El beneficio del Santander cae el 35% tras cubrir el 50% del valor de sus inmuebles

Latinoamérica aporta ya más de la mitad del resultado y la red de Santander y Banesto en España, solo el 9%. -El banco sanea 1.812 millones en pisos y solares y 600 millones en Portugal

M. J. | Madrid 31 ENE 2012 - 08:50 CET

El Banco Santander obtuvo en 2011 un beneficio atribuido de 5.351 millones de euros, lo que supone un descenso del 35% con respecto a 2010. Dicho resultado habría sido de 7.021 millones de euros (-14%) si no se hubiera realizado en el cuarto trimestre un saneamiento de riesgos inmobiliarios en España por importe de 1.812 millones de euros brutos, así como la amortización de 600 millones de euros brutos del fondo de comercio de los negocios en Portugal.

Además, el Banco ha aplicado los 1.513 millones de euros netos procedentes de plusvalías a otros saneamientos extraordinarios. Las dotaciones para riesgo inmobiliario en España permiten incrementar la cobertura de los inmuebles adjudicados desde el 31% al 50%. El fondo de provisiones acumulado asciende ya a 4.278 millones de euros, frente a unos activos inmobiliarios adjudicados de 8.552 millones brutos.

Con ello, el banco que preside Emilio Botín sube el listón de las provisiones por inmuebles a un nivel superior al de los competidores que ya han presentado sus cuentas. El banco se prepara para las nuevas exigencias al respecto que prepara el Gobierno, que quiere que el precio de los activos en los balances de los bancos refleje su valor real de mercado. El Gobierno aún no ha concretado en qué consistirá la reforma financiera y sus exigencias y se espera que lo haga este viernes.

Emilio Botín, ha señalado a través de una nota de prensa que "Banco Santander ha demostrado su capacidad de generar resultados para alcanzar simultáneamente las exigencias de capital marcadas por la EBA [la Autoridad Bancaria Europea], aumentar sustancialmente las provisiones para los riesgos inmobiliarios y mantener la retribución de 0,6 euros por acción por tercer año consecutivo". Esa retribución se ha venido pagando en acciones mayoritariamente.

Aunque el beneficio también ha caído en esa región, Latinoamérica aporta más de la mitad del beneficio, concretamente el 51%, por primera vez en la historia del grupo. Brasil suma el 28%; México, un 10%, y Chile, un 7%. Europa Continental añade el 31%; Reino Unido, el 12%, y Sovereign ya alcanza el 6%. La red de Santander y Banesto en España solo aportó el 9% del beneficio.

En 2011, los ingresos de Banco Santander aumentaron a ritmos del 5%, hasta 44.300 millones, y absorbieron unos costes de 19.900 millones, que crecen al 9%, en parte debido a que las unidades en países emergentes están invirtiendo en apertura de oficinas y nuevos negocios. La diferencia entre ingresos y costes arroja un margen neto de 24.373 millones, con un crecimiento de más del 2%. El ratio de eficiencia es del 44,9%.

El beneficio antes de provisiones de 24.373 millones pone de manifiesto, según explica el banco, la capacidad de generación de beneficios futuros del Grupo, ya que en un contexto de menores necesidades de provisiones permitiría mejorar el resultado final. En 2011 el importe de las dotaciones netas para insolvencias asciende a 10.562 millones, un 3% más que en 2010 y casi 4.000 millones más que en 2008.

Además, en el cuarto trimestre el Banco ha decidido llevar a cabo saneamientos extraordinarios por un importe neto de 3.183 millones, de los que 1.513 millones proceden de las plusvalías obtenidas (por la venta de parte del negocio de seguros en Latinoamérica y del de financiación al consumo en Estados Unidos) y 1.670 millones del resultado del cuarto trimestre.

Con cargo al resultado del cuarto trimestre se han dotado 1.812 millones brutos a provisiones para el saneamiento del riesgo inmobiliario en España, así como 600 millones brutos para amortizar fondo de comercio de los negocios en Portugal.

Por su parte, las plusvalías de 1.513 millones netos generadas en el año se han destinado al saneamiento de carteras por 620 millones de euros y a la amortización de intangibles, la dotación de pensiones y otras contingencias por importe de 893 millones.

La tasa de morosidad del Grupo se sitúa en el 3,89%, lo que supone un aumento de 0,34 puntos con respecto a un año antes. Dicha tasa desciende en el negocio de financiación al consumo, en Sovereign y México. En España, la morosidad se sitúa en un 5,49%, con un aumento de 1,25 puntos en el año. Esa tasa se debe tanto a los nuevos impagos de préstamos como a la propia caída del crédito, que hace que los préstamos sin pagar tengan un mayor peso sobre el total. En Reino Unido, sube una décima, hasta el 1,86%. "En todos los mercados la tasa de mora está por debajo de la media del sector, especialmente en España, donde dicha media está más de dos puntos por encima de las unidades del grupo en este mercado", dice el banco.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Las nuevas inmobiliarias animan el mercado

Las compras de las socimi alcanzan los 1.600 millones en lo que va de año

España, paraíso de la moda

La supremacía mundial de Inditex y Mango ha contribuido a la creación de nuevas marcas de ropa y complementos

Telefónica puja por Brasil

Ramón Muñoz Madrid

El grupo de Alierta aspira con la compra de GVT a liderar el mayor mercado latinoamericano, desplazando a Slim

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana