Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROPIEDADES

Segunda vivienda en la playa: los bancos rebajan más sus inmuebles

Las entidades financieras venden pisos por menos de 50.000 euros en la costa levantina

Playas de El Saler, el Perellonet y el Perelló; detras la Albufera, en Valencia.
Playas de El Saler, el Perellonet y el Perelló; detras la Albufera, en Valencia.

Financiación sigue sigue sin haber pero quien cuente con ahorros y quiera una vivienda en la playa este puede ser el momento de considerar la compra. Los precios de la vivienda en la costa mediterránea han bajado un 14% en mayo. Ese es el descenso interanual, pero desde los niveles máximos ha sido de un 38% de media, cuando la caída general fue de poco más de un 30%, según Tinsa.

Esta cifra media encierra bajadas muy significativas en las que las entidades financieras se han puesto a la cabeza. Pueden y además deben bajar, obligadas a liquidar su stock. Estas son algunas de las ofertas por Comunidades Autónomas.

 

Comunidad Valenciana


Por comunidades, la valenciana alberga prácticamente un tercio de las aproximadamente 670.000 viviendas del stock en toda España. Más de 200.000 unidades repartidas en una proporción de dos a una entre las ofertadas en los municipios del litoral y las disponibles en el interior.

Por lo que a la costa se refiere, esas más de 100.000 viviendas en venta se distribuyen de manera desigual por las tres provincias. Casi la mitad en Castellón, en torno a un 40% en Alicante, y las restantes, por las localidades costeras valencianas.

En cuanto a precios, se percibe un aumento de las diferencias entre los productos de las entidades financieras y los de las promotoras. Aquellos, cada vez más baratos, tras las provisiones incluidas en los dos reales decretos del Gobierno. Ya no resulta extraño toparse con apartamentos de unos 70 metros por menos de 50.000 euros.

En Castellón hay casi 50.000 viviendas de costa en manos de las entidades fiancieras

Al norte, en Castellón, municipios como Peñíscola o Vinaroz aprovechan las condiciones geográficas, a tiro de piedra del mar y de la montaña, para vender estas viviendas, terminadas hace varios años en algunos casos

Mediterranean, la inmobiliaria de la CAM, es una de las vendedoras más activas. En Peñíscola ofrece los pisos de dos dormitorios del residencial Sierra de Irta a partir de 140.000 euros, y en San Jorge, a 10 minutos de la playa de Vinaroz, comercializa los apartamentos de 50 metros del residencial Golf Mar desde 55.000 euros.

En esta misma zona del Bajo Maestrazgo, Metrovacesa tiene disponible un ático de tres dormitorios, con 90 metros cuadrados, por 200.000 euros. En Peñíscola, Neslaria XXI dispone de pisos de dos dormitorios por 135.000 de euros, y Construcciones Joan Curto cuenta en Vinaroz con adosados por 215.000 euros.

Siguiendo hacia el sur de la provincia de Castellón, ya dentro de la Plana Alta, San José-Parquesol tiene pisos de 105 metros por menos de 180.000 euros, y el Banco Pastor, chalés adosados en la urbanización Torre de la Sal desde 130.000 euros.

En localidades señeras del turismo castellonense como Oropesa o Benicàssim también se percibe la presencia abrumadora de las filiales inmobiliarias de las entidades financieras. En el edificio Neptuno de Oropesa, Mediterranean ofrece los apartamentos de dos dormitorios desde 74.900 euros. Servihabitat, inmobiliaria de Caixabank, ofrece en Marina d’Or pisos amueblados y equipados, de dos habitaciones con balcón y parking incluido en una urbanización con amplias zonas comunitarias desde 59.900 euros.

Servihabitat rebaja hasta los  59.900 euros  los pisos de dos dormitorios con aparcamiento en Marina d'Or

La propia Servihabitat también cuenta en Benicàssim con estudios de 60 metros cuadrados de superficie en torno a 92.000 euros. También al sur de la provincia de Castellón, en Almazora, son entidades como Banco Sabadell, a través de Solvia, o el Santander, por medio de Altamira, las que se dejan notar, con adosados desde 119.000 euros y pareados que parten de 95.000 euros, respectivamente.

Ya en Valencia, desde el puerto de Sagunto, al norte de la provincia, hasta Oliva, justo antes de traspasar el límite de Alicante, los que estén buscando una vivienda también cuentan aquí con ofertas con precios más ajustados que en años precedentes y en muchos casos abiertos a todo tipo de negociación. Localizadas sobre todo en la mitad sur de la provincia, en torno a la Ribera Baja y la comarca de La Safor.

En Cullera, Espacio cuenta con pisos desde 132.000 euros, mientras que Marina Azul vende en Tabernes pisos de 60 metros cuadrados, con un dormitorio, a partir de 169.400 euros.

El Grupo Ática se muestra especialmente activo en esta zona, tanto en la playa de Daimuz, con pareados de tres dormitorios por menos de 250.000 euros, como en la de Bellreguard, donde dispone de adosados desde 204.600 euros. En Oliva, Dosa eleva a 110.000 euros el precio de un apartamento de 75 metros cuadrados ubicado en el edificio Albatros. Y también en Oliva, a Cajamar le quedan por vender pisos que parten con precios desde 186.000 euros.

Los municipios de las dos Marinas, Alta y Baja, la comarca del Bajo Segura y el entorno próximo a la capital son los enclaves donde Alicante concentra la mayoría de su oferta turística de sol y playa. En la Marina Alta, Jávea y Calpe son los destinos más buscados. En Jávea, Espacio vende a partir de 175.000 euros los pisos de dos dormitorios, mientras que Davecon, en el residencial Domos, tiene disponibles un piso de 72 metros desde 150.000 euros. En Calpe, el Grupo Esmeralda cuenta con varias promociones, tanto de adosados de 102 metros cuadrados por casi 240.000 euros como de pisos desde 170.000 euros.

Benidorm sigue siendo una de sus principales referencias en Alicante. A la CAM, a través de Mediterranean, le quedan pisos de un dormitorio por 122.400, mientras que el Grupo GV los ofrece a partir de 126.000 euros en algunas de las torres más altas de esta localidad. También en Benidorm, el Banco Popular, a través de Aliseda, oferta desde casi 139.000 euros. La cartera de esta promotora bancaria también está presente en Cala Finestrat, con pisos a partir de 122.300 euros, o en Villajoyosa, desde 120.000 euros.

 

Andalucía


Salvo contadas excepciones, como Marbella, la obra nueva en la costa andaluza tiene a las entidades financieras como el principal vendedor. Ahora se afanan en presentar precios lo más barato posible.

En Almería, Vera, Mojácar o Roquetas de Mar son un ejemplo de los bancos marcando el paso. Solvia, la filial del Sabadell, tiene en su stock un par de promociones en Vera, con pisos a partir de poco más de 80.000 euros. En la misma zona, el Popular, Barclays, Cajamar (con más de diez promociones), la CAM o Unicaja no le andan a la zaga. Una competencia que lleva a pisos de uno y dos dormitorios desde 54.000 hasta 110.000 euros.

Entre tanta oferta bancaria, la promotora Key Mare ofrece en el residencial Valle Verde de Vera pisos a partir de 104.000 euros, adosados desde 172,560 euros o chalés por 238.238 euros.

En Mojácar, Unicaja ofrece los de dos dormitorios, con 59 metros, desde 112.500 euros, o el mismo producto bajo alquiler con opción a compra con un pago mensual de 375 euros. En la zona del Cabo de Gata, Servihabitat cuenta con apartamentos de 39 metros por 50.000 euros en Carboneras, mientras que en la misma zona Construcciones Galanes no baja de 135.000 euros los pisos de dos dormitorios, con 75 metros.

Las entidades financieras son el principal vendedor en las costas andaluzas

Realia ofrece en Roquetas el residencial Aguaserena; de uno a tres dormitorios, desde 99.900 hasta 159.000 euros. En esta localidad, Servihabitat, Aliseda-Popular, Unicaja, la CAM y, sobre todo, Cajamar están ajustando los precios. La CAM, por ejemplo, 47 metros por 33.200 euros.

En la costa granadina, Osuna vende en Almuñécar pisos de casi 90 metros por 189.423 euros. Desde la Axarquía hasta la Costa del Sol son innumerables los productos en venta. En Nerja, Salsa Inmobiliaria tiene de dos dormitorios desde 136.600 euros. Y en Torrox, pisos de un dormitorio, con 95 metros, desde 168.840 euros. También aquí, el Grupo Lozano comercializa por 245.000 euros pisos de un dormitorio.

En Torre del Mar, Altamira-Santander vende pisos por un mínimo de 114.246 euros, en competencia con promotoras como Reyal Urbis, Neinor, Level o Habitat. La compañía presidida por Rafael Santamaría dispone en el residencial Atalaya del Mar de pisos de dos dormitorios y 85 metros a partir de 158.560 euros. De un dormitorio, Habitat los tiene por 74.700 euros, y Neinor, un poco más grandes, por 120.000.

En Rincón de la Victoria también compiten promotores y bancos en un espacio reducido. Ibercaja ofrece apartamentos en Los Almendrales por 80.000 euros; Solvia-Sabadell eleva a casi 127.000 euros los de dos dormitorios, con 90 metros, en línea con los precios de Vallehermoso por un producto similar en la fase 5 del residencial Vista Bahía.

