El grupo de Bankia sufrió en 2011 las mayores pérdidas de la historia del sector

BFA reformula hoy sus cuentas con números rojos muy superiores a los de la filial

La cifra excede los 3.510 millones declarados por Banesto en 1993

El presidente de BFA-Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la conferencia de prensa donde explicó el saneamiento de la entidad. / ULY MARTÍN

Un rescate récord para un grupo con pérdidas récord. El Consejo de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, se reúne hoy para reformular las cuentas de 2011. Los duros criterios aplicados por el nuevo equipo gestor, encabezado por José Ignacio Goirigolzarri, llevarán a la entidad a declarar las mayores pérdidas de la historia financiera española. Las pérdidas serán muy superiores a los cerca de 3.000 millones declarados por Bankia, según fuentes próximas a la entidad, y superarán también los 584.000 millones de pesetas (3.510 millones de euros) que declaró Banesto en 1993.

El reconocimiento de esas pérdidas y la convocatoria de la junta de accionistas serán los últimos pasos que dé un Consejo llamado a presentar su dimisión en bloque, como el viernes lo hizo el de la propia Bankia. En este caso, sin embargo, se trata de un Consejo muy politizado, una traslación bastante fiel a lo que eran los antiguos consejos de las siete cajas de ahorros que dieron lugar al proyecto que ha provocado el mayor rescate bancario de España.

El récord de pérdidas

hasta ahora lo tenía Banesto

Las pérdidas publicadas por Bankia el viernes se quedan cortas al lado de las de BFA, que ya antes del relevo en la gestión y la reformulación de las cuentas admitía que estaba en números rojos, aunque fueran de solo 30 millones. Ahora, las pérdidas inicialmente declaradas se multiplican por más de 100 y puede que de 200 veces.

La matriz del grupo no solo consolida los nuevos saneamientos de Bankia, que han llevado los resultados desde los 305 millones de beneficio declarados inicialmente hasta las pérdidas de 2.979 millones finalmente reconocidas. Además de eso, BFA ha decidido reconocer cuantiosas pérdidas que no afectan a las cifras de la filial, según fuentes consultadas.

Las pérdidas multiplicarán por más de 100 las declaradas

Entre esas pérdidas destaca el impacto de 1.600 millones por la puesta a valor de mercado de las participaciones en empresas cotizadas, 1.000 millones más que los que se ha apuntado Bankia. Otros 1.000 millones más que la filial se apuntará por el deterioro de valor de las participadas no cotizadas, ya que el ajuste será de 2.300 millones en BFA frente a los 1.300 millones de Bankia. La mayoría de los bancos y empresas no contabilizan sus participadas a valor de mercado, pero Goirigolzarri ha preferido hacerlo porque prevé venderlo y no quiere que en ese momento afloren minusvalías.

Los créditos fiscales y las participadas aumentan el desfase

Pero la partida que afecta de forma más diferenciada, y en este caso exclusiva, a BFA frente a Bankia será el saneamiento de créditos fiscales, partidas que figuraban en su activo porque se suponía que darían lugar a ahorros de impuestos con los beneficios futuros, y cuya contabilización cuestionó Deloitte, la firma auditora. BFA también necesita algunos saneamientos crediticios adicionales a los de Bankia, pero ahí las diferencias no son muy grandes, porque la matriz ya tenía mejor provisionados los créditos del sector promotor y constructor no integrados en Bankia.

Todas esas partidas, netas en su caso de los efectos fiscales, son las que llevarán a BFA a publicar unas pérdidas récord en la banca española. Los números rojos serán muy superiores a los admitidos por entidades que han sido rescatadas como Banco CAM (con pérdidas de 2.713 millones), CatalunyaCaixa (1.335 millones) o Unnim (470 millones).

Sin la ayuda estatal, el grupo rondaría la quiebra técnica

Esas fuertes pérdidas dejarían al grupo en una situación de virtual quiebra técnica de no ser por la capitalización de los 4.465 millones inyectados por el FROB y por la petición de otros 19.000 millones de nuevo capital público.

Tras la aprobación de las cuentas, se espera que el Consejo de Administración de BFA dimita en pleno. Pese a la reciente salida de Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella y Ángel Acebes, aún quedan en el Consejo de la entidad personas que han ocupado cargos políticos destacados con el PP como Mercedes de la Merced, José Manuel Serra Peris, Agustín González o Ricardo Romero de Tejada, junto a otros representantes de las cajas fusionadas, principalmente de Caja Madrid y Bancaja.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El Midas cubano cabalga de nuevo

Fernández Pujals acaba de embolsarse 482 millones con la venta de Jazztel, repitiendo el éxito de hace 15 años con Telepizza

El Estado refuerza la seguridad para frenar las agresiones a funcionarios

Habrá mamparas de protección, simulacros y apoyo jurídico, según un protocolo elaborado por Hacienda y Administraciones Públicas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana