Primero negamos la crisis, ahora negamos el rescate

El Ejecutivo desacreditó la exclusiva de Reuters como un rumor interesado

Ha preferido desmentir la evidencia del socorro de la UE para evitar el desgate

Hasta Guindos ha hablado de "apoyo financiero" para evitar la palabra "rescate"

Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de ayer del Consejo de Ministros / ÁLVARO GARCÍA

 La crisis ha unido a PP y PSOE en una curiosa coincidencia cuando gobiernan. Si la economía va mal, es mejor negar los problemas. Y una vez que la evidencia los deja al descubierto, se buscan eufemismos para enmascararla. El anterior presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, fue casi el último en negar la crisis cuando la actividad caía en picado en todas las economías occidentales, incluida la española. El equipo de su sucesor, Mariano Rajoy, ha desmentido hasta última hora que su Gobierno iba a solicitar a la UE de su sistema financiero, incluso a sabiendas de que esa petición ya estaba en marcha.

A las 08.20 horas de ayer, viernes, la agencia Reuters lanzaba un urgente en inglés en el que, bajo la etiqueta de exclusiva, afirmaba que “España solicitaría este fin de semana ayuda para los bancos”. La noticia, que saltaba las webs españolas poco después, citaba como fuente a dos altos funcionarios de la UE y una fuente alemana. Daba una pista de su procedencia el hecho del que el reporte fuera firmado desde Berlín por los periodistas Julien Toyer, Luke Baker y Matthias Sobolewski.

Entre otros detalles, todos ellos confirmados posteriormente por los hechos, la agencia aportaba que el anuncio se haría el sábado por la tarde después de una conferencia de ministros de Finanzas de la zona euro que se realizaría por videoconferencia.

Pese a todos esos detalles, una hora después el Ejecutivo , por boca de un portavoz, calificaba de “especulación” la información publicada por Reuters y se remitía a las declaraciones que este jueves realizó Rajoy, en las que el presidente indicó que el Gobierno decidiría sobre la ayuda al fondo europeo de rescate tras conocer el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los encargados a los dos auditores internacionales independientes.

Por si fuera poco, la agencia Bloomberg, la optra gran referencia de los mercados financieros, confirmaba punto por punto a primera hora de la tarde la noticia de Reuters. Eso no impidió que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, volviera a desmentir que se fuera a celebrar una reunión formal del Eurogrupo este sábado para tratar un eventual
rescate de la banca española. El Gobierno –dijo- se dedica a gobernar no a negar bulos sobre cifras o procedimientos. Algunos medios de comunicación y tertulianos afines al Gobierno se apuntaban a la teoría de la conspiración e inscribían la primicia periodística de Reuters como un rumor interesado para hacer caer la Bolsa española y dejar a las empresas españolas a merced de OPAS hostiles

Incluso esta mañana, después de que el FMI hiciera público anoche su informe, la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, y en mayor medida, el ministro de Industria, José Manuel Soria, negaban que el sistema financiero precisara de ayudas.

Los bulos han resultado ser ciertos,y la previsible batalla del Gobierno será ahora por enmascarar la palabra rescate. Así ha sucedido en cada una de las medidas que ha tomado, sobre todo subidas impositivas, que negó hasta la saciedad que fuera a tomar durante la campaña electoral o en los primeros meses de Gobierno. Así, a la amnistía fiscal se le renombró como “una ley de regularización”; a la reforma laboral “flexibilización de las condiciones para evitar el despido”; a los recortes sanitarios “copago progresivo de los medicamentos”; al aumento del IRPF “recargo temporal de solidaridad” y al del IVA “subida de impuestos indirectos en términos hacendísticos”.

Con el rescate ha pasado lo mismo. El ministro de Economía, Luis de Guindos, no ha tardado en acuñar un término para evitar la palabra fatídica. "Apoyo financiero" y "préstamo en condiciones favorables para la banca" son algunas de las expresiones que empleó Guindos para eludir el vocablo rescate que está en los titulares de todos los diarios extranjeros y en la mayoría de los nacionales.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • -----
  • -----

5º Premio

  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Vigilias de dolor en Brooklyn

Los homenajes a los policías asesinados congregan en el barrio a representantes de todas las religiones y colectivos

El laboratorio del infierno

Camden, la ciudad más peligrosa de EE UU, logra reducir la violencia con una policía semiprivada e integrada en la comunidad

Venezuela renueva poderes en medio de una pugna en el chavismo

La votación de magistrados y otros altos funcionarios se demora porque las facciones de Maduro y Diosdado Cabello no coinciden

“Que se haga justicia porque se iba a mandar a la cárcel a un inocente”

Iñaki González subraya que “salga la verdad” y ahora reactivará su indulto

IMPRESCINDIBLES

Las cartas entre Trichet y Zapatero

Claudi Pérez / Carmen Pérez-Lanzac Bruselas / Madrid

Trichet reclamó recortes y el expresidente atendió las exigencias con condiciones

100 días de vértigo en el Santander

Ana Botín ha cambiado la dirección y el consejo. Se centra en que el banco sea más rentable en Brasil, México y EE UU, mientras sopesa el futuro del dividendo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana