El laudo arbitral congela los sueldos de los pilotos de Iberia hasta finales de 2014

Los comandantes de Iberia verán reducciones de sueldo de hasta en un 10%

El texto reconoce la legitimidad de la creación de la filial de vuelos de bajo

Ambas compañías tendrán un mismo escalafón con diferentes salarios y normas organizativas

Puede haber paz laboral hasta diciembre de 2014 en Iberia. Así se desprende del laudo arbitral de obligado cumplimiento que hoy ha presentado al Gobierno el catedrático de Derecho del Trabajo Jaime Montalvo, y que ratifica la "absoluta legitimidad" de Iberia para la creación de Iberia Express, la filial de bajo coste que empezó a operar el pasado 25 de marzo, y cuyo lanzamiento desencadenó el enfrentamiento entre Iberia y sus pilotos, representados en el Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA).

El Ministerio de Fomento encargó a finales de abril a Montalvo una nueva mediación tras el fracaso de un primer arbitraje voluntario que ambas partes encomendaron al ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel.

El expresidente del Consejo Económico y Social (CES) ha destacado la "voluntad de colaboración" de ambas partes del conflicto y que ha llegado a una solución, que no ha pretendido ser "salomónica", "desde la ponderación del interés general y la valoración de los intereses de las partes". El laudo parte de tres presupuestos, según el árbitro: Iberia tiene que reducir sus costes en el escenario actual, aumentar su productividad y mejorar el clima de entendimiento.

Montalvo reconoce el derecho de Iberia para crear una filia con un "modelo de gestión semejante al de aquellas con las que quiere competir" en el corto y medio radio, en alusión a las compañías de bajo coste que han proliferado en los últimos años.

El laudo resuelve la parte más "delicada" del conflicto con la creación de un único escalafón para Iberia y su filial, aunque con diferentes escalas salariales y normas organizativas. Según Montalvo, la carrera previsible de un piloto supondrá su incorporación a Iberia Express como segundo con un sueldo de 30.000 a 40.000 euros el primer año (con un aumento de unos 10.000 a 12.000 euros el segundo año). Transcurrido un periodo en la filial, podrá pasar como segundo a Iberia, al cabo de unos años regresar como comandante a Iberia Express y finalizar su carrera como comandante de Iberia.

Los pilotos de Iberia también tendrán que estrecharse el cinturón: el laudo establece la congelación de los sueldos, la antigüedad y las aportaciones a fondos mutuales y sociales. Además, se imponen otras medidas de reducción de costes, como que los pilotos sin licencia (por problemas de visión, por ejemplo) se dediquen a tareas de formación. Los ingresos de los comandantes -que gana entre 210.000 y 270.000 euros- se verán reducidos en cerca de un 10%.

El laudo tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2014 y prorroga hasta esa fecha las condiciones del convenio de 2009, el último firmado por los pilotos de Iberia, con las modificaciones o novedades introducidas en el texto artbitral.

El SEPLA reaccionó al nacimiento de Iberia Express con la convocatoria de doce jornadas de huelga entre el 18 de diciembre y el 29 de febrero. Tras la mediación fallida de Pimentel se convocaron treinta paros más, todos los viernes y lunes entre el 9 de abril y el 20 de julio. El último tuvo lugar el pasado 27 de abril y los paros de suspendieron a la espera de la decisión de Montalvo. En los 18 días de huelga que sí se celebraron, se estima que la compañía perdió 50 millones de euros y tuvo que cancelar 2.000 vuelos.

Como consecuencia del conflicto, la compañía ha abierto 34 expedientes y ha despedido a ocho por negación a aceptar el servicio de imaginaria cuando durante periodos de incidencias, en los que los pilotos no tienen vuelos programados pero están a disposición de la empresa.

Montalvo se refirió a estos casos en las recomendaciones finales del laudo. En una de ellas, pide -casi "suplico"- a la empresa que efectúe una "evaluación atenuada" de esos casos y rebaje "un grado" las sanciones, con lo que, implícitamente, pide su readmisión. Además, el árbitro pide a las partes que dejen sin efecto las reclamaciones pendientes que tuvieran entre sí y, dado que el laudo establece un mecanismo de resolución de conflictos, insta al SEPLA, no a que renuncie al derecho a la huelga, pero sí que deje en suspenso ese recurso hasta que finalice la vigencia del texto de la mediación.

El SEPLA ha respondido en un comunicado que el laudo "no ha conseguido resolver el tema más importante para conseguir la paz social en Iberia, que es la readmisión inmediata de los pilotos que fueron despedidos, debido a actuaciones por parte de la empresa que merecen una clara y firme censura".

El sindicato espera que "en breve" se de un paso firme con la readmisión de los pilotos despedidos, "para así poder crear el clima de relaciones laborales tan necesarias en estos momentos para que Iberia sea un proyecto español de éxito".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

CaixaBank compra la red de Barclays en España

La operación, fijada en 800 millones, eleva la presencia del grupo en Madrid

Las nuevas inmobiliarias animan el mercado

Las compras de las socimi alcanzan los 1.600 millones en lo que va de año

Telefónica puja por Brasil

Ramón Muñoz Madrid

El grupo de Alierta aspira con la compra de GVT a liderar el mayor mercado latinoamericano, desplazando a Slim

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana