El ‘banco malo’ irlandés derriba pisos fruto de la burbuja inmobiliaria

La ministra de Vivienda señala que “si nadie quiere vivir en ellos, lo más práctico que se puede hacer es demolerlos”

Irlanda está optando por las excavadoras, en lugar de por los banqueros, para deshacerse del legado de la expansión inmobiliaria cuyo colapso llevó su economía al borde del desastre. Según cifras del Gobierno, cerca de 1.850 urbanizaciones, que no llegaron a terminarse después del estallido de la burbuja en 2008, motean el paisaje irlandés. Esta semana, el Organismo Nacional de Gestión de Activos de Irlanda [una suerte de banco malo como el que planea crear España] fundado en 2009 para purgar las hipotecas inmobiliarias más tóxicas de los bancos, inició la destrucción de un bloque de apartamentos.

“Habrá algunos sitios en los que la decisión más sensata que puede tomarse será demoler”, decía la ministra de Vivienda, Jan O’Sullivan, el pasado julio. “Si nadie quiere vivir en ellos, entonces lo más práctico que se puede hacer es demoler lo que hay”.

Las llamadas urbanizaciones fantasma son la cicatriz más visible que ha dejado la peor crisis inmobiliaria de Europa occidental, que llevó a Irlanda a secundar a Grecia y solicitar el rescate financiero. Cerca del 15% de las viviendas irlandesas están vacías, según cálculos del organismo de estadística del país. La preocupación acerca de la seguridad de estas urbanizaciones aumentó después de que un niño se ahogara a principios de año en un depósito de agua de una urbanización sin terminar.

Cuestiones de seguridad

Un edificio en Longford, en el centro de Irlanda, fue demolido el 18 julio después de una explosión en el alcantarillado en una de las casas de la finca a principios de este año. Cerca de 553.000 casas fueron construidas en una década, hasta 2005, en un país con unos 4,5 millones de habitantes. Casi 294.000 viviendas permanecen vacías, y su precio se ha reducido a la mitad.

El organismo de gestión de activos (conocido como NAMA, por sus siglas en inglés) controla o está vinculado con cerca de un 10% de las propiedades. Esta semana demolió un bloque de apartamentos a unos 115 kilómetros de Dublín.

El Gobierno y el NAMA han destinado ocho millones de euros, aproximadamente, para abordar los problemas de seguridad más urgentes. Algunas urbanizaciones bloques serán demolidas y convertidas en terrenos agrícolas. La ministra resalta su objetivo: “deshacerse de esta mancha en nuestras comunidades”.

© Traducción de News Clip.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Resumen del día de El País América

Cinco noticias del 20 de abril que deberías conocer

Interior considera compatibles los negocios privados de Villarejo

Jesús Duva Madrid

El informe que encargó el ministro tras revelar EL PAÍS sus actividades no considera preciso expedientarle

La UB aprueba fusionar sus 18 facultades en diez áreas

Camilo S. Baquero Barcelona

El Consejo de Gobierno da luz verde a la reforma administrativa del centro

EL PAÍS RECOMIENDA

El turismo asiático acelera el cambio de modelo en España

El país deberá ampliar la propuesta de sol y playa para aprovechar el crecimiento de la demanda desde los emergentes

Marina Abramovic: “Me llamaban loca; hoy me alaban”

Manuel Morales São Paulo

La artista, icono del arte contemporáneo, charla con EL PAÍS en São Paulo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana