Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en prestaciones por desempleo se desborda y complica el recorte del déficit

El Estado destina un 5,7% más hasta agosto en protección contra el desempleo

El Gobierno esperaba reducir la partida en un 5% pese a la recesión y la destrucción de empleo

Empleo "ve factible" una ampliación de crédito para pagar prestaciones de paro en octubre

Varias personas se dirigen hacia la oficina de empleo de Azca en Madrid.
Varias personas se dirigen hacia la oficina de empleo de Azca en Madrid. EFE

Más malas noticias para el compromiso del Gobierno de reducir el déficit. El gasto en prestaciones por desempleo siguió desbocado hasta agosto, periodo en el que avanzó un 5,7% hasta los 21.107 millones de euros, según los datos que ha publicado este martes el Ministerio de Empleo. Este repunte del desembolso en las prestaciones por desempleo deja en papel mojado las previsiones del Ejecutivo, que esperaba gastar menos dinero en este 2012 que en 2011. La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha admitido que ve "factible" una ampliación de crédito para el pago de prestaciones en el mes de octubre.

En agosto, la factura por el desempleo ascendió a 2.651,4 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,9% respecto al mismo mes de 2011. De seguir a este ritmo, el Estado tendrá que desembolsar 31.660 millones a cubrir las prestaciones, unos 2.800 millones más de lo presupuestado. Al momento de presentar sus cuentas el pasado marzo, los expertos ya advirtieron de que las estimaciones del Ejecutivo no cuadraban, ya que confiaba en reducir la partida por prestaciones del desempleo en un 5% en un entorno de caída de la actividad, destrucción de empleo y recesión económica.

Este desfase complica la tarea de reducir el déficit, que entre enero y agosto ya supera con un 4,77% el objetivo fijado para 2012 para el conjunto de la Administración Central y la Seguridad Social, que es del 4,5% del producto interior bruto. Además, con esa negativa evolución, se desvanecen las últimas esperanzas de una importante inflexión en el tramo final del año que permitiera reducir la desviación con respecto a la errónea previsión del Gobierno.

El Ejecutivo también confiaba en que los nuevos parados tuviesen menos derechos acumulados que quienes van perdiendo la prestación, es decir, que cobrasen menos paro y durante menos tiempo, pero la recaída en la recesión se está cobrando el empleo de trabajadores fijos, que normalmente son los que tienen derecho a cobrar un paro más alto y durante más tiempo.

Por otra parte, pese a que se destina más dinero, la tasa de cobertura del sistema se situó en el 67,3%, 3,8 puntos porcentuales menos que en agosto del año pasado, cuando era del 71,10%, porque hay medio millón más de desempleados. También hay más perceptores, un 6,3% más con un total de 2.960.260 beneficiarios, a la vez que la cuantía media bruta percibida por cada uno de ellos fue de 845,2 euros, lo que supone un alza de 6,3 euros sobre el mismo mes del año anterior (el 0,8%).

Con respecto a julio, se solicitaron 843.776 nuevas prestaciones y se tramitaron 798.714 altas, lo que representa un incremento del 13,8% respecto a agosto de 2011. El tiempo medio empleado para su reconocimiento fue de 2,59 días, un 29,4% más que en el mismo mes de un año antes. Los beneficiarios extranjeros ascendieron a 325.210, lo que supone un 9,1% menos que en hace un año, que en el caso de los procedentes de países no comunitarios descendieron el 13,1%, mientras que de los comunitarios fue del 0,4%.

Este año, además, no tendrá efecto el recorte aprobado en el decreto ley de julio por el que la prestación por desempleo pasará a ser del 50% de la base de cotización en lugar del 60% a partir del sexto mes de percepción, ya que la medida solo afecta a los nuevos demandantes de empleo.

Empleo prevé un "otoño complicado"

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, alerta de que hay que esperarse un "otoño complicado", dado el escenario de recesión económica y ha anticipado que el Gobierno considera "factible" una ampliación de crédito para el pago de prestaciones en el mes de octubre, según ha indicado este martes en rueda de prensa.

El incremento del desempleo en septiembre, de acuerdo con Hidalgo, "no puede valorarse de forma positiva", pero ha justificado la caída de la contratación a pesar de la reforma laboral recordando que la economía está en recesión y ha admitido que, según las previsiones, el producto interior bruto (PIB) cerrará el ejercicio en negativo.

La secretaria de Estado ha asegurado que en las próximas semanas se presentará el plan de empleo para jóvenes.

Más información