El Gobierno asume el nuevo objetivo de déficit del 5,3% del PIB para este año

El Gobierno afirma que está "absolutamente comprometido con el ajuste presupuestario"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que España acepta el nuevo objetivo de déficit del 5,3% para este año que le ha puesto el Eurogrupo. En unas breves declaraciones a la prensa antes de entrar en la reunión de ministros de Economía de la UE (Ecofín) de esta mañana, el titular español ha afirmado que "España está absolutamente comprometida con el ajuste presupuestario".

El Ejecutivo, ha añadido, también está "absolutamente comprometido con las reformas estructurales y evidentemente, desde ese punto de vista, esa recomendación va a ser aceptada por parte del Gobierno español".

El hecho de que el objetivo de déficit pasa a ser del 5,3% equivale a un ahorro adicional de unos 5.000 millones de euros que, según ha anunciado por la tarde el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, será asumido en su totalidad por la Administración central. Este esfuerzo se suma al ajuste de unos 30.000 millones que ya representaba reducir el desfase presupuestario del 8,5% de 2011 a la meta del 5,8% que anunció el presidente, Mariano Rajoy, hace dos semanas.

Según las previsiones que manejaba el Gobierno para reducir el déficit de este 8,5%, una cifra que es dos puntos superior al objetivo comprometido del 6%, al anterior 5,8%, las comunidades asumían la mayor parte del recorte, aunque ahora Estado y regiones equiparan el esfuerzo. En concreto, debían reducir su desfase presupuestario del 2,94% de 2011 al 1,4%, lo que equivale a un esfuerzo de 1,4 puntos porcentuales o unos 15.600 millones.

La Administración central, por su parte, había de rebajar el déficit del 5,10% al 4% (1,1 puntos) según el anterior objetivo. Ahora, pasa a ser de 1,6 puntos para llegar al 3,5% que obliga la nueva meta de consolidación fiscal. Una parte importante del mismo corre a cargo de las medidas anunciadas el pasado 30 de diciembre —subida del IRPF y 8.900 millones de no disponibilidad de gasto—. Mientras, los Ayuntamientos deben reducir el déficit del 0,38% del PIB que registraron en 2011 al 0,30% en 2012.

Desde Madrid, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha defendido que la concesión de Bruselas de un déficit superior al 4,4% fijado en el plan de estabilidad, elaborado por el anterior Gabinete y pendiente de actualización, supone una victoria para España. "El Gobierno español ha ganado esta batalla", ha afirmado el ministro en una entrevista concedida a la Cadena SER.

"Nos han concedido el máximo que se podía dar", ha asegurado Margallo. "Estos son señores serios a los que se les puede renegociar la deuda", es lo que, según el ministro, han pensado en la UE, y ha añadido que esto ha sido posible porque ha venido precedido de importantes reformas.

Tal y como afirmó ayer el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, “lo más importante es el objetivo de 2013. Lo menos importante son las vías elegidas para reducirlo este año, en 2012”. La clave es la siguiente: Europa es inclemente con el 3% en 2013 y España ya aceptaba esa cifra como innegociable. Pero la trayectoria será finalmente algo menos amable de lo que esperaba el Ejecutivo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Las claves de los Presupuestos

El País Madrid

La recuperación de la inversión y el recorte de los gastos en prestaciones y empleo marcan las cuentas del Estado

Las empresas públicas impulsan la inversión

El gasto presupuestado en obras aumenta por primera vez en la crisis

La OIT reclama que los sueldos suban en España

“Nuevos recortes socavarían la demanda interna por encima de sus beneficios", dice

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana