Las pérdidas en los casinos o en apuestas por Internet podrán deducirse en el IRPF

A la hora de tributar por el dinero ganado en el juego, se podrá descontar el que se ha perdido en el mismo año y así tributar solo por el saldo neto final

La medida tendrá efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2012

FOTO: ULY MARTÍN

En el casino o cuando se hacen apuestas por Internet no se puede ganar siempre. Cuando se gana, hay que tributar. ¿Y cuando se pierde? Con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2012, las cantidades que se pierdan en el juego (excepto en sorteos como la lotería) se podrán aprovechar para compensar las cantidades ganadas y así pagar menos al fisco. Es decir, que no se tributará por la cantidad obtenida de los éxitos en las apuestas, sino por el saldo a final de año entre lo que se ha ganado y se ha perdido. Una medida que seguro gustará a los impulsores de Eurovegas, que pedían menos presión fiscal para el juego. Pero el sector que más tiempo llevaba pidiendo este cambio era el del juego online, que veía a sus clientes profesionales huir a otros países para obtener ventajas fiscales.

Un jugador no podrá deducirse en el IRPF todo lo que pierda, sino que podrá descontárselo de lo ganado y tributar solo por el saldo neto

El límite para deducirse las pérdidas serán las ganancias. Es decir, que un jugador no puede deducirse en el IRPF todo lo que pierdan, sino que podrá descontárselo de lo ganado, como una pérdida patrimonial. Los detalles de los cambios están en la misma normativa que explica que los que ganen el Gordo de Navidad, la Quiniela o el Euromillón deberán contribuir a partir de 2013 a las arcas del Estado, porque el Gobierno ha decidido que los premios que superen los 2.500 euros tributarán al 20%. Este nuevo gravamen afecta a los juegos que antes estaban exentos de impuestos en primer año, como los de Loterías del estado o la ONCE. Por el contrario, para los juegos que ya tributaban, los cambios favorecerán a los jugadores.

"Esta normativa nos tenía en vilo. Para los que apostamos por Internet es muy importante ese cambio", señaló un jugador online habitual, que opera bajo el alias de Suripanto. "Para ganar dinero es esto, hay que jugar muchas manos. Si se tributa por las que ganas pero no puedes descontar las que pierde, es muy complicado ganar algo y no tiene sentido jugar", señaló.

Modificación de un artículo

Suripanto se puso en contacto con este diario para recabar detalles sobre la nueva normativa, porque el cambio no apareció en la referencia del Consejo de Ministros ni fue comentada por el Gobierno en la rueda de prensa. Consiste en la modificación de un artículo de la Ley 35/2006 del IRPF. Hasta ahora, no se podían computar como pérdida patrimonial (y por tanto, deducir del IRPF) las pérdidas del juego. Sin embargo, la nueva normativa añade una excepción: contemplará que no se podrán deducir las pérdidas "que excedan de las ganancias obtenidas en el juego en el mismo periodo". Es decir, que las pérdidas que sean inferiores a las ganancias sí se pueden considerar pérdidas patrimoniales, y por tanto, deducibles. La medida, indica el proyecto, tiene "efecto desde el 1 de enero de 2012".

La medida es probable que guste a los jugadores online, pero también a los casinos. Los impulsores de Eurovegas se llevaron ayer dos gratas sorpresas en los Presupuetos, ya que, además de este cambio impositivo, también se aprobó la reforma de la Ley de Haciendas Locales. Los cambios aprobados en Consejo de Ministros permitirán bonificaciones del 95% en el IBI y el IAE, una medida que encaja en una de las peticiones de los creadores del futuro macrocomplejo del juego en Madrid, que exigían una bonificación casi total durante 10 años en el pago de los impuestos municipales.

Una petición del sector de juego 'online'

La Ley del Juego, aprobada en mayo del año pasado, indicaba que para operar juegos en la red es necesario contar con una licencia. De esta forma, empresas como Bwin, Betfair o Pokerstars, regularizaban su situación. Sin embargo, en el articulado se introdujo una enmienda de última hora obligando a estas empresas a estar al día con Hacienda. Por su parte, las empresas de juego presencial aplaudieron la medida, porque consideraban que las firmas de Internet operaban con ventaja, al no precisar de una licencia.

La normativa imponía transparencia, tanto para las empresas como para los usuarios, a los que se les exigía pagar impuestos por sus éxitos en las mesas virtuales. Los jugadores, sin embargo, se quejaron de que a la hora de tributar por el juego online, no podían deducirse las pérdidas, por lo que ganar dinero era complicado, y por tanto, ponía trabas a los jugadores profesionales, que hacen de esta actividad un oficio. Podían perder miles de euros en su actividad, pero aun así, tributarían por las manos ganadoras. Con la nueva normativa, solo tributarán por las ganancias netas entre las apuestas con éxito y las que acaben en pérdidas.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El Estado solo recupera el 4% de las ayudas a la banca

Amanda Mars Madrid

La mitad del capital público inyectado ya se da definitivamente por perdido

El BBVA reducirá un 40% los costes de Catalunya Banc

El banco comprador gastará 450 millones en la reestructuración

La caja que se tragó el ladrillo

Lluís Pellicer Barcelona

Caixa Catalunya invirtió más de 4.500 millones en una gran promotora

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana