Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pilotos de Iberia harán huelga los días 18 y 29 de diciembre

Los trabajadores defienden que las fechas "se han elegido para perjudicar lo mínimo posible a la industria turística" y aseguran que se han agotado las negociaciones

Los representantes de los pilotos de Iberia, antes de la rueda de prensa en la que han comunicado las fechas de la huelga.
Los representantes de los pilotos de Iberia, antes de la rueda de prensa en la que han comunicado las fechas de la huelga. ULY MARTÍN

Los pilotos de Iberia harán huelga el domingo día 18 y el jueves 29 de diciembre, en vísperas de las fechas navideñas en el primer caso y dos jornadas antes de Nochevieja en el segundo, según han anunciado los representantes de los trabajadores esta mañana en rueda de prensa, informa Amanda Mars. Con estos paros, el colectivo protesta contra la decisión de la compañía de crear una filial de bajo coste para los vuelos de corto y medio radio, la nueva Iberia Express.

Según ha explicado el presidente del sindicato de pilotos de Iberia (Sepla-Iberia), Justo Peral, la medida de ir a la huelga se ha adoptado tras haber agotado las negociaciones con la dirección de la compañía. Las fechas, ha continuado, "se han elegido para perjudicar lo mínimo posible a la industria turística española" ya que tienen "poco movimiento de viajeros". "No queremos hacer daño, aunque la empresa sí quiere", ha asegurado Peral.

Los pilotos dicen que las fechas elegidas tienen "poco movimiento de viajeros"

Iberia se compromete a facilitar cambios de vuelos o fechas, y reembolsos a los afectados

Las agencias denuncias que el mero anuncio de la huelga "ya ha provocado que la gente no haya comprado los billetes"

"Lamentamos tener que anunciar que Sepla ha decidido tomar la última medida que nos hubiera gustado tener que tomar", ha declarado el representante sindical antes de asegurar que han "estado esperando hasta el último minuto a la empresa para evitar esta situación". El colectivo convoca los paros en solitario, ya que los tripulantes de cabina de la aerolínea han rechazado sumarse a la protesta.

"Lamentablemente, el Sepla ha confirmado que hará huelga", ha reaccionado Iberia a través de un comunicado en el que también adelanta que pondrá "todos los medios" a su alcance para paliar los efectos de los paros. En el texto, la aerolínea recuerda que corresponde ahora al Ministerio de Fomento decidir los vuelos que entrarán dentro de los servicios mínimos. "En cuanto conozcamos los mínimos, reorganizaremos la operación e informaremos de vuelos afectados. Facilitaremos cambios de vuelos o fechas, y reembolsos de los billetes para dar alternativas de viaje a los pasajeros afectados", añade.

A la espera de los servicios mínimos

Habitualmente, señala Iberia, "están protegidos todos los vuelos con Canarias y Baleares". "También suelen estar protegidos más del 90% de los vuelos de largo radio y protegidos una buena parte de los de corto y medio radio", aseguran desde la aerolínea. Los pilotos, de su lado, se han comprometido a "cumplir a rajatabla" con los servicios mínimos que fije Fomento, aunque puedan ser considerados como abusivos.

Desde el sector turístico, los hoteleros han criticado que la huelga es "absolutamente inadmisible" e "intolerable". En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la patronal hotelera (Cehat), Ramón Estalella, ha recordado que "todos los años en las mismas fechas nos encontramos con los mismos problemas y siempre por parte de un determinado colectivo relacionado con el transporte aéreo" o con los transportes en general.

Por este motivo y para evitar que las protestas de un sector que acaban afectando al resto se repitan, ha reclamado una nueva regulación de los servicios esenciales, entre los que también ha incluido la electricidad o la seguridad. Además, sobre las declaraciones de Peral de que las fechas se han elegido para minimizar los daños en el sector turístico, Estalella ha asegurado que el daño ya está hecho porque el anuncio de huelga hace semanas ha supuesto que muchas personas hayan anulado ya sus viajes.

Propuesta insatisfactoria

En cuanto a las causas del conflicto, la dirección de Iberia rechazó ayer la alternativa que le ofrecieron los pilotos para ahorrar sin necesidad de crear la filial de bajo coste. La aerolínea aseguró que la propuesta presentada por la sección sindical del SEPLA en Iberia presenta ahorros de 15 millones de euros anuales, frente a los 100 millones anuales que calcula que ahorrará con la nueva compañía. Iberia señaló que los pilotos "no han ofrecido rebajarse el sueldo en ningún porcentaje, y menos aún en el 50%, como ha afirmado el representante del SEPLA en Iberia".

"La única oferta salarial por parte del SEPLA-Iberia, acorde con la propuesta de la compañía, fue la de permitir dos nuevos niveles de entrada de pilotos dentro del escalafón de la compañía", una medida que crearía ahorros anuales por valor de 15 millones, "muy lejos de lo que Iberia necesita para evitar las pérdidas y crecer". Sin embargo, el SEPLA sostiene que su propuesta, auditada por Grant Thorton, logra un ahorro anual de 100 millones solo con las medidas adoptadas para pilotos, informa Europa Press.

Iberia pidió a los pilotos, además, que reflexionen "sobre la falta de justificación de una huelga que, además, cuenta con el rechazo de al menos el 92% de trabajadores de la compañía", ya que los tripulantes de cabina han rechazado secundarla.

Derechos de los consumidores

Las asociaciones de consumidores recuerdan el derecho de los usuarios a que se le reembolse el dinero del billete en caso de cancelación. Según destaca Facua a través de su página web, los clientes también derecho a una compensación económica de entre 125 a 600 euros en caso de retraso superior a las tres horas en destino. Esta cuantía depende de la distancia del viaje y la cantidad de horas de retraso.

En caso de cancelación, la normativa española y comunitaria obliga a la compañía a ofrecer un vuelo alternativo o, en su defecto y de ser viable, otro medio de transporte. Asimismo, debe proporcionar comida y bebida durante la espera. Y si es necesario, alojamiento en hotel y el transporte entre el aeropuerto y aquél. Las aerolíneas sólo están exentas de afrontar estas compensaciones si los problemas ocurrieron por causa de fuerza mayor, que es donde no hay consenso sobre si una huelga entra o no en este apartado.

Además, si se sufren perjuicios como la pérdida de días de vacaciones o trabajo, los usuarios pueden exigir el pago de indemnizaciones adicionales, recuerda Facua. Para ello, es esencial guardar todas las facturas y reclamar por escrito ante la compañía. En caso de no recibir respuesta, dirigirse a las autoridades de Consumo de cada Comunidad Autónoma o ante la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento. Si se trata de viajes combinados lo preferible es presentar las reclamaciones tanto ante la compañía aérea como ante la agencia de viajes.

En este caso, la asociación afirma que si la cancelación del vuelo supone la pérdida de un paquete turístico hay que reclamar "el reembolso de todas las cantidades pagadas o la realización de otro viaje combinado igual o superior siempre que la empresa pueda proponérselos".

Desde el punto de vista de Facua, las empresas deben asumir el riesgo de huelga cuando se produce la contratación de un servicio y "más aún cuando este es anunciado previamente", ya que en caso contrario se el consumidor estaría "indefenso".