Los recortes e impuestos con los que el Gobierno quiere ahorrar 65.000 millones

Alza del IVA, recorte en el sueldo de los funcionarios, el paro y el resto de medidas, una a una

El presidente del Gobierno ha anunciado esta mañana en el Congreso un duro paquete de medidas con un fuerte impacto social para reducir el déficit ante una situación extraordinaria y sin precedentes, según ha argumentado el líder del Ejecutivo. Entre ellas, Rajoy, pese a su reiterado rechazo en un pasado a estas medidas, subirá el IVA, reducirá el sueldo a los funcionarios, las prestaciones del paro, suprimirá Ayuntamientos y modificará los impuestos en el sistema energético. "Duele que los impuestos suban pero hay que hacerlo", se ha justificado el presidente tras indicar que estas actuaciones, incluyendo el aumento de la recaudación y el recorte de gastos previstos, permitirán un ajuste de 65.000 millones de aquí a 2014, el equivalente al 6,5% del PIB. Estas son las principales decisiones:

Subida del IVA: El tipo normal pasa del 18% al 21%, mientras el reducido aumenta del 8% al 10%. El superreducido, que grava los productos más esenciales como el pan o las verduras, se queda en el 4%. También subirán los impuestos al tabaco y la tributación medioambiental, impulsando el principio de que "quien contamina, paga". Este alza de la fiscalidad al consumo que el Ejecutivo aprobará este viernes tendrá lugar en plena recesión, con los riesgos que ello implica de ahondar la contracción del gasto de las familias y, por extensión, la recuperación económica. Según una fuente del Ejecutivo citada por Reuters, entrará en vigor el 1 de agosto. Según la asociación de los Técnicos de Hacienda, Gestha, la medida "solo aportará 7.500 millones al año por el alto fraude que existe en España".

Otros impuestos: Adicionalmente se realizarán modificaciones en el sistema de pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades, ha añadido Rajoy. Por el lado de las cotizaciones sociales, bajarán un punto en 2013 y un punto adicional en 2014. También se reducirá la imposición sobre el empleo, todo ello en línea con las recomendaciones de la Unión Europea.

Prestación del paro: La cuantía de las prestaciones por desempleo se reducirá a partir del sexto mes para los nuevos perceptores, al reducirse del 60% al 50% la base reguladora con la que se calculan estas prestaciones. El objetivo, ha dicho Rajoy, es "animar la búsqueda activa de trabajo" de los desempleados. Además, también ha anunciado que "se suprimirán muchas bonificaciones a la contratación", salvo las relativas al nuevo contrato de emprendedores creado con la reforma laboral o las de inserción para el colectivo de discapacitados.

Pensiones: El Gobierno llevará al Pacto de Toledo un nuevo proyecto de ley sobre el sistema de pensiones para acelerar la aplicación del factor de sostenibilidad y abordar la jubilación anticipada, tal y como reclamaba Bruselas.

Sueldo de los funcionarios: El Ejecutivo, tal y como sospechaban los sindicatos, ha decidido suprimir la paga extra de Navidad de los funcionarios de todas las Administraciones Públicas, una medida que permitirá ya este año un ahorro del 14% en el gasto equivalente a 4.000 millones. La decisión también afectará a los diputados y senadores. Los funcionarios podrán recuperar parte de esta paga a partir de 2015 pero no en metálico, sino a través de una aportación al fondo de pensiones. Está por determinar si esta medida de suspender la paga extra será aplicable también en los próximos dos años.

Otra de las medidas más polémicas consiste en la equiparación de la situación de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores. Esta medida sirve tanto para reducir el gasto de personal como para combatir el absentismo de los trabajadores públicos. Durante los primeros días de baja el Estado complementa el sueldo de los trabajadores hasta el 100% del sueldo a diferencia del sector privado que depende de los convenios de cada empresa.

Menos días libres en la función pública: Se reducirá el número de días de libre disposición (los llamados moscosos) y se ajustará el número de liberados sindicales a lo "estipulado estrictamente en la ley", ha avanzado el presidente. El sindicato de la función pública CSI-F ya ha reaccionado a estas decisiones, se ha declarado "indignado" y ha anunciado movilizaciones para julio y agosto. También contempla convocar una huelga en septiembre.

Recorte en un 30% de los concejales: El Ejecutivo eliminará en un 30% el número de concejales por tramos de población. También se obligará a los alcaldes y ediles a publicar sus sueldos, así como se homogeneizarán sus retribuciones. Para ello, la ley de presupuestos fijará cada año unos baremos en función de las características del municipio. Con esta medida, el Ejecutivo espera lograr un ahorro de 3.500 millones.

A cambio de la supresión de concejales y para centralizar y garantizar el mantenimiento de la prestación de los servicios públicos en todo el territorio, se reforzará el papel de las diputaciones provinciales.

Modificación de la fiscalidad de la energía: Rajoy ha anunciado, sin dar más detalles, que se cambiarán los impuestos que gravan la energía con vistas a reducir el déficit de tarifa. Este desfase entre lo que cuesta producir la electricidad asciende actualmente a 24.000 millones y amenazaba con cerrar el año en 29.000 millones. El incremento de impuestos tendrá lugar en un momento en el que la demanda está registrando una fuerte caída. Los impuestos sobre la energía, según datos de la UE, han aumentado en un 70% en los últimos seis años.

Fin a la deducción por vivienda: La desgravación fiscal generalizada a la compra de una vivienda se eliminará en 2013. El Gobierno recuperó esta medida nada más llegar al poder el pasado diciembre con carácter retroactivo tras la decisión del anterior Ejecutivo de suprimirla para las rentas superiores a los 24.000 euros anuales a principios de 2011. La supresión también formaba parte de las recomendaciones que habían hecho la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a España.

Rebaja del gasto en los Ministerios: El Gobierno ha decidido llevar a cabo un nuevo ajuste en las partidas de los departamentos ministeriales de 600 millones de euros. Para ello, se reducirán "todos los créditos" para subvenciones o transferencias.

Menos dinero para los partidos: Los Presupuestos de 2013 incluirán un nuevo recorte del 20% en la subvención destinada a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, que se añade al que se ha realizado en 2012, también del 20%.

Segunda fase del plan para reducir empresas públicas: El jefe del Ejecutivo ha avanzado que van a continuar con la "reducción, e incluso eliminación, de empresas públicas en el ámbito local" para evitar "duplicaciones, e incluso triplicaciones" de servicios, con el consiguiente "despilfarro", ha argumentado. Con este objetivo se acometerá la segunda fase del Plan de Reestructuración del Sector Público Empresarial y Fundacional.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana