Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CHINA ESPAÑA ALIMENTACIÓN

Comer churros de San Ginés en China

La chocolatería más famosa de la capital española inaugura establecimiento en Shanghái

Ya tiene dos locales en Tokio, uno en Osaka y en breve, en Bogotá

Los churros se llamarán 'xuanlezi', que crece alegremente dando vueltas

Ampliar foto
Sucursal de San Ginés, en el populoso barrio de Shibuya, en Tokio. EFE

San Ginés, la churrería y chocolatería más famosa de la capital española, ha inaugurado en Shanghái su primer establecimiento en China, país en el que espera crecer en los próximos años hasta convertirse en una cadena, según explica su propietario, Pedro Trapote. Al igual que los restaurantes chinos se adaptaron en su día al paladar español, allí se podrá consumir con queso y mole picante. No habrá porras porque se parecen a un producto local y tendrán nombre chino: xuanlezi (que podría traducirse como que crece alegremente dando vueltas).

Tras la reciente apertura de tres churrerías en Japón (dos en Tokio y una en Osaka) y poco antes de inaugurar otra en Bogotá (Colombia), Trapote ha decidido introducir la marca en el gigante asiático en alianza con el grupo cafetero mexicano San Roque, del empresario Domingo Muguira. Así, la tradición churrera de San Ginés, cuyo establecimiento fue fundado en el Madrid de 1894 y aparece incluso en la obra maestra de Valle-Inclán Luces de Bohemia (1920), bajo el nombre ficticio de Buñolería Modernista, se alía ahora para su entrada en la China del siglo XXI con el café mexicano Los Portales, creado en 1921.

Para ello, ambas firmas han creado la compañía San Ginés Asia, en asociación con la fotógrafa, escritora y presentadora de televisión mexicana Laura Tirado y con el director ejecutivo de la compañía para China, el también mexicano Guillermo García, que espera abrir un segundo establecimiento en Shanghái a finales de 2012.

El primer local de San Ginés en China se encuentra en un centro comercial del histórico distrito shanghainés de Hongkou, al lado del estadio de fútbol del Shanghai Shenhua de la Superliga china, donde juega el actual equipo de Drogba y Anelka bajo las órdenes del argentino Sergio Batista.

En principio la idea de los socios es abrir unos cinco primeros locales controlados por San Ginés Asia, para, a partir de ahí, una vez consolidada su fórmula de negocio para el país oriental, empezar a extenderse mediante franquicias por otras grandes ciudades chinas como Pekín, Cantón, Suzhou, Hangzhou, Shenzhen, Wuhan y Chengdu.

A largo plazo el objetivo de la compañía es llegar a contar con una red de unos 50 locales en China, y extenderse a otros mercados como México, Francia, Reino Unido, Canadá y Tailandia. Para Trapote, cuya empresa Pasadizo controla también varios de locales de referencia de la noche madrileña, como Pachá y Joy Eslava, lo más importante es que sus churros en China mantengan su calidad con los mismos ingredientes y el mismo chocolate que en España.

Para adaptarse al gusto local, sin embargo, San Ginés ha tenido que ofrecer también complementos salados al exótico churro español, aún desconocido en China, que también se podrá consumir en Shanghái acompañado de queso Cheddar o incluso de mole picante mexicano.

Lo que no ofrecerá en China son porras, ya que su forma se parece mucho —aunque no su sabor ni su textura— a los youtiao chinos (literalmente palos aceitosos), por lo que García ha creado un nombre chino nuevo para traducir la palabra "churro" al mandarín: xuanlezi (algo así como que crece alegremente dando vueltas). La palabra describe las famosas ruedas de churro españolas, que también en China se elaborarán a la vista de los clientes con ingredientes naturales.

"En China hay ya como 20 marcas de donuts, panadería, helados... pero la nuestra va a ser la primera que llegue con churros, y el que pega primero pega más fuerte", asegura García. El  directivo, que ya ha preparado churros con forma de corazones y de los caracteres wo ai ni (te quiero) para darlos a conocer mejor aprovechando el día chino de los enamorados, promociona ya los churros también en la red social Weibo y en el portal Dianping.com, donde han sido muy valorados por los usuarios.

El local de San Ginés de Madrid, de atractivo incluso turístico, que llega a servir hasta 9.000 chocolates diarios y que recibe, según Trapote, unos 800.000 visitantes al año, cuenta así desde ahora con una primera representación en Shanghái, donde durante las pruebas previas a su apertura recibió unas 1.800 visitas por semana.