Selecciona Edición
Iniciar sesión

La crisis dispara el número de trabajadores por cuenta propia

Las dificultades de encontrar un empleo asalariado aboca a los parados a buscar otras salidas

Estudiantes en un aula de 'coworking' con sus ordenadores.

Las dificultades de encontrar un empleo asalariado ante la escasez de oportunidades aboca a los parados a buscar otras salidas. En muchos casos, la oportunidad se encuentra en ponerse a trabajar como autónomo. En el tercer trimestre, según la Encuesta de Población Activa que ha publicado el INE este viernes, el número de los empleados por cuenta propia aumentó en 65.100 personas, lo que supone el mayor aumento que recoge la estadística desde 2006, antes de que los problemas se desbordasen.

El empleo por cuenta propia ha destruido empleo de forma continuada desde finales de 2009. Sin embargo, el avance que se ha vivido en el número de empleados independientes o empresarios sin asalariados en el tercer trimestre de este año ha permitido una recuperación decidida frente al tercer trimestre de 2011, ya que la comparación arroja un alza del 3,6%. Hasta el pasado junio, cuando el total de autónomos avanzó un exiguo 0,03%, esta rama de la actividad no había dejado de perder ocupados durante los últimos cuatro años y medio.

La mejora que se ha vivido en el tercer trimestre se explica por el aumento de los autónomos entre las personas de 40 a 59 años, donde hay 46.800 nuevos trabajadores independientes o empresarios sin asalariados. Este colectivo, donde en total ya hay 1,7 millones de personas, se ve espoleado al trabajo por cuenta propia porque son los que más dificultades sufren para volver a encontrar un empleo tras caer en el paro.

En términos porcentuales, sin embargo, donde se observa un mayor incremento es entre los jóvenes menores de 24, donde el número de autónomos aumenta en un 24% en el tercer trimestre, hasta los 71.000.

Además, frente a la mejora en los autonómos, el empleo asalariado ha registrado un importante deterioro en el tercer trimestre. En estos tres meses se destruyeron 164.200 puestos de trabajo por cuenta ajena. Por lo que de no haber sido por los autónomos, el balance de este tercer trimestre hubiera aun más dramático.

En este sentido, María José Landaburu, secretaria general de la organización que agrupa a las asociaciones de autónomos (UATAE), “gracias al emprendimiento hemos visto reducido el descenso de la ocupación, que de no haber sido por el aumento de los autónomos habría caído en más de 150.000”.

Aun así, ha declarado Landaburu, "se hace imprescindible luchar contra la actividad pirata que refleja la diferencia en los datos de la EPA con los de la Seguridad Social". "Vemos como aumenta el número de emprendedores al mismo ritmo que se dan las bajas de autónomos. Tenemos que conseguir frenar el cierre de negocios para poder ver el fruto del emprendimiento”, ha añadido.

 

Más información