Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS AJUSTES

Andrea Fabra, indignada con el PSOE, asegura que no insultó a los parados

Ampliar foto
El ex presidente de la Diputación de Castellón y presidente del PP provincial, Carlos Fabra, acompañado por su hija Andrea acude a la misa en recuerdo de Fraga Iribarne organizada por el PP castellonés. EFE/Archivo EFE

Fabra se ha expresado así, en declaraciones a Efe, después de que el PSOE pidiera ayer que abandone su escaño por entender que durante el pleno de la Cámara Baja en el que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció los nuevos ajustes, ella gritó "¡que se jodan!" en el momento en que se anunciaba una disminución de la prestación para los desempleados.

Fabra ha subrayado que quiere aclarar con la máxima rotundidad que en ningún momento de ese debate hizo referencia alguna a la situación de los desempleados, sino que respondió a la "bronca" que estaba montando la bancada socialista.

Y cree que eso queda bien claro en el vídeo del pleno: "Eso lo demuestran las imágenes, que me dirijo en todo momento a la bancada de los diputados del PSOE, que estaban gritando y lanzando frases insultantes ante la comparecencia del presidente del Gobierno".

"Me siento dolida e indignada con el PSOE por manipular y tergiversar usando un drama que afecta a más de cinco millones de personas desempleadas y hacia las que tengo el mayor respeto y solidaridad", ha subrayado.

Una indignación, ha asegurado, que es aún mayor teniendo en cuenta que "las políticas de despilfarro e irresponsabilidad aplaudidas y apoyadas por los socialistas en la pasada legislatura fueron las responsables de la difícil situación que atraviesan millones de españoles".

Para ella, la actitud del PSOE hace evidente que el debate del pasado miércoles en el pleno de la Cámara Baja no le salió bien "y están intentando ganar lo que no ganaron en el debate a través de una campaña difamatoria contra el grupo popular".

Andrea Fabra ha hecho hincapié en que lo que pretendieron en esa sesión los diputados del PP es acallar las constantes protestas y gritos de los diputados socialistas.

"Pero sobre todo quiero insistir en que en ningún momento me refería a las personas que se encuentran en una situación de desempleo y por las que tengo el máximo respeto y la mayor solidaridad", ha reiterado.