Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juncker cree que la salida de Grecia del euro sería “manejable, pero no deseable”

Uno de cada cinco inversores opina que Grecia podría salir de euro, según un sondeo de Fitch

Solo el 5% de los encuestados ve en riesgo el futuro de la Unión Monetaria a largo plazo

El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker.
El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker. EFE

La salida de Grecia del euro pulula en el ambiente en Europa durante los últimos meses. Bien para negar que vaya a producirse, bien para hablar sobre sus posibles consecuencias, los líderes europeos pasaron de tratar este tema como un tabú a hablar abiertamente de él sin atreverse a negar el posible abandono. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, se manifestó este martes al respecto. “Desde la perspectiva de hoy sería un proceso manejable, pero no sería deseable”, aseguró en una entrevista a la televisión pública alemana WDR.

Juncker explicó que la salida de Grecia de la zona euro llevaría aparejados “riesgos significativos”, especialmente para los ciudadanos griegos. Tras ser preguntado por si podía negar categóricamente el abandono, respondió que no, “al menos antes de finales de otoño”. En un intento por no poner fechas concretas, apostilló que “a partir de entonces, tampoco”.

El primer ministro de Luxemburgo, que aseguró que mantuvo una conversación telefónica con Mariano Rajoy los últimos días, recordó que la integración europea “sigue siendo una historia muy frágil”. Para fortalecer la unión monetaria, Juncker insistió en que hace falta “más y más Europa” durante los próximos años. En cuanto a las decisiones adoptadas en las cumbres europeas —como la celebrada a finales de junio, cuando los líderes europeos acordaron flexibilizar el recurso a los fondos de rescate y la recapitalización directa de los bancos españoles—, afirmó que no hay ganadores ni vencedores, sino que todos los países “ganan y pierden juntos”.

Las declaraciones de Juncker fueron acompañadas este martes de la publicación de una encuesta de la agencia de calificación Fitch a inversores europeos. Según el informe de la compañía, uno de cada cinco, el 21%, opina que Grecia (e incluso uno o dos países más) pueden quedar fuera de la Eurozona al final de la crisis.

Los gestores de fondos de renta fija preguntados son más optimistas en cuanto al futuro de la moneda única y solo el 5% cree que la actual recesión suponga su final. El 9% piensa que se producirán quiebras en algunos países, aunque ello no conllevará la desintegración de la unión monetaria, mientras que el 33% espera que se produzcan movimientos hacia la unión fiscal. Los resultados de la encuesta difieren muy poco de otra publicada por la agencia en octubre de 2011, lo que demuestra que la confianza de los inversores en Europa a largo plazo es sólida.

Las respuestas fueron recogidas entre el 2 de julio y el 2 de agosto, después de la cumbre europea de junio y de que el BCE rebajase los tipos de interés a su mínimo histórico, el 0,75%. A finales del mes pasado, el presidente del banco emisor, Mario Draghi, realizó diferentes declaraciones para estabilizar a los mercados en las que aseguraba que la institución que dirige no dejaría caer el euro en ningún caso.

Mientras se vertían diferentes opiniones sobre Grecia, el Tesoro heleno colocó este martes 812,5 millones de euros en letras a seis meses, más de lo previsto, a un interés del 4,68%, dos décimas por debajo de la anterior subasta del 10 de julio.