Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania quiere que Grecia ceda el control de su presupuesto a la UE

La propuesta se hace en medio de las negociaciones del segundo paquete de rescate de 130.000 millones de euros

El Gobierno alemán está presionando a Grecia para que ceda el control de su política presupuestaria a la Unión Europea. Esta propuesta la ha planteado Alemania en medio de las negociaciones del segundo paquete de rescate de 130.000 millones de euros. De esta forma, la UE contaría con un nuevo comisionado que vigilaría las decisiones sobre el gasto y las medidas fiscales del país helénico.

Un documento con la propuesta ha sido entregado, la tarde del viernes, por Alemania a los distintos ministros de Finanzas de los países de la zona euro, ha revelado esta mañana el Financial Times. El escrito plantea mayores recortes presupuestales en defensa, sanidad y un compromiso total para que este año el déficit griego disminuya.

El diario económico británico asegura que el ministerio de Finanzas griego no ha sido notificado sobre la propuesta. "Ningún país ha presentado una propuesta semejante en el Eurogrupo", ha dicho un miembro del ministerio griego de Finanzas a Reuters bajo condición de anonimato, añadiendo que el Gobierno no hará comentarios oficiales a noticias basadas en fuentes no identificadas.

Grecia ha incumplido en reiteradas ocasiones los objetivos fiscales impuestos por sus prestamistas internacionales y necesita llegar a un acuerdo con sus acreedores en los próximos días para desbloquear su próximo paquete de ayuda y evitar una suspensión de pagos caótica.

Bajo el control presupuestario, Atenas solo podrá gastar los fondos necesarios para la operación del Gobierno y se dedicará a liquidar la deuda, de esta forma -asegura Alemania- los países de UE y los mercados se asegurarían de que el incumplimiento de las condiciones del rescate no se volvería a incumplir. Es probable que esta idea provoque una fuerte reacción en Grecia, con miras a las elecciones previstas para abril.