El Gobierno propone a Bruselas un ajuste de 102.000 millones hasta 2014

El Gobierno presenta los presupuestos bienales 2013-2014 a la Comisión Europea

Calcula el ajuste en Sanidad y Educación para 2014 un más de 9.000 millones

La elaboración anticipada de las cuentas es una condición para tener un año más de déficit

Se congela el Empleo Público en el bienio 2012-2013

El Gobierno envió ayer a Bruselas el presupuesto bienal 2013-2014, que incluye un ajuste global por 102.149 millones de euros. Lo hizo con tres días de retraso sobre el plazo concedido por la Comisión Europea, que exigía que lo presentara antes de final de julio a cambio de aplazar un año el objetivo de déficit.

El proyecto bienal incorpora las medidas del último ajuste aprobado por Mariano Rajoy en julio, detalla el impacto de algunas de estas que estaban sin cuiantificar e incorpora algunas novedades. En total, supone un ajuste adicional de unos 37.000 millones sobre los ajustes anunciados por Rajoy hace dos semanas. Las novedades más relevantes son la prórroga de la congelación de la oferta de empleo público hasta 2014 y la subida del impuesto de hidrocarburos.

El documento aclara también que el margen de déficit que el Gobierno ha obtenido de Bruselas para este año se lo queda íntegramente la Administración central, que dispondrá de un punto adicional (pasa del 3,5% al 4,5%) para enjugar la desviación presupuestaria.

Durante las últimas semanas, el Gobierno de Rajoy ha librado un pulso con la Comisión por el contenido del plan bienal. Bruselas exigía unos presupuestos detallados y que contuvieran medidas adicionales que garantizasen el cumplimiento de las metas de déficit hasta 2014, como un endurecimiento del seguro de desempleo y una rebaja de las pensiones. El Gobierno pretendía, sin embargo, presentar uno menos completo que solo incluyera sus estimaciones ma-croeconómicas y las medidas de ajuste aprobadas hasta el momento para no pillarse las manos si en el futuro tiene que aplicar nuevos recortes.

Finalmente, el Ejecutivo de Rajoy ha enviado un documento de 48 páginas donde precisa el impacto de las últimas medidas de ajuste pero no incorpora las medidas que sugería la Comisión Europea. El Gobierno informó sobre el plan a través de la página web de La Moncloa pese a que Rajoy ofreció una conferencia de prensa en la que no hizo referencia al plan bienal de ajustes.

El conjunto de todas estas medidas de ajuste asciende a 13.118 millones este año, 38.956 millones en 2013 y otros 50.075 millones en 2014. En total, un ajuste global de 102.149 millones de euros por las iniciativas aprobadas por Rajoy el 11 de julio y que entonces cuantificó en 65.000 millones. Esta diferencia, de cerca de 37.000 millones, se debe sobre todo a la cuantificación de algunas decisiones cuyo impacto no se había calculado o no se había estimado para 2014. Pero también hay algunas novedades.

Según fuentes gubernamentales, la principal medida adicional que incluye el proyecto bienal es una prórroga de la congelación de la oferta de empleo público, aprobada para este año, para 2013 y 2014 que supondrá un ahorro de unos 5.300 millones (1.800 millones en 2013 y 3.500 en 2014). Es decir, las Administraciones Públicas no podrán sustituir a los empleados públicos que se jubilen durante los dos próximos años, con lo que se reducirá la plantilla de trabajadores y por tanto disminuirá el gasto en nóminas. Por eso en el plan remitido por Rajoy a Bruselas figura un ahorro en la función pública de 14.320 millones de euros hasta 2014, frente a los 9.219 millones previstos hasta ahora.

Esta medida se matiza levemente para maestros, profesores, inspectores de Hacienda y Trabajo, policías, militares y personal sanitarios. En estos casos, el Gobierno sustituirá a uno de cada diez empleados públicos que se retiren. No obstante, hay que tener en cuenta que en muchas autonomías este matiz se queda en nada. Este año, por ejemplo, la mayor parte de comunidades no han sacado oposiciones al profesorado.

También se incluye el establecimiento de un nuevo impuesto sobre los hidrocarburos, el llamado céntimo verde, que engordará las arcas de la Hacienda pública en 2.300 millones de euros. Respecto al resto de medidas tributarias incluidas en el plan apenas hay cambios sustanciales a lo aprobado en “el real decreto 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria”. Aunque sí se precisa el impacto que tendrán estos cambios fiscale que en su conjunto reportarán al Estado unos 4.975 millones de euros en 2012, 15.069 millones en 2013, y 15.425 millones en 2014. De estos, la supresión a partir de 2013 de la deducción por compra de vivienda del impuesto sobre la renta representa 3.200 millones. El documento de 48 páginas no revela si en 2014 el Gobierno suprimirá el “gravamen de solidaridad” —como calificó eufemísticamente la subida del IRPF que aprobó en diciembre pasado y que tenía de vigencia hasta 2013.

El documento remitido por el Ejecutivo de Rajoy a la Comisión Europea detalla el impacto que la subida de tipos del IVA tendrá sobre los ingresos tributarios. El plan revela que la medida que más ingresos reporta al Gobierno, siempre según sus cálculos, es el aumento del tipo general del 18% al 21% que supondrá al Estado uno ingresos adicionales de 13.260 millones de los 22.104 millones que supone la subida total de tipos del impuesto sobre el consumo. “El aumento del tipo general y reducido de este impuesto proporcionará unos ingresos extra de 2.300 millones de euros este año, de 10.134 millones en 2013 y de 9.670 millones en 2014. Se incluyen también cambios normativos en el impuesto sobre sociedades, para estabilizar su recaudación, y en los impuestos especiales”, señala la referencia del Consejo de Ministros.

El presupuesto bienal estima que las comunidades autónomas recortarán 9.627 millones de euros en Sanidad y Educación en 2014. El Gobierno descarta que haya nuevos ajustes en estos ámbitos. Esta cantidad representa el impacto acumulado de las reformas en Sanidad y Educación que aprobó el Gobierno en abril y que había calculado que supondría un ajuste de cerca de 11.000 millones hasta 2013. En esta se preveían medidas de “reducción del gasto farmacéutico, el ajuste de los ratios de alumnos y el incremento de la jornada lectiva”, según la nota remitida por el Gobierno. El Ejecutivo acumula el efecto de la medida aunque el recorte es único.

Por eso, aunque el impacto de este plan supone un ajuste de más de 102.000 millones, representa poco más de dos puntos de reducción de déficit sobre el PIB, según reconoce el FMI porque la acumulación de medidas no rebaja el déficit.

Bruselas recibió ayer el documento, informa Luis Doncel. Reaccionó con diplomacia a la presentación del plan presupuestario español para 2013 y 2014. “Damos la bienvenida al plan, que analizaremos al detalle”, aseguró ayer un portavoz de la Comisión Europea. Ni rastro de las críticas que se oyeron los últimos días en los despachos de Bruselas por la falta de concreción de los planes del Ministerio de Hacienda y por el retraso en la presentación del documento, que debería haber llegado a finales de julio.

La Comisión esperará a octubre para hacer pública su opinión sobre el documento. Será entonces cuando anuncie los resultados del examen al que someterá a España para evaluar si está haciendo los deberes para reducir su déficit público. “Esperamos que el plan español apuntale los objetivos de déficit”, señalan portavoces comunitarios.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un regreso apresurado

La vuelta de Grecia a los mercados no garantiza su continuidad ni la sostenibilidad de la deuda pública

“Estoy decepcionado con la unión bancaria”

El magnate George Soros asegura que se ha perdido una gran oportunidad

Chile quiere ser potencia alimentaria

El país quiere invertir para impulsar sus vinos, salmones y frutos secos

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana