Las pérdidas antes de impuestos de Bankia son de 4.300 millones

Los accionistas se despiden del dividendo y los ejecutivos tienen en riesgo su bonus

El banco se apunta un crédito fiscal de unos 1.400 millones que reduce sus números rojos

Archivado en:

Goirigolzarri (izquierda) y Rato salen de un despacho de Bankia. / Ballesteros (EFE)

La cuenta de resultados de Bankia ha dado un vuelco total como consecuencia de la reformulación por parte de los nuevos gestores, con José Ignacio Goirigolzarri al frente. La entidad comunicó este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que el resultado neto pasaba de un beneficio de 305 millones a pérdidas de 2.979 millones, pero el informe anual aprobado por la entidad desvela muchas más variaciones.

Para empezar, el resultado antes de impuestos de la entidad pasa a ser de pérdidas de 4.306 millones, cuando antes era de beneficios de 383 millones. La entidad se ha apuntado un crédito fiscal de unos 1.400 millones que es básicamente el que reduce las pérdidas netas. Un crédito fiscal es un activo que se apunta en el balance para reflejar que en el futuro el banco se ahorrará impuestos si logra beneficios. Pero al margen de que en el futuro se tenga esa ventaja, las pérdidas en que realmente se ha incurrido son de esos 4.306 millones.

Con las nuevas cuentas, el margen bruto, esto es, antes de gastos de personal y administración, amortizaciones, dotaciones a provisiones y pérdidas por deterioro de activos, sigue siendo positivo y superior a los 4.000 millones de euros. Pero tras esas partidas de gasto, el resultado de explotación ya es negativo por importe de 1.867 millones.

La propuesta de repartir un dividendo ha decaído por completo dada la situación de las cuentas

Como consecuencia de las pérdidas, la propuesta de repartir un dividendo ha decaído por completo, ya no tiene ningún sentido y las pérdidas irán a restar patrimonio. Los accionistas que invirtieron en la salida a Bolsa de Bankia no solo han perdido la mayor parte de lo invertido, sino que además se quedarán sin cobrar dividendo, que fue uno de los reclamos utilizados en la red de oficinas para conseguir inversores.

Las pérdidas también ponen en peligro los bonus de los ejecutivos. La entidad ha solicitado al Banco de España autorización para pagar la retribución variable de los consejeros por dos veces, el 5 de marzo y el 12 de abril pasados. Pero a la vista de la nueva situación, es más difícil que el supervisor apruebe esos pagos, sobre todo teniendo en cuenta que el grupo ha pedido ayudas públicas adicionales de 19.000 millones de euros para recapitalizarse. La entidad reconoce que los últimos hechos pueden "afectar a la retribución de los miembros del consejo de administración y de la alta dirección".

La memoria de las cuentas anuales de Bankia explica con detalle cuáles han sido los cambios en los números de la entidad. Una parte significativa de las pérdidas ha surgido por las nuevas necesidades de provisiones por el aumento de los créditos tóxicos del ladrillo clasificados como subestándar (en riesgo de impago) y por las mayores coberturas para la posible pérdida de valor de los inmuebles adjudicados.

En total, la entidad ha reconocido 9.700 millones más en activos tóxicos del ladrillo y ha aumentado en 3.000 millones las provisiones. De ellas 1.350 millones corresponden a los activos adjudicados por impago de créditos. Además, se ha reconocido una pérdida de valor de otros 465 millones en otros activos inmobiliarios que estaban contabilizados como existencias.

Bankia ha reconocido 9.700 millones más en activos tóxicos del ladrillo

Junto a ello, se ha revisado la información disponible sobre varias carteras de créditos y riesgos relacionados con el sector del ladrillo y el banco se ha apuntado por ello pérdidas de otros 1.859 millones de euros por deterioro de inversiones crediticias, es decir, que se dan créditos por perdidos.

Hay varias partidas que surgen de reestimar el valor de activos inmobiliarios que se tienen a través de sociedades y vehículos de inversión participados por Bankia. Por ello se ha corregido el valor de esas inversiones en las cuentas del banco en cuatro partidas por importe de 223, 140, 338 y 18 millones de euros.

Además, se han analizado compromisos del grupo con sociedades inmobiliarias como pactos e socios, garantías y similares, lo que ha supuesto dotar una provisión de 297 millones.

La parte del saneamiento contabilizada en las cuentas de 2011 es pequeña dentro del total de 25.000 millones de saneamientos que tiene previsto realizar en total la entidad y que son los que harán necesaria una ampliación de capital de 12.000 millones en Bankia, cuya suscripción está garantizada por su matriz BFA con los 19.000 millones que reciba del Estado.

La entidad justifica la reformulación de sus cuentas de 2011 en la coyuntura económica y normativa (entre la que incluye la aprobación de las dos reformas financieras del nuevo Gobierno), el contexto previsto de evolución del mercado, las circunstancias sobrevenidas y las recomendaciones de diversos organismos oficiales (entre los que hace mención expresa del informe del FMI que reclamaba medidas prontas y decisivas a las entidades “vulnerables”).

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana