Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno detalla el ajuste en inglés

El Ejecutivo detalla las cifras del ajuste en una web dirigida a inversores extranjeros

El decreto publicado en el BOE contiene medidas no anunciadas

El Gobierno sigue un patrón fijo en la presentación de las innumerables reformas que ha llevado a cabo. Primero niega que vaya a tomar las medidas que todo el mundo sospecha. Luego las confirma al anunciarlas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros con medias verdades y ocultación de los detalles más escabrosos. Los ciudadanos tienen que esperar hasta el día siguiente, el sábado, para conocer la verdadera magnitud de la medida por el texto del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Así se sabe que las decisiones del Gobierno tienen mucho más calado de lo que explica la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, o los ministros de escolta habitual: Luis de Guindos, de Economía, o Cristóbal Montoro, de Hacienda.

Ocurrió con la reforma del IRPF de diciembre, con la reforma laboral posterior, con el copago sanitario, con los dos reales decretos de reestructuración de la banca y, por último, ayer, con el mayor recorte de la democracia.

Ayer el Ejecutivo tuvo un detalle no habitual. Por si alguien dudaba de que lo que importa de verdad es que los planes del Gobierno los conozcan los que tienen dinero, es decir los inversores internacionales, Economía publicó los detalles de las medidas solo en inglés. Todo lo que ni Montoro ni Guindos respondieron a los periodistas ni tampoco publicaron después en la referencia del Consejo de Ministros, figuraba ayer en la página web del Ministerio de Economía The Spanish Economy, como adelantó EL PAÍS en la edición digital.

El Ejecutivo explicó los detalles en esa web, habitual de las agencias anglosajonas y de los bancos de inversión. Allí desglosó que el ajuste asciende a 56.440 millones de 2012 a 2014 y no de 65.000 millones como dijo Rajoy inicialmente. Y lo que es peor, que los 22.000 millones que los españoles pagarán de más por la subida del IVA no serán suficientes para cumplir con los objetivos de déficit, salvo que llegue una mejoría de la economía que nadie espera.

Por supuesto, como ya es habitual, el Boletín Oficial del Estado contó los aspectos más dramáticos, que los ministros obviaron. Montoro explicó con todo detalle que a los funcionarios se les ingresaría la paga de Navidad que ahora se les quita, en el fondo de pensiones en 2015. Sin embargo, en el decreto no aparece ninguna fecha y condiciona la devolución al cumplimiento de los objetivos de estabilidad.

El BOE también informó de otro tema oculto y espinoso: el Gobierno podrá suspender el abono de las prestaciones por desempleo cuando se aprecien indicios suficientes de fraude. También se conoció el sábado que se suspenden los convenios colectivos para el personal laboral público. Y otra noticia mala para los más desprotegidos: se reduce un 13% el dinero que se da a las comunidades por cada dependiente, lo que supone un golpe económico para las autonomías, que recibirán 200 millones menos.

Más información