Europa acuerda la recapitalización directa de la banca española

El fondo de rescate dejará de ser un acreedor preferente

Se flexibilizarán las condiciones para la compra de deuda

Monti: “Ha sido una discusión dura y tensa, pero ha merecido la pena”

Tras más de cinco horas de reunión, pasadas las cuatro de la madrugada (hora peninsular española), los líderes de los 17 países de la zona euro han alcanzado un acuerdo para aliviar la presión de los mercados sobre la deuda española e italiana, que ha llevado los tipos de interés que pagan ambos países a niveles insostenibles.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha accedido finalmente a que el fondo de rescate pueda recapitalizar directamente a la banca española, aunque solo una vez que el Banco Central Europeo (BCE) se convierta en supervisor único de las entidades financieras.

En ese momento, se podrá prescindir de la intermediación del Estado y, por tanto, eliminar el peso que el crédito de hasta 100.000 millones concedido a la banca tiene sobre la deuda pública y el déficit. Aún no hay fecha para que el BCE asuma este nuevo papel, que supone un importante paso hacia la unión bancaria, pero la propuesta debe estar lista en octubre con la idea de ponerla en marcha a finales de año.

Además, el fondo a través del cual se canalizará la recapitalización de la banca española en un futuro —el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es el sucesor del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF)— perderá el carácter de acreedor preferente a la hora de reclamar sus deudas. Este privilegio había ahuyentado a los inversores, temerosos de verse relegados al último puesto en caso de impago, lo que aumentaba el riesgo asociado a los bonos españoles.

Finalmente, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha anunciado que se “flexibilizarán” los requisitos para que los dos fondos europeos de rescate, el provisional y el permanente, puedan comprar deuda en el mercado secundario de aquellos países que cumplan sus compromisos de ajuste y consolidación fiscal. Van Rompuy no aclaró si la intervención de estos fondos en el mercado de bonos seguirá sujeta a la aplicación de un plan de rescate con exigencias macroeconómicas y cuál será la “condicionalidad apropiada” que, según sus palabras, conllevará el plan de recapitalización bancaria.

El acuerdo, que el primer ministro italiano Mario Monti ha recibido con "doble satisfacción", recoge condiciones similares para Italia, la otra gran economía del euro con serias dificultades para financiarse. Asimismo, Irlanda podrá acogerse a condiciones similares. Los líderes de la UE han encargado a la Comisión que configure el plan "de manera urgente". Thomas Wieser, líder del grupo de trabajo del Eurogrupo, ha asegurado que si bien el rescate a España continuará por los términos ya establecidos, el dinero concedido, hasta 100.000 millones, y cuya cuantía definitiva se conocerá el próximo 9 de julio, pueden salir rápidamente de los balances públicos una vez que el nuevo supervisor esté en funcionamiento.

El presidente español, Mariano Rajoy, no quiso pronunciarse sobre el acuerdo, aunque salió de la sede del Consejo Europeo visiblemente satisfecho; mientras que el primer ministro italiano, Mario Monti, reconoció que la discusión había sido “dura y llena de momentos de tensión”, pero “ha merecido la pena”, subrayó.

Rajoy y Monti habían sorprendido por la tarde a los demás líderes al vetar la aprobación del plan de crecimiento de la UE por un importe de 120.000 millones de euros, equivalentes al 1% del PIB de la UE. Fuentes diplomáticas dijeron que España respalda plenamente este plan, pero subrayaron que “no sería creíble ni mucho menos suficiente” si no iba acompañado de medidas para estabilizar “a corto plazo” los mercados financieros. En su pelea, Monti y Rajoy contaron con el decidido apoyo del nuevo mandatario francés, François Hollande.

“Todo esto no sirve para nada si no podemos financiarnos”, advirtió Rajoy a su llegada a la reunión del Partido Popular Europeo previa a la cumbre. Aunque no se conoce la letra pequeña del acuerdo, Rajoy ha conseguido avances en todas las reivindicaciones que había planteado. “Pienso que España tiene razones para estar contenta”, dijo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Corresponsal diplomático y de Defensa de EL PAÍS

Últimas noticias

Ver todo el día

El Laboral Kutxa se complica la Copa

La consecuencia fue que a seis minutos de la conclusión el UCAM vencía por 15 puntos (84-69) y acabó perdiendo 93-88

El alcalde de Puerto Serrano logra liquidez tras 11 días de encierro

EP

Valderas realizará propuestas para "diseñar un plan de viabilidad económica"

“Creemos que la piratería hace evolucionar a la tecnología”

Isohunt, responsable de resucitar Piratebay, justifica las descargas ilegales por los precios de la industria cultural

La compañía y el teatro de Távora se enfrentan a la quiebra

El director de La Cuadra apela a la Junta para salvar su legado escénico de 42 años

IMPRESCINDIBLES

Las cartas entre Trichet y Zapatero

Claudi Pérez / Carmen Pérez-Lanzac Bruselas / Madrid

Trichet reclamó recortes y el expresidente atendió las exigencias con condiciones

Quién gana y quién pierde con la apreciación del dólar

La escalada de la divisa rey penaliza a los emergentes con alta inflación

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana