Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas del comercio en Estados Unidos suben un 0,8% en julio

Las cifras siguen siendo débiles, pese a las mejoras en todos los sectores del componente

La economía estadounidense sigue mandando señales mixtas. Pero los datos confirman, por lo menos, que la recaída en la recesión no es un problema en este momento. Lo confirmó el indicador de empleo, después la balanza comercial y ahora el de ventas en el comercio, que crecieron un 0,8% en de julio tras tres meses seguidos a la baja.

Los números siguen siendo débiles, aunque las últimas mejoras se produjeron en todos los sectores del componente, especialmente en el segmento de las tiendas.

El repunte del precio de la gasolina en el verano tampoco parece ser un obstáculo. El indicador fue, por tanto, calificado como bueno entre los analistas y eso animó a Wall Street. Pero nadie echa las campanas de la recuperación al vuelo, porque el patrón de gasto sigue frágil y la economía de EE UU depende en dos terceras partes del comportamiento del consumo.

Para que la actividad económica repunte con fuerza y se sostenga, antes deben mejorar las perspectivas del lado del empleo y con ella la confianza, que siguen en la zona de la última recesión. La previsión es que el crecimiento siga por debajo del 2% en el tercer trimestre. La temporada de compra coincidiendo con vuelta al colegio definirá lo que se acerque o se aleje.