Guindos defiende que es un crédito en “condiciones favorables” y no un rescate

El ministro defiende que las condiciones vinculadas a la ayuda se restringirán a la banca

Confía en que permita reactivar el crédito y asegura que es "bueno" para España y la eurozona

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha defendido esta tarde que España no ha pedido el rescate, sino que ha solicitado a sus socios de la eurozona un “crédito en condiciones muy favorables” para que las entidades que lo necesiten se recapitalicen. Sobre el hecho de que haya sido él y no el presidente, Mariano Rajoy, quien haya comparecido para explicar los resultados de la reunión del Eurogrupo en la que se ha acordado la ayuda a España, Guindos ha sido tajante: "Por una cuestión muy simple, yo soy el miembro del Eurogrupo y no el presidente del Gobierno".

El ministro, que se ha esforzado por vender la decisión del Ejecutivo como positiva, ha asegurado que el programa de asistencia no tendrá condiciones adicionales para la sociedad española ya que no va acompañada por un nuevo plan de ajuste. "No es un rescate", ha declarado Guindos antes de defender que "es un crédito "en condiciones muy favorables" para los bancos españoles. El argumento con el que ha defendido esta afirmación es que podrán optar a la financiación con un coste inferior al actual, ahora que España está viendo como los intereses que los inversores exigen por compra su deuda mantiene una tendencia al alza. El interés de la ayuda estará en línea con lo que ahora abonan los otros tres países rescatados y, según fuentes conocedoras de las negociaciones, rondará el 3%, informan Claudi Pérez y Luis Doncel. Lo que todavía no está cerrado es el plazo

“Las únicas condiciones se imponen a los bancos que son los que reciben la ayudas y que van a tener que devolver íntegramente", ha dicho Guindos, que se ha mostrado confiado en que gracias a el rescate, los bancos serán más solventes y volverán a conceder préstamos a las familias y las empresas, por lo que se beneficiarán de ello. “Es bueno para la economía española y el futuro de la eurozona”, ha asegurado pese a que la ayuda que se pida para la banca incidirá al alza en el volumen de deuda pública y, por extensión, en lo que el Estado paga por los intereses, partida que sí incide en el déficit.

A este respecto, el Eurogrupo indica en el comunicado en el que autoriza la ayuda que "seguirá muy de cerca y regularmente" el cumplimiento por parte de España de los objetivos de déficit comprometidos ante Bruselas. Según el plan de equibilirio presentado por el Ejecutivo, el desfase presupuestario del conjunto de las administraciones debe bajar del 8,9% con el que cerró 2011 al 5,3% en un año

Guindos ha explicado que esperará a analizar las conclusiones de las auditorias encargadas a la banca para concretar las cantidades que se van a pedir. "No hay urgencia" para recapitalizar a las entidades, ha justificado al tiempo que ha insistido en que en todo caso será "manejable". Para ello, el Eurogrupo ha puesto a disposición de España un máximo de 100.000 millones de euros. La diferencia entre esta cifra y la de 40.000 millones que ha publicado el Fondo Monetario Internacional (FMI) se debe, en opinión del ministro, a que se ha optado por incluir un "amplio margen de seguridad" para disipar de una vez por todas las dudas del mercado sobre el sector.

Según ha continuado Guindos, una vez concretadas las necesidades concretas de cada entidad, el Estado solicitará la ayuda a los fondos europeos, tanto al actual (el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) como a su sustituto que entra en vigor en julio (el Mecanismo de Estabilidad Europeo), con lo que también será el Estado el responsable de devolverlos. Los instrumentos europeos trasparán el dinero al fondo público español (FROB), que a su vez se lo dará a las entidades a través de inyecciones directas o participaciones que, en caso de incumplimiento, se convertirán en capital de los bancos y cajas con fondos públicos. El FMI supervisará el procedimiento.

El ministro ha admitido que la decisión de pedir el rescate antes de conocer las conclusiones de las dos auditorías independientes encargadas por el Gobiernos sobre la situación de los créditos de la banca, tal y como era su deseo, se ha visto acelerada por el temor a que las elecciones griegas provocasen nuevas turbulencias sobre la eurozona. “Las circunstancias de los próximos días pueden ser importantes”, ha reconocido en referencia a la posibilidad de que los comicios den la victoria a los partidos que no descartan romper con el euro. “El Gobierno y sus socios han decidido hacer el anuncio porque es bueno para la economía española y el futuro de la eurozona”, ha añadido.

Volviendo a la controversia suscitada por la ausencia de Rajoy, Guindos ha subrayado que el presidente ha estado "absolutamente involucrado" y ha tenido un "papel fundamental" en el proceso que ha derivado en el préstamo a las entidades españolas, gracias a los contactos que ha mantenido con los líderes europeos y a la coordinación de todo el equipo económico del Ejecutivo.

"Sin la ayuda del presidente del Gobierno, yo creo que hoy no se habría llegado a ningún tipo de acuerdo como el que tenemos encima de la mesa", ha añadido.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

IMPRESCINDIBLES

La banca española, la décima más solvente de Europa

BBVA y Santander, en cabeza de los bancos sistémicos del euro

Fiat Chrysler prescinde de Ferrari para financiar su reestructuración

El País Madrid

Colocará el 10% de la firma de Maranello en Wall Street y el resto de su participación lo asignará a sus accionistas

Cómo sintonizar la TDT

Ramón Muñoz Madrid

La mudanza de los canales de televisión a otras frecuencias obliga a los usuarios a buscar las nuevas ubicaciones

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana