Francia e Italia desautorizan a España

Los países niegan la petición de España de aplicar inmediatamente los acuerdos europeos

París afirma que el comunicado es "alucinante" y Roma dice que "no hay nada parecido"

El secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo. / EFE

Los Gobiernos de Francia e Italia han desautorizado a España al negar que, tal y como había anunciado minutos antes el Ejecutivo español, hayan hecho una petición conjunta para “la inmediata ejecución de los acuerdos” europeos, según rezaba en un comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores. El anuncio ha coincidido con los nuevos máximos en la presión contra la deuda española en los mercados.

Según afirmaba en el texto el secretario de Estado, Íñigo Méndez de Vigo, “la rapidez es una condición esencial para el éxito de cualquier actuación europea”. En este punto, ha advertido de que “hay un desfase preocupante entre la decisión que toma el Consejo Europeo y la ejecución de dichos acuerdos”. El comunicado, titulado "Francia, Italia y España exigen la inmediata ejecución del Consejo Europeo del 28 y 29 de junio", se ha publicado tras una reunión del Consejo de Asuntos Generales celebrada en Bruselas en la que también han participado el ministro francés de Asuntos Europeos, Bernard Cazeneuve, y su homólogo italiano, Moavero Milanesi.

No ha habido nunca un comunicado de Francia, España e Italia ni ninguna declaración"

Bernard Cazeneuve

El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha retirado posteriormente el comunicado de su página web. Méndez de Vigo ha declarado a la agencia Europa Press que él nunca habló de que los tres países hubieran suscrito una declaración conjunta sino que se limitó a reflejar en un comunicado que hay una petición compartida de que los acuerdos del último Consejo Europeo se apliquen "inmediatamente".

"Esta información es alucinante. No se basa en ninguna realidad", ha declarado a la agencia Reuters el propio Cazeneuve. "No ha habido nunca un comunicado de Francia, España e Italia ni ninguna declaración común", ha agregado. También Italia ha rechazado haber realizado una declaración conjunta. "No sé de dónde ha salido eso. No hay nada parecido aquí ni en otras capitales", ha dicho un alto funcionario italiano en Roma.

En la cumbre europea de finales de junio, los líderes de los 27 aprobaron la ayuda directa a la banca a través del próximo fondo de rescate, aunque solo una vez que el Banco Central Europeo (BCE) se convierta en supervisor único de las entidades financieras, y flexibilizaron las condiciones para que los instrumentos de emergencia puedan salir al mercado a comprar deuda de los países en apuros, siempre y cuando estos así lo soliciten y acepten las condiciones —recortes— vinculadas a la ayuda.

Asimismo, se acordó que el fondo a través del cual se canalizará la recapitalización de la banca española en un futuro —el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es el sucesor del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF)— pierda el carácter de acreedor preferente a la hora de reclamar sus deudas. Este privilegio había ahuyentado a los inversores, temerosos de verse relegados al último puesto en caso de impago, lo que aumentaba el riesgo asociado a los bonos españoles.

Por último, también se cerró el plan de crecimiento de la UE por un importe de 120.000 millones de euros, el equivalente al 1% del PIB de la UE.

El comunicado se ha publicado mientras la prima de riesgo, que es el diferencial entre los bonos españoles y los alemanes, de referencia, está en máximos históricos. Este sobreprecio está considerado por los inversores como el mejor termómetro de la confianza en las finanzas de un país. Para el Gobierno español, los niveles que han alcanzado los intereses que exigen los inversores para comprar la deuda del Tesoro son insostenibles en el tiempo si el Estado quiere seguir financiándose por su cuenta. Pese a ello, aunque el ministro de Economía, Luis de Guindos, descarta que vaya a necesitar un rescate total del país, esta posibilidad sí entra en las quinielas de los inversores.

Para superar esta situación, el vicepresidente y comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, recomendó el lunes a España que pida ayuda al Eurogupo y solicite que el fondo de rescate compre su deuda en los mercados. “Esa parte de los acuerdos necesita ser aplicada”, dijo Almunia.

Por otra parte, pese a la urgencia que recoge el comunicado conjunto de este martes, el primer ministro italiano, Mario Monti, había afirmado apenas 24 horas antes que es demasiado pronto para convocar una cumbre a nivel europeo sobre la crisis de la Eurozona y restó importancia a la necesidad de una inyección urgente de financiación por parte del BCE.

El PSOE pedirá la comparecencia de Méndez de Vigo para explicar el "patinazo diplomático" con Francia e Italia, según ha informado el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, que también ha pedido al Gobierno "más rigor y seriedad" en sus declaraciones.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana