La troika propone a Grecia alargar la semana laboral a seis días

La misión de expertos de la Comisión Europea, el BCE y el FMI realizan las primeras propuestas

Las recetas incluyen más días laborables y reducir el coste de los despidos

Las banderas griegas y de la Unión Europea frente al Partenón EFE

La misión de expertos enviada a Atenas por la troika --la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--, ha recomendado al Gobierno griego una profunda flexibilización del mercado laboral, incluyendo la rebaja de los costes de despido y alargar la semana laboral a seis días, según informa el diario heleno Imerisia, que cita un correo electrónico remitido el pasado 31 de agosto a los ministerios griegos de Finanzas y Trabajo.

La autenticidad de este e-mail y de su contenido, ha asegura la agencia EFE, fue confirmada por una fuente del Ministerio de Finanzas, que no quiso revelar los detalles del mismo. Los inspectores de la troika se encuentran en Grecia desde la pasada semana, aunque los jefes de misión llegarán el viernes para negociar con el Gobierno de Atenas, con el objetivo de supervisar el nuevo plan de ahorro valorado en 11.600 millones de euros. La troika debe dar el visto bueno a los nuevos recortes presupuestarios para que los socios europeos accedan a liberar un nuevo tramo, de 31.000 millones de euros, del rescate financiero concedido a Grecia el pasado marzo.

La propuesta de la troika se centra en "reducir el elevado coste de entrada y salida de los trabajadores del mercado laboral", así como en "incrementar la flexibilidad de los horarios de trabajo". En este sentido, los enviados de los acreedores internacionales de Atenas recomiendan al Gobierno extender a seis días la semana laboral, así como reducir a once horas el descanso mínimo establecido entre turnos de trabajo o eliminar las restricciones a los cambios de turno de mañana y de tarde según las necesidades del empresario, puntualiza el diario Imerisia.

Facilitar los despidos

Asimismo, los expertos piden al Ejecutivo de Antonis Samaras reducir a la mitad el plazo de notificación de los despidos por parte de los empresarios y el importe de algunas indemnizaciones por despido. También pretende que disminuya la contribución al Fondo de la Seguridad Social que pagan las empresas por cada empleado, a pesar del empeoramiento de la recaudación del Estado en este sentido.

"No se trata de propuestas nuevas, pues la troika lleva tiempo haciéndlas. Pero, de momento, son sólo propuestas, no significa que el Gobierno griego deba aceptarlas", explicó a Efe la fuente ministerial, que solicitó  el anonimato por lo delicado del asunto. La tasa de desempleo en Grecia se situó en mayo en el 23,1 % (54,9 % en el caso de los menores de 25 años) y el nivel adquisitivo de los trabajadores griegos ha caído a cifras de hace tres décadas, según estimaciones de los sindicatos.