Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prima de riesgo y la Bolsa mejoran por las especulaciones sobre nuevos estímulos

El diferencial entre la deuda española y la alemana registra su mejor sesión en casi un mes

El Ibex avanza un 2,11% pese a las dudas sobre la banca en un día en verde en toda Europa

Operadores en la Bolsa de Nueva York.
Operadores en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Las expectativas de que China y de que quizás la eurozona aprueben próximamente estímulos para reactivar la economía han animado a los inversores a apostar por las compras en las Bolsas. Mientras, en la deuda, las especulaciones acerca de que, tras la entrada en el juego del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la OCDE a favor de una intervención del BCE, Europa mueva ficha también han ayudado a que la prima de riesgo española hoy, por fin, mejore con ganas. Los operadores tienen la vista puesta en la reunión de mañana de las grandes potencias de la eurozona, cita a la que España ha sido invitada a última hora, y que se ha anunciado como un debate entre la austeridad y la necesidad de apostar por el crecimiento. Entre la postura de Berlín contra la de París y Roma.

Al cierre, el diferencial entre los bonos españoles a 10 años y los alemanes, que sirven de referencia por su estabilidad, se ha reducido en 23 puntos básicos tras llegar a bajar en hasta 25. El descenso ha situado la prima de riesgo, considerada como el mejor indicador de la confianza en las finanzas de un país, en los 460 puntos básicos, equivalente a 4,6 puntos porcentuales. Gracias a esta caída, ha cerrado su mejor jornada en un mes. La rentabilidad de los títulos del tesoro a este plazo en el mercado secundario se ha situado en el 6,11% mientras, el interés que los inversores pedían por los alemanes, ha subido al 1,478%. Así, pese a la mejora, los bonos del Tesoro a 10 años se han mantenido por encima de la barrera del 6% por décimo día consecutivo.

El resultado de la subasta de letras, que se ha saldado con la venta de todo el papel previsto aunque con un leve aumento del interés, no ha condicionado la evolución de la prima.

Goldman Sachs dice que la nueva reforma causará  perdidas por 12.000 millones en la banca

La deuda de Italia ha registrado una mejora similar y su prima de riesgo ha bajado a 411 puntos básicos, 24 menos, con el interés de sus bonos a 10 años moviéndose sobre el 5,6%.

En las Bolsas, sl español Ibex 35 ha recuperado un 2,10% tras quedarse ayer sin el rebote que registró el resto de las plazas de referencia del Viejo Continente. Gracias a esta subida, el selectivo abrirá mánana en 6.661 puntos y pone tierra de por medio frente a los mínimos de los últimos nueve años a los que cayó al cierre del lunes.

Todos los valores del Ibex han acabado el día en verde menos Bankia, Telecinco y ACS. El banco, nacionalizado hace dos semanas, ha cambiado de tendencia frente a la víspera y ha vuelto a caer de forma destacada a la espera de que el nuevo equipo gestor publique el plan de viabilidad. En concreto, se ha dejado un 2,44%, lo que ha dejado a las acciones de la entidad como el farolillo rojo del parqué español.

En contra de la banca española han pesado dos informes. El primero, del Instituto Internacional de Finanzas,calcula que el sistema necesitará una inyección de capital de 60.000 millones para afrontar las pérdidas, que podrían alcanzar los 260.000 millones.

El segundo es de Goldman Sachs. El banco de inversión estadounidense vaticina que el sector sufrirá unas pérdidas de 13.000 millones de euros antes de impuestos a raíz del nuevo decreto de reforma del Gobierno. Según sus estimaciones, los saneamientos que el Ejecutivo impone al conjunto de la cartera inmobiliaria llevará al terreno de "pérdidas potenciales" a Popular y a Banesto, lo que abre la puerta a que tengan que recurrir a la ayuda del Estado para alcanzar los mínimos de capital, extremo que las entidades rechazan. También, añade el documento, dejará sin apenas beneficio a Caixabank y reducirá con fuerza las ganancias de los dos grandes, BBVA y Santander.

En cuanto al resto de Europa, las otras Bolsas de referencia han logrado prolongar el rebote del lunes. La que más ha subido ha sido Milán, que ayer resultó muy penalizada por los ajustes de dividendos, que ha rebotado un 3,4%. Le ha seguido Londres, con un alza del 1,8%, Fráncfort, que ha avanzado un 1,65%, y París, que ha subido un 1,88%. En el mercado de divisas, el euro ha perdido posiciones frente al dólar y la moneda europea se intercambiaba por 1,27 unidades del billete verde.

Al cierre en Europa, el principal índice estadounidense, el Dow Jones, subía un 0,31% en una jornada en la que los inversores han celebrado el buen dato de vivienda usada en el país. Las ventas de las residencias de segunda mano subió un 3,4% entre marzo y abril, hasta los 4,62 millones de unidades anuales. Si la comparación se realiza con los datos de hace un año, las ventas y el precio subieron en ambos casos un 10%, su mejor dato en dos años, informa Sandro Pozzi.

En su afán por anticiparse a los hechos en busca de beneficio, los inversores se han posicionado con sus compras a la reunión de mañana de la eurozona, aunque Alemania ya ha advertido de que no piensa hablar de Eurobonos y ha insistido en que la solución a la crisis pasa por la austeridad. La OCDE, por su parte, hoy ha incrementado la presión contra Berlín y el BCE al reclamar que el instituto emisor reactive su programa de compra de bonos de los países bajo presión. Si la volatilidad aumenta y no se toman medidas, ha añadido, se corre el riesgo de que la eurozona arrastre a la economía mundial a una nueva crisis internacional.