Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair acusa al Gobierno de promover una campaña en su contra

La compañía de bajo coste envía una carta al Ministerio de Fomento

Puestos de facturación de Ryanair en Girona.
Puestos de facturación de Ryanair en Girona. PERE DURÁN

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha enviado hoy una carta al Ministerio de Fomento en la que lamenta la campaña que, en su opinión, se ha iniciado en España contra la aerolínea. El máximo dirigente de la compañía irlandesa ya había anunciado este lunes que se dirigiría al departamento de Ana Pastor después de que esta anunciase un endurecimiento en las sanciones a las aerolíneas y que asegurara que el Gobierno va a pedir más competencias para actuar sobre aerolíneas extranjeras.

En la misiva enviada esta mañana, el presidente de la compañía se refiere al artículo publicado el lunes por El Mundo en el que se asegura que Ryanair acumula 1.201 incidencias durante el primer semestre de este año. Como explicó O'Leary a EL PAÍS, se mezclan reclamaciones de los pasajeros por equipaje o exigencias de documentación incluso a bebés con otras quejas por seguridad. Para justificar estas decisiones de la compañía, O'Leary recuerda que se deben acoger a la legislación irlandesa sea cual sea el país en el que operen. Tampoco permite subir con armas a sus vuelos, aunque la Audiencia Nacional hizo pública este lunes una sentencia en la que multa con 4.500 euros a la compañía por impedir que un sargento de la Guardia Civil en servicio volase con su pistola.

Ryanair tiene un excelente récord de seguridad en sus 28 años de existencia y cumple plenamente la normativa

Michael O'Leary,
presidente de Ryanair

La carta pide a Fomento que haga público el informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea en el que se basa la información publicada por El Mundo. También recuerda que compañías españolas como Iberia y Vueling registran el mismo número de incidencias y no aparecen en los medios de comunicación.

El presidente se formula la siguiente pregunta: "¿Puede explicar por qué las informaciones sobre Ryanair (no ocurre igual con las aerolíneas españolas) se están filtrando a los medios de comunicación desde Fomento o por qué no está proponiendo "duras sanciones" —en referencia a las palabras de Ana Pastor— contra las compañías de España que están teniendo las mismas incidencias que Ryanair?". O'Leary asegura que se trata de "acusaciones infundadas".

Las quejas de Ryanair se exponen en la carta divididas en diferentes puntos. En ellos, se asegura que Ryanair "no es una compañía extranjera, sino europea con exactamente los mismos derechos y obligaciones en cuanto a seguridad que otras compañías también europeas como Iberia, Vueling, BA, Lufthansa o Air France". Además, recuerda que el currículum de la compañía en materia de seguridad ha sido "excelente" durante sus 28 años de existencia, "cumpliendo siempre" las exigencias de las autoridades europeas. "Como la compañía con mayor volumen de vuelos en Europa, se pueden dar algunos fallos técnicos o incidentes", señala, aunque los pilotos "siempre cumplen con sus obligaciones".

En cuanto a los tres aterrizajes forzosos registrados en el aeropuerto de Valencia el pasado 26 de julio, la compañía dice que "están siendo investigados por las autoridades de Europa, las que estudian cada incidente y después publican su informe". El presidente muestra su confianza absoluta, como ya ha declarado con anterioridad, en que los pilotos "no incumplieron ninguna norma de seguridad". A modo de despedida, la carta se cierra con la promesa de que enviará el informe sobre los tres aterrizajes forzosos a Fomento cuando se hagan públicos.