Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ordóñez tiene ganas de hablar de Bankia, pero acata el silencio impuesto por Rajoy

El gobernador del Banco de España comparece en el Senado tras anunciar su salida

Fernández Ordóñez, en el Senado.

El gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, se ha negado esta mañana a responder a las preguntas de PP y PSOE sobre la crisis de Bankia y la nacionalización de la entidad durante su comparecencia en el Senado, donde estaba convocado desde hace semanas para intervenir en la comisión de presupuestos. "Ha habido una campaña de desprestigio enorme. A mí me gustaría dar nuestra versión para que el ciudadano juzgue, pero si el Gobierno no lo quiere, que es el que está llevando la gestión de la crisis en este momento, sería una irresponsabilidad enorme no hacer lo que pide el Ejecutivo", ha explicado Ordóñez, que ayer anunció que adelantaba un mes su salida del supervisor tras las desavenencias con el Gobierno.

Ha habido una campaña de desprestigio contra el Banco de España"

Fernández Ordóñez

Es "evidente" que esta campaña contra el antiguo instituto emisor ha existido, ha manifestado el gobernador sin señalar al PP que ha sido quien la ha protagonizado. También ha recordado, ante los periodistas, algunos apelativos que se han dirigido al organismo como que "no ha sabido supervisar" o "no ha entendido" la situación.

Preguntado sobre si no sería un acto de reivindicación de su independencia dar su versión, al margen de lo que opine el Gobierno, Ordóñez ha respondido que "la independencia es, sobre todo, que los Gobiernos no presionen a los organismos reguladores, pero eso no evita que tengan que escuchar a todas las partes, incluidos los propios Gobiernos. Ahora estamos en una delicadisima situación con la prima de riesgo en 520 puntos básicos, por lo que es capital respetar que el Gobierno quiera que permanezca en silencio en esta complicadísima situación". "Por supuesto que me gustaría —dar explicaciones—, mañana podría convocar una rueda de prensa y cuentar todo lo que pienso; pero sería una irresponsabilidad por mi parte", ha reconocido Ordóñez.

Pero no es el momento, ha argumentado. "Quizás se puede hacer más adelante, explicar cómo se han comportado todos los actores, comunidades autónomas, sindicatos, partidos, entidades y reguladores, pero no es un problema de independencia si no de irresponsabilidad", ha insistido.

Ordóñez ha comparecido ante los diputados un día después de anunciar que dejará el cargo un mes antes de acabar su mandato tras las desavenencias con el Gobierno sobre lo sucedido en torno al sector financiero español. Lo más chocante de la comparecencia en el Senado fue que el propio portavoz del PP, Francisco Utrera, ajeno posiblemente al pacto del gobernador con Rajoy, le increpó por el plan de saneamiento de Bankia y las provisiones que tenía que realizar la banca. "Hágase esas preguntas a quién corresponda", espetó Ordóñez al senador del PP en referencia velada para que acuda al Ministerio de Economía. 

Más información