Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Las dudas vuelven a la deuda y las Bolsas caen con fuerza pese al acuerdo del viernes

La prima de riesgo española vuelve a superar transitoriamente los 400 puntos básicos a la espera de lo que decida el BCE. -El euro baja a 1,31 dólares por primera vez desde octubre

Los inversores han recuperado hoy con fuerza las ventas sobre la deuda de los socios del euro bajo presión después del leve respiro de unas horas con el que acogieron los acuerdos de la cumbre de Bruselas. La reunión de jefes de Estado de la UE se cerró con un paso adelante hacia la unión fiscal, un paso atrás con respecto a las relaciones con Londres y sin soluciones sobre la incertidumbre relativas a la resolución de la crisis fiscal, pendiente de lo que decida a partir de ahora el Banco Central Europeo. A la espera de que su presidente, Mario Draghi, opte o no por la compra masiva de deuda pública que pondría fin al acoso, las puertas siguen abiertas a la duda. El resultado ha sido que, una vez más, las primas de riesgo han subido, las Bolsas han caído con fuerza y el euro ha bajado a 1,31 dólares por primera vez desde principios de octubre.

En concreto, el sobreprecio exigido a los bonos españoles a 10 años frente a los alemanes, la conocida como prima de riesgo y que supone el mejor indicador para medir la confianza de los inversores en las finanzas de un país, ha llegado a subir en más de 42 puntos básicos frente a la jornada anterior. El repunte, que se ha ido moderando a partir de ese momento, ha estado motivado por el ascenso del interés reclamado por los títulos del Tesoro con vencimiento en 2021 hasta superar la cota psicológica del 6% durante unos minutos. Al mismo tiempo, por los alemanes reclaman un 2,052%.

Con este ascenso, la prima de riesgo ha vuelto a superar temporalmente los 400 (401) por primera vez en lo que va de mes y tras tocar los 397 puntos básicos en la mañana del viernes. Después de aquello, tras un análisis de las conclusiones, empezó a cundir el optimismo por la esperanza de que el BCE cumplirá ahora con su parte y las compras regresaron a los mercados.

Sin embargo, está claro que el instituto emisor, que se ha alineado con la postura de Berlín, se tomará su tiempo antes de aumentar su programa de ayuda a los países con dificultades de financiación. La decisión definitiva contra la crisis sigue estando en manos de los políticos, recordaba ayer el presidente del banco central alemán (Bundesbank), Jens Weidmann.

Flecos pendientes del acuerdo del viernes

La cita del viernes deja muchos flecos. Entre ellos destacan que el acuerdo se debe ratificar por los 26 países firmantes y que faltan 10 días para que se confirme el préstamo de 200.000 millones al FMI para que este acuda en ayuda de los Estados con problemas, con lo que todavía puede producirse algún disgusto. Por este motivo, los inversores han entendido que conviene ser prudentes.

Sobre la situación actual de la deuda española, aunque el aumento de la presión deja en papel mojado la mejora de las pasadas semanas, la prima sigue a cierta distancia del récord que marcó en noviembre al borde los 500 puntos básicos. Asimismo, tras rebasar los 400 puntos, luego ha moderado su repunte a los 376 puntos, 17 en medio de rumores de que la autoridad monetaria del euro estaría adquiriendo pequeñas cantidades de deuda de Italia e Irlanda, según Bloomberg.

Junto al repunte de la prima de riesgo española, también aumentaba el diferencial entre la deuda italiana y la alemana, de referencia por su estabilidad. En concreto, el sobreprecio exigido a sus títulos a 10 años frente a sus homólogos germanos, ha llegado a subir en unos 50 puntos básicos hasta rebasar los 470. Los inversores han acogido mal el balance de una esperado subasta del Tesoro italiano con letras a 12 meses, que no ha sentado bien a la cotización de su deuda. Al cierre, ha acabado en 454 puntos, unos 32 más.

Subasta del Tesoro italiano

La operación ha cosechado un resultado positivo, ya que el Estado italiano ha cubierto objetivos al colocar 7.000 millones de euros con una alta demanda y un descenso en su rentabilidad, aunque los intereses comprometidos se mantienen en niveles altos. En concreto, el tipo más alto al que los inversores han estado dispuestos a comprar estos títulos ha pasado del 6,087% que pagó hace un mes al 5,952%. Según una nota del Banco de Italia, la demanda casi duplicó la oferta con 13.472 millones de euros, una relación que arroja una ratio de cobertura de 1,9 veces. Este alto apetito ha estado ayudado, eso sí, por el hecho de que hoy tampoco se han cobrado comisiones en las compras de bonos.

El balance de la subasta, con ser positivo, no ha servido para cambiar de tendencia en los mercados ya que, tras la avalancha de medidas para apoyar la liquidez de la banca del BCE, los mercados esperaban algo más de demanda y menores intereses. El miércoles, el Tesoro italiano afronta otra prueba con una emisión de bonos a cinco años, unos títulos que hoy se intercambiaban a un tipo récord del 7% en el mercado secundario. Más malos augurios.

Con vistas al futuro, el Banco de Pagos Internacionales afirma en su informe publicado hoy que Italia cuenta con la capacidad de afrontar durante "algún tiempo" los elevados intereses que le exigen los mercados para financiarse. Según argumenta, dado el perfil de vencimientos de su deuda (de siete años de media) sería necesario un "largo periodo" de tipos altos para que se trasladen de manera significativa a lo que paga por colocar sus títulos. A partir de una simulación que "serían necesarios al menos tres años" abonando estas rentabilidades para que los costes anuales superarsen el 2% del PIB.

Italia acumula un tercio de las necesidades de financiación de la eurozona en el primer trimestre de 2012 sin signos de un cambio a corto plazo de la situación, lo que augura más precios altos y dudas sobre la demanda. Entre enero y marzo, según UBS, debe pagar 53.000 millones en vencimientos de su deuda, que en total supera el 120% de su PIB. El interés medio de sus bonos que vencen de aquí a 2016 equivale a unos 3.200 millones solo en intereses. Los analistas consideran que el balance de este proceso dará una pista sobre la distancia que queda de aquí al final de la crisis.

En cuanto al resto de países bajo presión en los mercados de deuda, las primas de riesgo de Francia (126 puntos, 14 más), Bélgica (253, 13 más) y Austria (113, 7 más) también se incrementaban. Entre los rescatados, solo Grecia veía reducir su diferencial, aunque con su prima en 3.245 puntos básicos, la bajada era insignificante.

Pérdidas en las Bolsas

En las Bolsas de referencia europeas, tras el balance positivo de la semana pasada, también han regresado las ventas con la banca al frente de las pérdidas. En España, Santander o BBVA se han dejado un 4,22% y un 3,93%.

Al cierre, las caídas han ido ampliándose a lo largo de la jornada hasta acabar el día en el 3,11% para Madrid y en el 3,36% para Fráncfort; París se ha dejado un 2,61% y Londres un 1,85%. El farolillo rojo ha vuelto a ser Milán, que ga cedido un 3,79%. La jornada se ha visto condicionada por las nuevas amenazas de las agencias de medición de riesgo Moody's, S&P y Fitch, que han insistido en los riesgos sobre la eurozona aumentan. La primera, de hecho, ha insistido en que rebajará las calificaciones de la deuda de los países europeos por la falta de acuerdos en la cumbre de Bruselas del viernes.

En los mercados de divisas, el euro perdía posiciones frente al dólar y se cambiaba, por primera vez desde principios de octubre, a 1,31 unidades del billete verde condicionado por el descenso en los tipos de interés anunciado el pasado jueves por el BCE.

Salgado afirma que "los mercados se tranquilizarán" cuando se implementen las medidas

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Elena Salgado, ha asegurado hoy que "los mercados se tranquilizarán" si los países de la Unión Europea son capaces de implementar de forma rápida los acuerdos adoptados en la pasada cumbre para avanzar hacia una mayor integración política y fiscal.

En rueda de prensa para ofrecer los datos de la recaudación por fraude fiscal, Salgado ha reconocido que, pese a los acuerdos alcanzados la pasada semana en el seno de la UE, hoy ha seguido subiendo la prima de riesgo de la deuda soberana, el diferencial entre lo que paga España por financiar su deuda pública respecto a Alemania.

"Parece como si los resultados de la cumbre necesitaran consolidarse y asentarse", ha dicho.

La vicepresidenta ha confiado en que los países europeos sean capaces de hacer efectivas de forma rápida las decisiones adoptadas en Bruselas, lo que cree que sólo será posible a través de la firma de un tratado intergubernamental.

Más información