Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los sindicatos convocan marchas contra la reforma el 19 de febrero

CC OO y UGT inician un "proceso de movilización ascendente"

Las centrales aseguran que la nueva ley "generará más paro" y aumentará "la precariedad" en el mercado de trabajo

Méndez, izquierda, y Toxo durante la rueda de prensa donde han convocado movilizaciones contra la neuva ley

Los dos principales sindicatos, CC OO y UGT, han anunciado hoy una "proceso de movilización ascendente" contra la reforma laboral aprobada ayer por el Gobierno de Mariano Rajoy y que entrará en vigor mañana tras ser publicada hoy en el BOE. La primera cita de dicho proceso será el próximo 19 de febrero, cuando las centrales han convocado "marchas en toda España" contra un decreto-ley que facilitará y abaratará el despido y que permitirá a las empresas una rebaja general de sueldos. “Abarata, facilita y desjudicializa el despido. Es brutal. Y habrá que leerse con mucho detalle lo que plantea para el sector público”, ha señalado el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo en una rueda de prensa junto a su homólogo de UGT, Cándido Méndez.

Lo preocupante, ha dicho Toxo, es que el Gobierno reconoce que esta reforma no va a crear empleo. “En mi opinión, lo que va a provocar es acelerar la destrucción de empleo por el abaratamiento del coste del despido, por las facilidades que pone con la previsión de pérdidas y la justificación de causas objetivas”, ha asegurado. “Se da la llave de la caja de la seguridad social a las empresas para que la utilicen a su conveniencia”, ha añadido el secretario general de CC OO, quien ha hablado de “democracia vigilada” al referirse a la actual situación de España bajo la presión de Bruselas, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Toxo ha calificado de daño “tremendo” esta reforma en cuanto a la negociación colectiva y los derechos de los trabajadores. Por su parte, Méndez ha asegurado: “A los padres los van a despedir barato y fácil y a los hijos los van a contratar fácil, a lo mejor, pero más barato”. En este sentido, Méndez ha argumentado que el despido con los 20 días se impondrá porque se elimina el control jurisdiccional y se carga el sentido de la carga de la prueba para que un trabajador se acoja a los 45 días. “Esta reforma en sus consecuencias prácticas es la del despido único y únicamente como respuesta gubernamental a la crisis económica”, ha afirmado el secretario general de UGT.

A las preguntas de los periodistas, Toxo ha dicho que esta reforma está llamada a acelerar el momento en el que España llegará a los seis millones de parados. “A mí me parece dramático que el Gobierno se instale en esta idea (algunos ministros lo reconocen en privado), y no se den los pasos para atajarlo”, ha explicado.

Sobre el nuevo contrato indefinido, calificado como “la estrella de esta reforma” por Méndez, el secretario general de UGT ha dicho: “Esta figura lo que pretende es que el Gobierno de una manera burda pueda reducir los contratos temporales. A la hora de la verdad, aumentará la precariedad y los jóvenes y trabajadores no tan jóvenes rotarán de manera permanente”.

“El Gobierno actúa como si España fuera un país intervenido", dice Cándido Méndez

El secretario general de UGT ha criticado duramente las maneras del Gobierno a la hora de ejecutar su reforma. “Es enorme el atropello porque ha sido un debate unilateral", ha señalado, y ha recalcado la actuación del Ejecutivo de Rajoy a espaldas de los actores sociales españoles. “El Gobierno actúa como si España fuera un país intervenido. Se está trabajando en una subordinación absoluta a Bruselas, a lo que quieren el Banco Central Europeo y el FMI”.

Movilizaciones

La reforma tendrá una respuesta en un corto periodo de tiempo. Comisiones Obreras y UGT han puesto en marcha un proceso de movilización con una fecha marcada en rojo: el 19 de febrero, día en el que los sindicatos llaman a los trabajadores a manifestarse contra la reforma laboral. “Esperamos que sea un proceso de movilización ascendente. El día 19 pretendemos que las calles de España sean un clamor contra la reforma laboral”, ha dicho Toxo. “El objetivo de la movilización que ponemos en marcha no es otra que buscar la posibilidad de hablar y negociar las cosas”, ha añadido. En este sentido, Méndez ha recordado que las movilizaciones no son definitivas, ya que, en su opinión, la siguiente etapa a recorrer sería “una negociación para atajar los atropellos que ha provocado esta reforma”.

Sobre una futura convocatoria de huelga general, Toxo lo ha supeditado al apoyo social cuando ha asegurado que dependerá de "la evolución de los acontecimientos y el grado de indignación de los trabajadores". “Lo que no va a suceder es que la fecha de la huelga general la ponga el presidente del Gobierno”, ha dicho el secretario general de CC OO.

Mendez ha llamado a la sensatez de los empresarios y ha apuntado que la reforma laboral lo que tendría que traer es dar un escenario donde se da más seguridad a los trabajadores ante la crisis, pero ahora las posibilidades son menores que antes. En sus palabras, “se confirma el peor de los escenarios en una situación muy mala”.

Más información