Ya en plena Costa del Sol, en Torremolinos, BNP Paribas tiene en su cartera Montealegre, con apartamentos de 62 metros por 134.030 euros. Ligeramente más baratos que los que ofrece Grupo Salcar, que eleva a 170.000 euros los de 73 metros cuadrados.

En Fuengirola, además de los promotores y los bancos, también se asoman las filiales de Mapfre o Iberdrola. Mesena-Banesto tiene los estudios de 40 metros en 41.300 euros. Y en Marbella, donde la presencia de la banca es mínima, Metrovacesa tiene adosados desde 205.000 euros; Ros y Falcón, pisos entre 155.540 y 259.000 euros; Solvia, pisos grandes desde 425.000 euros, y Altamira, chalés independientes por 575.645 euros.

 

Cataluña


Cataluña no cuenta con un excedente tan alto de vivienda sin vender en su litoral como Valencia o Andalucía, y además, salvo en el sur de Tarragona, están en urbanizaciones de poca densidad. Girona y Tarragona aglutinan el grueso, aunque puntos concretos de la costa de Barcelona, como Castelldefels o Sitges, siguen contando con la aceptación del gran público a la hora de comprar una segunda o incluso primera residencia.

Gerona y Tarragona aglutinan el grueso de la oferta de vivienda vacacional en Cataluña

Las rebajas en la Costa Brava se han producido, sí, pero no tan acentuadas como en otras zonas de la costa mediterránea. En parte porque la subida no fue tan disparatada.

Entre las ofertas, la de localidades del Baix Empordà, en Girona. En Palamós, Solvia-Sabadell vende los apartamentos de un dormitorio por 110.000 euros y los pisos de dos a partir de 137.000; mientras que Unnim, la entidad adquirida por BBVA, eleva a 145.000 las viviendas de dos dormitorios con 64 metros cuadrados. La propia Unnim, en San Antonio de Calonge, ofrece por 113.000 euros pisos de 53 metros. En Sant Feliu de Guíxols, promotores como Realia y Vallehermoso disponen de pisos de dos y tres dormitorios, a partir de 139.000 y 232.399 euros, respectivamente.

Ya en Barcelona, en Castelldefels, La Llave de Oro vende pisos desde 207.000 euros, mientras que en Sitges bancos como Pastor o Santander tiene productos desde 295.00 y 184.783 euros, respectivamente. Cambrils es el punto de la costa de Tarragona con mayor oferta disponible, con pareados desde 366.000 euros, unifamiliares independientes a partir de 415.000 y pisos de 60 metros por 158.207 en la zona de Miami Playa.

 

Baleares y Canarias


La oferta residencial de obra en los dos archipiélagos tampoco escapa a la competencia abierta en la Península entre entidades financieras y promotoras inmobiliarias. En mayor medida en Canarias que en Baleares, circunstancia que lleva a bajadas considerables de precios. Tanto como para encontrar precios por debajo de 40.000 euros.

Realia, Vallehermoso y Espacio mantienen su presencia en Baleares para tratar de cerrar la venta de sendas promociones, tanto en Ibiza como en Mallorca. En el residencial Albor III, en Ibiza, Realia vende en 262.000 euros los pisos de tres dormitorios, mientras que la filial del Grupo SyV hace lo propio en Mallorca, en el residencial Cap Blau, enclavado en Cala Figuera, con pisos de 100 metros por 297.440. Espacio, por su parte, dispone en Porto Cristo (Mallorca) de apartamentos de 58 metros por 165.000 euros

En Canarias los precios bajan con más intensidad que en Baleares

También en Mallorca, pero en Capdepera, al sur de la bahía de Alcudia, Altamira oferta 41 metros por 42.500 euros, mientras que otras entidades como Sabadell, con Solvia, o Caixabank, con Servihabitat, ofertan pisos en Ciudadela (Menorca) por 110.000 euros, o en Porto Colom, en Mallorca, por un precio de casi 265.000 para pisos de 187 metros cuadrados. En Ibiza, el Grupo Pinar, a través de Gesdalia, ofrece de dos dormitorios por 368.000 euros.

Ya en Canarias, Solvia vende en Fuerteventura adosados desde 63.000 euros, y en esta misma isla Servihabitat, Altamira y el Banco Pastor tienen pisos a partir de 55.000 euros. También son los bancos los que aglutinan buena parte de la oferta en Lanzarote y en Tenerife. Al sur de esta isla, Altamira tiene varias promociones con apartamentos a partir de 37.700 euros.