Guindos advierte de que los recortes serán más duros si Bruselas interviene

“Como vengan otros, verán lo que es un ajuste de cuentas”, responde a la patronal catalana

Considera que el principal déficit español es “de confianza” en el exterior

Augura “algo de crecimiento positivo” para 2013 y quita hierro a los vaivenes de los mercados

El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el conseller catalán del ramo, Mas-Colell. / TEJEDERAS

“Tenemos que poner orden en la casa porque, si no la alternativa es mucho peor. Como vengan otros a hacer los presupuestos, va a ver usted lo que es un ajuste de cuentas”. Así ha respondido el ministro de Economía, Luis de Guindos, en Barcelona al presidente de la patronal catalana Cecot, Antoni Abad, que le ha preguntado si los presupuestos de 2012 no eran “un ajuste de cuentas”. El origen de esta velada acusación al Gobierno central está en el recorte de inversiones en Cataluña y la ausencia de rebajas de sueldo a los funcionarios, cuando los de la Generalitat sí los han sufrido.

El ministro ha aludido con sus palabras a las decisiones más drásticas de recorte del gasto que tomaría Bruselas en caso de un eventual rescate o intervención. Así, ha defendido los ajustes del Gobierno español y ha asegurado que “está haciendo las cosas por convicción”. También las últimas decisiones adoptadas en pleno rebrote de las turbulencias en los mercados. “La reforma del sistema educativo y sanitario estaba en la agenda, no lo hace por imposición de los mercados, sino por convicción, es una hoja de ruta”, ha insistido.

El ministro ha mantenido que el principal déficit español es “el de confianza” y que el Gobierno debe centrarse en recuperarla. Como ya hizo ayer, ha relativizado la influencia de los mercados —“ayer bajó la bolsa y subió la prima de riesgo, y hoy ha subido la bolsa y ha bajado la prima, ni ayer fue tan malo ni hoy es tan bueno”, ha precisado—, y ha lanzado el mensaje de que los esfuerzos deben centrarse en la recuperación de la confianza.

Ni ayer la evolución de los mercados fue tan mala ni hoy ha sido tan buena”

Para ello, asegura, el Gobierno está haciendo los deberes: ha diagnosticado la situación “con transparencia” y tiene una hoja de ruta, ha afirmado. Su plan pasa por medidas ya adoptadas como la reforma laboral, nuevas reglas para el sector financiero, racionalización de los servicios públicos o el presupuesto para este año y las medidas de austeridad anunciadas.

De Guindos ha insistido en el mismo mensaje durante los dos encuentros que ha mantenido con empresarios catalanes. Primero en la Cámara de Comercio, donde ha presentado el libro del subdirector de Expansión, Martí Saballs, Qué hago con mi dinero (Alienta), y posteriormente durante un almuerzo coloquio en la patronal Fomento del Trabajo.

Ante las preguntas de varios empresarios sobre si los recortes pueden acabar ahogando la economía y sobre las consecuencias de la falta de crédito, el ministro ha asegurado que “la única forma de salvar servicios es avanzar en el proceso de racionalización” y que el Gobierno “hará todo lo posible” por descontraer el crédito, porque la fluidez “es buena para los prestamistas y los prestatarios”. Pero no ha dicho cómo lo hará.

La única forma de salvar servicios es avanzar en el proceso de racionalización”

Luis de Guindos

De Guindos ha querido expresar un mensaje “optimista”, ha defendido que los ajustes “en los desequilibrios que están en el origen de la crisis” contribuirán a su salida y que, aunque este ejercicio “será duro y complejo”, a finales de año “se estabilizarán los deterioros” y “el año que viene permitirá ver algo de crecimiento positivo”.

En lo que respecta a las peticiones por parte del empresariado catalán han llegado, en un tono muy suave, por parte de los presidentes de Fomento, Eugeni Gay de Montellà, y de la Cámara de Comercio, Miquel Valls. Ambos han celebrado la reforma laboral, pero han reclamado las inversiones comprometidas que por ahora no cuentan con partidas asignadas, que el Gobierno apueste por el Corredor Mediterráneo y medidas para abrir el grifo del crédito. En el caso de los presupuestos, mientras Valls ha aplaudido el “esfuerzo de estabilidad de los presupuestos”.

En cambio, desde la patronal Cecot, integrada en Fomento, los han cuestionado por la falta de fondos para Cataluña y el hecho de que no recorten en el capítulo 1, como sí ha hecho la Generalitat, que ha aplicado un drástico recorte salarial y laboral a sus 230.000 empleados (sumando funcionarios, interinos y trabajadores de empresas públicas).

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El frenazo de la UE lastra las exportaciones

El déficit comercial español se duplica hasta junio y entorpece la revisión del PIB

Punto de inflexión en las cooperativas vascas

José Luis Barbería San Sebastián

El modelo solidario de Mondragón ha quedado en entredicho

Las ventas de tabaco cae a la mitad en cinco años

El mercado legal se reduce a 47.500 millones de cigarrillos al año

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana