gente acepta este tipo de empleos. Si en 2007 unos 740.000 lo hacían porque no había podido encontrar un trabajo a tiempo completo, en 2012 este número se ha duplicado.

Este dato explica en buena medida por qué esta modalidad de empleo en España nunca ha tenido mucho éxito a pesar de los múltiples cambios legales para impulsarla.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La falta de aranceles derivó en el paro de ArcelorMittal en México

La planta mexicana de la transnacional registró una caída de ventas de acero de un 70% en el último trimestre de 2014

Estados Unidos e Irán prolongan al miércoles la negociación nuclear

Teherán y Moscú anuncian avances y confían en lograr un acuerdo en las próximas horas

“Señora, no se le olvide que tiene que entregarle algo al Señor”

'González: falsos profetas', primer largo del chileno Díaz Pardo, toca un fenómeno nodal de América Latina: la explotación de la fe

EL PAÍS RECOMIENDA

Días negros en la Francia de Vichy

Álex Vicente París

Una exposición reexamina en París los tiempos de la colaboración con Hitler

Demostrado: el espejo no miente

Un algoritmo puede calcular la edad de una persona con solo verle la cara

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana