Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlín alerta del riesgo en Europa del “exceso de solidaridad”

El ministro de Exteriores urge a Atenas a cumplir su plan y valora la "determinación" de Rajoy

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, durante un vista a Estambul en mayo.
El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, durante un vista a Estambul en mayo.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, expresó ayer su confianza en la solidez de la economía española y la “gran determinación” mostrada por el Gobierno de Mariano Rajoy frente a la crisis. Pero hizo hincapié de nuevo en uno de los mensajes lanzados por los sectores más conservadores del Gobierno de Angela Merkel. “El euro y Europa están amenazados, no solo por la falta de solidaridad, sino también por el exceso de solidaridad”, resalta Westerwelle.

“El Gobierno del presidente Rajoy muestra una gran determinación en el rumbo de sus reformas. Por eso soy optimista en lo que respecta a España”, responde Westerwelle al dominical Bild am Sonntag a la pregunta de cuánto tiempo podrá aguantar España sin tener que recurrir al fondo de rescate. Westerwelle, que está pasando sus vacaciones en Mallorca, incide en que el Gobierno alemán rechaza la colectivización de la deuda europea, lo que implicaría la creación de los eurobonos. “Para mí esto no es negociable. Los eurobonos engrandecerían la crisis, no la paliarían”, argumenta Westerwelle.

Esta es una de las principales demandas de España, Italia y Francia con el fin de apuntalar la confianza de los mercados financieros y poner fin a la tendencia alcista de las primas de riesgo y de los intereses de las deudas italiana y española, antes de que dichos niveles alcancen cotas “insostenibles”.

“Con una responsabilidad compartida, pondremos el euro en peligro”, insiste el ministro de Exteriores alemán, en alusión a los eurobonos. No obstante, no aclara si el Gobierno alemán se opone con la misma rigidez a la compra de la deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE), tal y como hizo a principios de este año aliviando la presión de los mercados sobre Italia y España, amparándose en la “independencia” del eurobanco.

Sobre Grecia, país rescatado dos veces, Westerwelle, del Partido Liberal (FDP), recalca que “debe cumplir con sus compromisos”. El ministro alemán apremia al Gobierno de Atenas a que se tome estos compromisos “con seriedad” y advierte que no se admitirán “desviaciones sustanciales” sobre lo acordado.

El ministro de Exteriores rechaza “entrar en especulaciones” acerca de si España pedirá el rescate aún este verano e insiste en que es un “país muy fuerte”, con una “economía sólida”. “Yo no especulo. Si diera ahora a BamS [Bild am Sonntag] la respuesta que desea, seguramente tendríamos un gran titular y un gran problema”, responde Westerwelle a la insistente pregunta sobre esa cuestión en una entrevista concedida desde la isla española.