La desaceleración de China y la recesión europea arrastran las Bolsas

El Ibex pierde un 1,62%, hasta 8.353,6 puntos y la prima de riesgo sube a 358 puntos básicos

La actividad en marzo cae inesperadamente en Alemania y Francia

La desaceleración de la economía china se va consolidando como preocupación principal en los mercados y se une a un cóctel en el que la crisis de la deuda europea, cuya resolución definitiva aún está lejos, y la subida de los precios del petróleo son los principales ingredientes. Todo ello sobre la base de una vulnerable recuperación economía de la Eurozona, que a finales de este trimestre certificará su entrada en una nueva recesión.

Así parecen adelantarlo los indicadores provisionales PMI (realizados por Markits Economics a partir de una encuesta a gestores de compras) de la zona euro para marzo. El índice compuesto de la actividad total (industrial y de servicios) se situó en 48,7 puntos (49,3 en febrero), su lectura más baja en tres meses, que refleja una nueva contracción de la actividad, al quedar por debajo de la frontera de los 50 puntos (superar ese nivel indica una expansión de la actividad), y supone el sexto declive en los siete últimos meses. Según el informe de Markits Economics, la actividad total cayó durante el primer trimestre de de 2012, aunque menos que en los tres últimos meses del año pasado, lo que sugiere "que la zona euro ha vuelto a caer en una recesión técnica".

Los mercados reaccionaron negativamente a los datos, sobre todo porque reflejan una inesperada ralentización del crecimiento en Alemania ("apenas un incremento marginal"), el más bajo en los tres últimos meses, mientras en Francia la actividad total cayó ligeramente por primera vez en cuatro meses. En el resto del área, el retroceso fue intenso. Según Markit Economics, los datos apuntan a que el PIB de la Eurozona podría caer un 0,1% este trimestre, tras un descenso del 0,3% en los tres últimos meses de 2011.

La jornada ya comenzó con malas noticias procedentes de China, la segunda economía del mundo, que también se contrae en marzo por quinto mes consecutivo. La primera lectura del indicador PMI que elaboran HSBC y Markit Economics lo sitúa en 48,1 puntos, su menor nivel desde noviembre, frente a los 49,6 puntos de febrero. La desaceleración del crecimiento en China hace prever medidas de relajación monetaria que, sin embargo, plantean problemas a las autoridades del país asiático, que también tratan de controla la inflación en una economía recalentada en ciertos sectores, como el inmobiliario.

Todas las Bolsas han cerrado la jornada con pérdidas. Fráncfort ha caído un 1,27%, París un 1,56% y Milán un 1,7%. La Bolsa de Londres ha registrado unas pérdidas más moderadas, a pesar de que hoy la Oficina Nacional de Estadísticas ha anunciado que las ventas minoristas cayeron un 0,8% en febrero respecto al mes anterior, más de lo previsto. El FTSE 100 ha cedido un 0,79%.

En la Bolsa española, el Ibex 35 se ha dejado un 1,62%, arrastrado de nuevo por los valores bancarios, el sector con más peso en el indicador. La reforma financiera, aún lejos de haber sido completada, sigue causando recelo entre los inversores. Encabezan las pérdidas de las jornadas valores industriales y de construcción, muy sensibles a la caída de la producción industrial en China y las grandes economías de Alemania que anticipan los indicadores PMI: Sacyr Vallhermoso (-5,38), ArcelorMittal (-4,3%) y Acerinox (-3,87%). En el otro extremo, las compañías que más han subido han sido IAG (+3,42%), Red Eléctrica (+0,93%) y Enagas (+0,49%).

Aunque la debilidad de China ha sido dominante, no todas las noticias procedentes de Asia son desalentadoras. También se ha sabido hoy que Japón logró cerrar su balanza comercial con un superávit de 32.900 millones de yenes, el primer saldo positivo en cinco meses, cuando se esperaba un déficit de 120.000 millones de yenes.

Los mercados de deuda pública siguen lastrados por las dudas sobre la capacidad de España para poner en orden sus cuentas públicas y ello se ha reflejado en una escalada de la prima de riesgo (diferencial de rentabilidad entre el bono español a 10 años y su equivalente alemán), que ayer la llevó a cerrar en 342 puntos básicos y que hoy ha llegado a alcanzar 361 puntos, nivel que no tocaba desde el 16 de febrero, aunque luego cedía hasta 358.

Los precios de los bonos españoles cayeron ayer tras las declaraciones realizadas a Bloomberg por el economista jefe de Citigroup, Willem Buiter, en las que aseguró que España está más cerca que nunca de una suspensión de pagos soberana, que Grecia necesitará un nuevo rescate y que Portugal e Irlanda necesitarán, muy probablemente, reestructurar su deuda.

La inquietud por la deuda de los mercados periféricos afecta también a Italia, que en las últimas semanas había logrado llevar su diferencial por debajo de los 300 puntos, ante la oposición que está encontrando el Gobierno de Mario Monti para llevar adelante su plan de austeridad. La prima italiana subía a media sesión hasta 311 puntos, tras haber iniciado la sesión en 301 y alcanzar un máximo diario de 318.

De poco ha servido a los mercados el optimismo del presidente del (BCE), Mario Draghi, que afirma en una entrevista al diario alemán Bild de que lo peor de la crisis del euro ya ha pasado, "sigue habiendo riesgos". En su opinión, "la situación se estabiliza” y ciertos datos de la Eurozona, como inflación, balanza de cuenta corriente y sobre todo los déficit públicos, “son mejores que, por ejemplo en Estados Unidos".

La impresión en los mercados es que las últimas medidas extraordinarias del BCE, que han inyectado a los bancos liquidez por importe de un billón de euros, han sido un bálsamo temporal -Buiter lo calificó ayer de "euforia"- y ya está empezando a quedar al descubierto la frágil realidad de unas economías incapaces de crecer.

La nube de pesimismo no se ha levantado en las plazas financieras ni siquiera tras saberse que el mercado laboral en Estados Unidos sigue reforzándose gracias a una menor destrucción de empleo. El número de solicitudes de paro cayó la semana pasada se situó la semana pasada en 348.000, con un descenso de 5.000, lo que supone su menor nivel desde febrero de 2008, según ha informado el Departamento de Trabajo, y una cifra inferior a las 350.000 peticiones que se esperaban,

Además, el índice de indicadores adelantados que elabora el Conference Board (y que se considera una predicción de los próximos tres a seis meses) creció un 0,7% en febrero, más de lo esperado, con lo que este parámetro registró su quinto mes consecutivo de alzas.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Twitter declara en España ingresos inferiores al millón

La red social factura desde Irlanda su negocio en el mercado español

La demografía se apodera de las Bolsas internacionales

El envejecimiento de la población es la "bala de plata" que tienen los inversores

La guerra en Bodegas Martúe, en los tribunales

El fundador intercambia denuncias con Emilio Aragón y otros cuatro accionistas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana