Selecciona Edición
Iniciar sesión

El sueldo medio en los consejos del Ibex en 2011 fue de 7,5 millones, un 5% más

La remuneración de los órganos de administración mejoró a pesar de la caída de los beneficios

La retribución de los consejeros ejecutivos creció un 9% y se situó en promedio en 2,4 millones

La CNMV detecta numerosas deficiencias en la información salarial que envían las cotizadas

Las empresas no cumplen la mayoría de las recomendaciones de la Comisión Europea

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado el Informe Anual de Gobierno Corporativo de las compañías del Ibex 35 correspondiente al ejercicio 2011. Este estudio contiene un análisis pormenorizado de los sueldos de las empresas del índice selectivo. El pasado año la retribución media por consejo se situó en 7,5 millones de euros (un 5% más que en 2010). El supervisor bursátil recalca que este aumento se produjo "pese a la caída generalizada de los resultados" y lo atribuye, en gran medida, al "incremento de la retribución variable de dos compañías".

Por su parte, la retribución media por consejero fue de 522.000 euros (el 4,4% más que en 2010), ascendiendo la remuneración de los vocales ejecutivos a 2,4 millones de euros (2,2 millones en 2010) por consejero.

Al cierre de 2011 el número de miembros de la alta dirección en las compañías del Ibex ascendía a 482 (513 en 2010) y su retribución media se situó en 777.000 euros, lo que representa una subida del 3,1% sobre el año anterior. "En promedio las retribuciones de la alta dirección suponen el 2,6% de los resultados del ejercicio, porcentaje similar al registrado en 2010", explica la CNMV.

Una de las principales novedades de este ejercicio en materia de buen gobierno ha sido la incorporación al ordenamiento jurídico, a través de la Ley de Economía Sostenible de las recomendaciones 40 y 41. En la primera, se insta a las cotizadas a que la junta vote y los accionistas den su aprobación a un informe sobre la política de retribuciones de los consejeros, mientras que la segunda pide que se detallen los salarios de forma individualizada en la memoria. Sin embargo, todavía no se ha publicado la Orden Ministerial que desarrolla la Ley y la CNMV todavía no ha podido aprobar los nuevos modelos del informe anual de gobierno corporativo y del informe sobre las remuneraciones de los consejos.

Esta circunstancia legal ha supuesto, según destaca el supervisor, que los datos sobre retribuciones contenidos en el informe anual de gobierno corporativo del ejercicio 2011 no haya sido "homogénea" y que, en algunos casos, "se hayan detectado" diferentes problemas. Entre las deficiencias que ha encontrado la CNMV se encuentran las siguientes: resulta complejo extraer la remuneración total individual de todos los conceptos retributivos; hay sociedades que incluyen un resumen de la retribución individual por las funciones de consejero, pero no la remuneración variable devengada por las funciones ejecutivas; algunas empresas no incluyen la remuneración obtenida por los consejeros que han cesado durante el ejercicio, y en algunos casos no se detalla la retribución devengada por los administradores por pertenecer a consejos de filiales.

La CNMV también prepara una actualización del Código Unificado de Buen Gobierno con las recomendaciones de la Comisión Europea sobre los sistemas retributivos. Las pautas en materia salarial que promulga Bruselas están, de momento, alejadas de la política salarial que aplican las compañías. En su informe el órgano que preside Julio Segura describe qué pide la Comisión y cuáles son las prácticas más habituales de las empresas españolas en ese sentido

1) Bruselas pide que los componentes variables de las retribuciones vayan vinculados a criterios de evaluación de desempeño predeterminados y medibles. La CNMV explica que los grupos del Ibex sí siguen esta recomendación y dice que la variable más utilizada para calcular el bonus es el beneficio antes de impuestos, ajustado por los riegos actuales y futuros y el coste de capital.

2) La Comisión también pide que la concesión de acciones como parte de la remuneración se realicen siempre que hayan transcurrido al menos tres años desde la decisión de la compañía de otorgar esa retribución. "En general, las compañías del Ibex no han establecido el plazo de diferimiento que recomienda la Comisión (...) Las entidades financieras, por normativa sectorial, tienen que diferir por un periodo de al menos tres años una parte sustancial de la retribución variable", dice la CNMV.

3) Las autoridades comunitarias aconsejan que en caso de retribuciones variables, las políticas retributivas incorporen límites. " La mayoría de las sociedades del Ibex no desglosan en sus informes sobre retribuciones si han establecido límites a la remuneración variable. En algunas de las empresas, que los han implantado, estos límites afectan solo a la retribución de los consejeros externos", subraya el supervisor.

4) Europa solicita que existan acuerdos contractuales que permitan a la sociedad reclamar el reembolso de los componentes variables de la remuneración, cuando el pago se haya producido sin cumplirse las condiciones a que estaba sujeto. "Muy pocas sociedades del Ibex informan que han implantado esta práctica en la política retributiva de sus consejos".

5) Por último, la Comisión es partidaria de que los pagos por la resolución del contrato no superen el importe de su remuneración fija anual durante dos años y no se abonen cuando el despido esté motivado a causas imputables al consejero. La CNMV destaca que la mayoría de las sociedades "no indican en sus informes de retribución que han establecido los límites a las indemnizaciones de sus consejos" que pide Bruselas. "En algunos casos el presidente y el consejero delegado tienen una indemnización equivalente al importe de tres anualidades, incluyendo la retribución fija más variable".