Kodak deja el negocio de las cámaras

La firma garantiza la asistencia técnica de sus aparatos y se centrará en los servicios de impresión

Dos hombres pasean delante de la sede de Kodak en Nueva York. / REUTERS

Eastman Kodak, la misma compañía que convirtió la fotografía en un hobby, renuncia a la cámara digital. El mismo producto que inventó es el que ahora amenaza su existencia. La compañía anuncia que también dejará de fabricar cámaras de vídeo digitales y captadores. Este paso radical lo justifica para reducir costes, en el marco de un profundo proceso de reestructuración al que se ha visto obligado por su mala situación financiera.

Kodak se declaró el mes pasado en suspensión de pagos y está revisando toda su estrategia de negocio para concentrarse en los productos que son más rentables. En ese proceso, la dirección ha anunciado el abandono a lo largo del primer semestre de este año de los dispositivos de captación de imágenes, lo único que producía en los últimos meses. En su lugar, pretende reforzar el programa de licencias en esta categoría.

La nueva división de consumo de Kodak, añade la firma en un comunicado, se centrará así en los servicios de impresión de fotografía y en las impresoras de mesa. La compañía seguirá ofreciendo asistencia técnica para los dispositivos que ya vendió y cubrirá la garantía. La compañía lo ve como un paso “lógico” en el proceso de reestructuración, que se ajusta a la tendencia en la industria.

La compañía que dirige el ejecutivo español Antonio Pérez, con 131 años de historia, se convirtió el pasado 20 de enero en la mayor víctima de la era digital. La marca que se relaciona en todo el mundo con la fotografía dominó el negocio como un monopolio. Ahora, su nivel de liquidez es dramático, tras seis años seguidos en pérdidas y con costes sociales que no es capaz de soportar.

Hace tres décadas, Kodak estaba entre de las 10 mayores corporaciones en EE UU. Citigroup acordó, en el marco de la suspensión de pagos, hacerle un inyección de 950 millones de dólares para ayudarle a operar durante el ajuste, que podría durar año y medio. Con el abandono de las cámaras digitales, espera conseguir unos ahorros operativos de 100 millones.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un regreso apresurado

La vuelta de Grecia a los mercados no garantiza su continuidad ni la sostenibilidad de la deuda pública

“Estoy decepcionado con la unión bancaria”

El magnate George Soros asegura que se ha perdido una gran oportunidad

Chile quiere ser potencia alimentaria

El país quiere invertir para impulsar sus vinos, salmones y frutos secos

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana